La Inspiración de los Profetas

Lección 5

Para el 31 de Enero del 2009


“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia” (2 Timoteo 3:16).

INTRODUCCIÓN

Por medio de visiones y sueños, el Espíritu Santo revelaba verdades a los profetas (revelación); y luego se aseguraba, por medio de su conducción en el proceso de escritura (inspiración), que lo que el profeta escribía estaba en armonía con lo que Dios había revelado.

A continuación estudiaremos el tema de la inspiración, sus implicancias, las teorías que existen al respecto y la relación entre: Revelación – Inspiración – Iluminación. En este sentido necesitamos definir  estos tres términos y entender  el profetismo bíblico y el moderno

     I.               REVELACIÓN

La palabra revelación en sí es una palabra que viene del griego apokalupsis que significa develamiento (relacionado con el verbo apokalupto, que significa desvelar, develar, descubrir) W.E. Wine, Diccionario expositivo de palabras del antiguo y del nuevo testamento (1999): 786.

La “revelación” especial es el “contenido” del mensaje comunicado por Dios a su profeta en el proceso de la inspiración. Los adventistas sostienen que este contenido, el mensaje profético, es infalible (inerrante), fidedigno (totalmente suficiente, confiable), y autoritativo.

Este concepto se proyecta sobre tres corolarios:

a.                  El hombre es incapaz de percibir ciertos tipos de información mediante sus propios recursos o por su propia observación

b.                  Dios se complace en hablar

c.                   Este acto tiene lugar y se desenvuelve dentro de la historia humana.

Dios se ha revelado a sí mismo, en una forma limitada, en la naturaleza, la que nos da vislumbres de su poder, sabiduría, y gloria. Pero la naturaleza es insuficiente para revelar claramente la persona de Dios, su santidad, su amor redentor, y sus propósitos eternos para la raza humana. Así la revelación sobrenatural trasciende a la revelación natural de Dios en la naturaleza, y consiste principalmente en la manifestación de Dios acerca de sí mismo y de su voluntad mediante el trato directo con la humanidad.

¡Dios habla! En el Antiguo Testamento, Jeremías habla por todos los profetas cuando testifica que Jehová... tocó mi boca, y me dijo: He aquí he puesto mis palabras en tu boca (Jer. 1:9). En el Nuevo Testamento, Pablo nos asegura que el Espíritu Santo dice claramente (1 tim. 4:1). En otro lugar pablo sigue asegurándonos que Dios revela sus misterios a los profetas mediante revelación, la cual es una obra progresiva; Pablo contrasta el conocimiento natural con la información que es revelada por el Espíritu Santo. Este conocimiento no puede obtenerse de ninguna otra manera y de ninguna otra fuente” (Roger Coon, Traducido y editado por el centro de investigación White, Libertador San Martín, Entre Ríos, Argentina, 1989. Edición 1997. Traducción: Silvia Scholtus de Roscher.)

   II.               INSPIRACIÓN

La inspiración bíblica profética es un proceso por medio del cual Dios capacita a un hombre o una mujer de su especial elección para recibir y comunicar en forma precisa, competente, y fidedigna los mensajes de Dios para su pueblo. En2 tim. 3:16 se emplea la palabra griega theópneustos la cual es una contracción de otras dos palabras griegas, teos (Dios) y pneuma (soplo de aire). Lo que él estaba literalmente diciendo era: “toda la Escritura es insuflada por Dios”

De allí que algunos toman esto simplemente como una metáfora literaria encantadora, sin embargo es significativo porque el profeta experimentaba el fenómeno físico a manera de enajenamiento en estado de visión, Dios insuflaba aire literalmente; el profeta no respiraba mientras estaba en esta condición. La inspiración del profeta es diferente en género, más que en grados de inspiracn.

Toda la Escritura es inspirada por Dios…” 2 Timoteo 3:16

“Toda la Escritura”

Aunque Pablo aquí se refiere específicamente al AT, su declaración también es verdadera respecto al NT. Dios no autoriza a los hombres a distinguir entre lo que ellos suponen que es divinamente inspirado y lo que piensan que es sólo un producto del ingenio humano. O sea toda la Biblia es inspirada

“Inspirada por Dios”

Gr. theópneustos, "exhalado o soplado por Dios". Pablo está diciendo que la Biblia tuvo su origen en una actividad del Espíritu Santo. Pablo presenta aquí por qué la Biblia hace al hombre "sabio para la salvación" (vers. 15): porque ella es el pensamiento de Dios comunicado a los hombres. La vitalidad de las Escrituras se debe a la vida que Dios ha alentado en ellas. La persistencia de su encanto y su idoneidad para satisfacer cada necesidad humana testifican de su autoridad divina.

En el griego esta oración no tiene la cópula verbal: "es". Por lo tanto, algunos comentadores traducen: "Toda Escritura inspirada por Dios es útil. . ." Sugieren así que si bien los pasajes inspirados tienen su función, se entiende que la Biblia incluye pasajes no inspirados. El texto griego permite colocar el verbo "es" en una u otra parte. Sin embargo, la traducción de la RVA está más de acuerdo con lo que de sí misma enseña la Biblia: que toda la Escritura es inspirada. Un eminente erudito moderno, C. F. D. Moule, argumenta diciendo que este pasaje "muy difícilmente podría significar 'toda escritura inspirada', y es mucho más probable que signifique 'el conjunto de la Escritura [es] inspirado' " (An Idiom Book of New Testament Greek, p. 95).

Otros comentadores abogan por el significado verbal activo de theópneustos, y traducen: "Toda escritura exhala a Dios". Sin embargo, la sintaxis y el testimonio de las Escrituras apoyan la interpretación en voz pasiva. La voz activa anula el indudable aserto de que toda la Escritura es inspirada por Dios. Si así fuera el texto sólo diría que la Biblia, como los otros escritos religiosos, gira en torno de Dios y contiene los mejores pensamientos humanos en cuanto a Dios.

“…los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” 2 Pedro 1:21

“Los santos hombres de Dios hablaron”

La evidencia textual favorece el texto: "hablaron los hombres [de parte] de Dios"; es decir, los hombres que fueron inspirados por el Espíritu Santo presentaron los mensajes que habían recibido de Dios.  Los que son inspirados por el Espíritu Santo tienen que ser santos, hombres de Dios.  Cualquiera que sea el texto que se prefiera, el significado es virtualmente el mismo.

“Inspirados”

Gr. féro, "llevar"; en voz pasiva, "ser guiado", "ser llevado", lo que quizá sugiera velocidad o fuerza, como lo que es impulsado por el viento.  En Hech. 27:15, 17 se usa este verbo para referirse al barco impulsado por el viento, y en Hech. 2:2 para describir el recio viento que soplaba cuando el Espíritu Santo descendió sobre los creyentes en Pentecostés.  El uso de féro implica que los profetas fueron llevados, impulsados por el Espíritu como un barco es movido por el viento.  Estaban completamente bajo la dirección del Espíritu.

a.                  Teorías importantes acerca de la inspiración:

                                  i.          La inspiración verbal

Todas las palabras fueron inspiradas por Dios, quien las elige del vocabulario y el trasfondo educativo del escritor. Solo los escritos originales de los escritores bíblicos son inspirados, no las copias, que pueden tener errores. Este concepto debe distinguirse de la teoría del dictado de la inspiración, en la que cada palabra de las Escrituras fue dictada por el Espíritu Santo sin tomar en cuenta el vocabulario y la educación del escritor.

                                 ii.          Inspiración del pensamiento

Los pensamientos, y no las palabras de la Biblia, fueron inspirados (1 Cor. 7:10-12, 39, 40; 1 Tes. 2:13), excepto cuando se citan palabras de Dios o de un ángel (Jer. 29:30, 31; Apoc. 19:9), o cuando Dios habla directamente por intermedio de un profeta (Núm. 22:35; 23:1-12, 26). El escritor recibe la visión, el sueño o el pensamiento y lo escribe en sus propias palabras (Isa. 2:1, 2; Apoc. 4:1); el Espíritu Santo se asegura que las palabras usadas presenten la verdad de Dios correctamente. La Biblia, por lo tanto, es declarada como la revelación infalible de la voluntad de Dios.

Los adventistas se aferran a la inspiración de los pensamientos. “No son las palabras de la Biblia las inspiradas, sino los hombres son los que fueron inspirados. La inspiración no obra en las palabras del hombre ni en sus expresiones, sino en el hombre mismo, que está imbuido con pensamientos bajo la influencia del Espíritu Santo. Pero las palabras reciben la impresión de la mente individual. La mente divina es difundida. La mente y la voluntad divinas se combinan con la mente y la voluntad humanas. De ese modo, las declaraciones del hombre son la palabra de Dios” (1 MS 24).

b.                  La Inspiración y Los Asistentes Literarios

Por las Escrituras sabemos que algunos de los autores bíblicos tuvieron secretarios para ayudarlos a escribir los mensajes de Dios.

                                  i.          Jeremías - Baruc

“Y llamó Jeremías a Baruc hijo de Nerías, y escribió Baruc de boca de Jeremías, en un rollo de libro, todas las palabras que Jehová le había hablado” Jeremías 36:4

“Baruc”

Baruc era secretario o amanuense del profeta. Los príncipes sentían muchos deseos de saber quién era el responsable del mensaje del profeta. ¿Habría Baruc empleado sus propias palabras para expresar las ideas del profeta, o se trataba de palabras textuales de éste? La respuesta de Baruc reveló que las palabras eran en verdad las de Jeremías (vers. 18)

                                ii.          Pablo - Tercio

“Yo Tercio, que escribí la epístola, os saludo en el Señor” Romanos 16:22

“Tercio”

Secretario de Pablo, a quien el apóstol permitió que enviara un saludo en su propio nombre. Parece que Pablo por lo general dictaba sus cartas a un escriba y añadía un saludo de su propia mano (ver 1 Cor. 16: 21; Col. 4: 18; 2 Tes. 3: 17; com. Gál. 6: 11).

“En el Señor”

Esto indica la clase de colaboradores que Pablo buscaba. Tercio no era sólo un escriba sino un hermano en la fe, y debe haber seguido con gran interés las instrucciones de Pablo para los cristianos de Roma.

                              iii.          Elena G White - Marian

"Después de la muerte de mi esposo, se me unieron fieles ayudantes, los que trabajaron infatigablemente en la obra de copiar los testimonios y preparar artículos para su publicación" (1 MS 57).

La mayoría de sus libros no fueron escritos como libros, sino que eran reunidos de materiales escritos previamente, ella necesitaba ayuda especial en su producción. Marian Davis fue la que preparó los libros de Elena de White. "Ella [...] toma mis artículos que han sido publicados en los periódicos, y los pega en libros [hojas] en blanco. También tiene una copia de todas las cartas que escribo. Cuando prepara un capítulo para un libro, Marian recuerda que he escrito algo sobre ese punto especial, que puede darle más fuerza al asunto. Empieza a buscarlo y, cuando lo encuentra, si ve que da mayor claridad al capítulo, lo añade. Los libros no son producciones de Marian, sino mi propia producción, recopilados de todos mis escritos" (3 MS 101, 102).

Pero no son verdaderos los informes que han circulado, que se permitía a cualquiera de mis ayudantes añadir material o cambiar el sentido de los mensajes que escribo (Mensajes selectos, tomo 1, p. 57).

c.                  La inspiración y el uso de fuentes externas

Los escritores bíblicos copiaron uno del otro sin dar crédito a las fuentes, y aparentemente no tuvieron ningún remordimiento en cuanto a esta práctica: Miqueas (4:1-3) usó trozos de Isaías (2:2-4). El escriba que compiló 2 Reyes (18-20) también usó material de Isaías (36-39). Mateo y Lucas tomaron mucho de Marcos al igual que de otra fuente conocida.

                                  i.          Pablo - Epiménides

Alrededor del año 600 A.C., Epiménides escribió:”Ellos forjaron una tumba para ti, oh santo y sublime: los cretenses, ¡siempre mentirosos, malas bestias, barrigas ociosas! Pero tú no estás muerto, tú vives y permaneces para siempre. Porque en ti vivimos y nos movemos y tenemos nuestro ser. El apóstol Pablo usó estas palabras dos veces: una en Tito 1:12 (Uno de ellos, su propio profeta, dijo: los cretenses, siempre mentiroso, malas bestias, glotones ociosos), y la otra en su sermón sobre la colina de Marte en Atenas, en Hechos 17:28 “Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos”.

                                ii.          Juan - Enoc

El Apocalipsis de Juan contiene trozos considerables que están tomados en conjunto del libro de Enoc, una obra pseudoepigráfica de la cual se sabe que estuvo circulando unos 150 años antes de que Juan escribiera el último libro de la Biblia. Incluso Judas tomó prestado un renglón de la misma fuente (He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares). En nuestro Nuevo Testamento se han citado unos quince libros apócrifos o pseudoepigráficos (generalmente sin dar crédito a la fuente).

                              iii.          Lucas - Diversos

Nos cuenta que, antes de escribir el Evangelio que lleva su nombre, realizó una importante investigación de fuentes disponibles en ese entonces:

“Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas... me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosa en las cuales has sido instruido” (Lucas 1:1, 3, 4).

                                  i.          Elena de White - Historia

En algunos momentos usó otros libros como fuentes para sus propias obras. En la introducción a El conflicto de los siglos, escribió: "Los grandes acontecimientos que marcaron los pasos de la reforma que se dieron en siglos pasados son hechos históricos harto conocidos y universalmente aceptados, que nadie puede negar. [...] En algunos casos, cuando he encontrado que un historiador había reunido los hechos y presentado en pocas líneas un claro conjunto del asunto, o agrupado los detalles en forma conveniente, he reproducido sus palabras, no tanto para citar a esos escritores como autoridades, sino porque sus palabras resumían adecuadamente el asunto. Y, al referir los casos y los puntos de vista de quienes siguen adelante con la obra de reforma en nuestro tiempo, me he valido en forma similar de las obras que han publicado" (CS 14).

 III.               ILUMINACIÓN

Es la obra del Espíritu Santo sobre la mente del ser humano que lo capacita para entender correctamente la palabra de Dios revelado en la biblia. Es un acto divino por el cual Dios capacita al hombre para entender la revelación especial y la inspiración, un ejemplo lo tenemos en (Juan 16:13,14) “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad”.

Esta obra del Espíritu Santo está contenido en las palabras de Jesús a sus discípulos, concernientes a la venida del Consolador: El os enseñará todas las cosas, él os recordará las palabras de Jesús (¡La única fuente común de la cual proceden los escritos de los profetas!), y haciendo esta obra Él os guiará a toda la verdad que la mente humana sea capaz de comprender.

En este sentido se puede afirmar que:

a.                  El Espíritu Santo mismo es el maestro

b.                  .El contenido de esta enseñanza circunda en toda la verdad

c.                   El propósito de la iluminación es glorificar a Cristo

d.                  La carnalidad del creyente puede anular este ministerio.

Elena de White habla de tres maneras por medio de las cuales el Señor nos revela su voluntad para guiarnos, y para habilitarnos para guiar a otros:

a.                  Mediante una comprensión de lo que los escritores inspirados escribieron a lo largo de las épocas para nuestra amonestación

b.                  Mediante circunstancias sobrenaturales (señales)

c.                   Mediante la impresión directa del Espíritu Santo sobre la mente y corazón del cristiano en forma individual.

CONCLUSIÓN

La revelación de Dios y la inspiración de sus profetas son procesos dinámicos. El Espíritu Santo capacita al hombre para entender correctamente lo revelado en la Biblia 


Pastor Alfredo Padilla Chávez

Pastor IASD Puente Piedra “A” - Lima, Perú

Escríbenos (sugerencias, pedidos) a:

apadilla@apcnorte.org.pe ; apadilla88@hotmail.com

 

www.apcnorte.org.pe

http://www.pmministries.com

http://www.pmministries.com/CEES/2009/ES1/PowerPoint/Espanol/APC1.ppt

 

 

El Pastor Alfredo Padilla , ha autorizado al Dr. Martínez a  publicar en el Centro de Escuela Sabática de Ministerios PM, sus comentarios semanales de la Escuela Sabática

 


 

[Acerca de Nosotros]  [Centro Internacional de la Escuela Sabática]  [Ministerios de Iglesia][Ministerio de la Salud] [Ministerio de la Palabra]  [Ministerio Profético] [ Ministerios Apologético] [Ministerios de Música]  [Ministerios Audio-Visual [Centro White MPM]  [Centro de investigación]  [Centro de Noticias MPM] [Historia IASD]  [Iglesias ASD en la Red]  [Escríbenos]  [Conozca a Marissa]  [Conozca al Dr. Martínez]  [Foto-Album  Familia Martínez [Home]

 

Usted es el Visitante FastCounter by LinkExchange