El don profético y la iglesia remanente de Dios

Lección 4

Para el 24 de Enero del 2009


Lee: Apocalipsis 12; 14:1-12.

Descubre: ¿Qué significa remanente? ¿Cuáles son las características del pueblo remanente? ¿Qué representan los símbolos de Apocalipsis 12? ¿Qué eventos históricos pueden observarse como cumplimiento de este capítulo? ¿Cuál es el significado de las frases “testimonio de Jesús” y “el espíritu de la profecía”?

Memoriza y considera: “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo” (Apoc. 12:17).

Pensamiento clave: Pocos son llamados a ser profetas; pero es nuestra responsabilidad, como miembros de la iglesia remanente de Dios, compartir la revelación que hizo Dios de la verdad a un mundo moribundo.

PROPÓSITOS DE LA LECCIÓN DE ESTA SEMANA

·            Saber que el pueblo de Dios tiene el don de profecía.

·            Sentir gratitud por el testimonio de Jesús acerca de sí mismo, y el deseo de testificar de él.

·            Hacer que otros también conozcan lo que Jesús nos ha revelado.

“Uno de las dones del Espíritu Santo es el de profecía. Este don es una de las características distintivas de la iglesia remanente y se manifestó en el ministerio de Elena G. de White. Como mensajera del Señor, sus escritos son una permanente y autorizada fuente de verdad, y proveen consuelo, dirección, instrucción y corrección a la iglesia. Ellos también establecen con claridad que la Biblia es la norma por la cual debe ser probada toda enseñanza y toda experiencia” (Creencias de los adventistas del séptimo día, p. 246).

I. UNA MUJER VESTIDA DE SOL

1. ¿Quién representa la mujer vestida de sol?

“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas” (Apoc. 12:1).

En el Antiguo Testamento la verdadera iglesia se simboliza algunas veces por medio de una mujer (Isa. 54: 5-6; Jer. 6: 2).  Cuando la iglesia apostató, fue comparada con una mujer corrompida (Jer. 3: 20; Eze. 23: 24).  Los mismos símbolos aparecen en el Nuevo Testamento (2 Con 11: 2; Efe. 5: 25-32; Apoc. 17: 1-3).

En Apoc. 12 la mujer representa a la verdadera iglesia.  Esta mujer, que está por dar a luz a Cristo (Apoc. 12: 2, 4-5) y es perseguida después de la ascensión de Cristo (Apoc. 12: 5, 13-17), representa a la iglesia tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo (Hech. 7: 38).

La expresión “vestida del sol” es una representación de la gloria de Dios, especialmente como se revela en el Evangelio; pero la mujer que representa a la iglesia falsa es descrita, por contraste, como ataviada con ropas escandalosas y con una copa llena de abominaciones (Apoc. 17: 4).

“Con la luna debajo de sus pies” es símbolo del sistema de ritos y ceremonias que llevaban a cabo  en el Antiguo Testamento que tuvieron su cumplimiento en la vida y muerte de Cristo. Así como  la luna da su brillo gracias porque recibe luz del sol.

“Sobre su cabeza una corona de doce estrellas” representa la victoria que tuvo la iglesia en difundir las buenas nuevas de salvación por medio de los 12 apóstoles en primer siglo de nuestra era, pero también en la Biblia menciona de las doce tribus de Israel literal y espiritual.   Los comentadores han aplicado en general este símbolo a los 12 patriarcas a los 12 apóstoles, o a ambos.

“Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento”(Apoc. 12:2).

·            Se presenta a la iglesia en el tiempo en que estaba por nacer el Mesías.

“También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas” (Apoc. 12:3)

·            Este símbolo o poder se identifica en el verso 9 como "la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás".  Este símbolo representa a Satanás actuando por medio de la Roma pagana, el poder que gobernaba el mundo cuando Jesús nació (CS 491).  El dragón se describe como de color "escarlata", probablemente porque en toda su relación con la iglesia de Dios aparece como perseguidor y destructor de ella.  Su propósito ha sido el de destruir a los hijos del Altísimo.

·            Las siete cabezas en la bestia que Juan vio surgir del mar (Apoc. 13: 1) y sobre la bestia bermeja (Apoc. 17: 3).  Las cabezas de Apoc.  17: 9-10 se identifican como "siete montes" y "siete reyes".  Es, pues, razonable concluir que las siete cabezas del dragón representan poderes políticos que han fomentado la causa del dragón, y por medio de los cuales este ha ejercido su poder perseguidor.  Algunos sostienen que el número "siete" se usa aquí como un número que indica plenitud, y que no es necesario identificar precisamente a siete naciones por medio de las cuales haya obrado Satanás.

·            La bestia de Apoc. 13 y 17 también tenía cada una diez cuernos.  Algunos sostienen que los diez cuernos del dragón son idénticos a los de las dos bestias, y que los de la segunda bestia (Apoc. 17: 7) son idénticos a los diez cuernos de la cuarta bestia de Dan.7. Para identificar los diez cuernos de la cuarta bestia, ver com. Dan. 7: 1.

·            Otros ven en los diez cuernos del dragón una designación más general de los poderes políticos menos importantes, por medio de los cuales ha obrado Satanás, en contraste con las siete cabezas, que pueden considerarse como una representación de los principales poderes políticos.  Sugieren que el     número "diez" puede ser un número redondo, como sucede a menudo en otras partes de las Escrituras ( Luc. 15: 8; Apoc. 17:   9-10). Las insignias de realeza sobre las cabezas pueden tomarse como una evidencia adicional de que  representan reinos políticos

“Y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra.  Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese” (Apoc. 12:4).

"La tercera parte de las estrellas del cielo" representa una tercera parte de los ángeles celestiales que se unieron con Satanás en su rebelión y fueron expulsados del cielo (1JT 312; 2JT 103).

“Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono” (Apoc. 12:5).

Una representación de los esfuerzos de Satanás para destruir al niño Jesús.  Para apreciar cuán apropiado es este simbolismo, bastaría recordar el proceder de Herodes cuando oyó el mensaje de los magos (Mat. 2:16).  Años más tarde la Roma pagana nuevamente se levantó contra el "Príncipe de los príncipes" (Dan. 8:25).

Una alusión a Sal. 2: 8-9, claramente aplicable al Mesías. El ser que aquí se describe se identifica en Apoc. 19:13-16 como "EL VERBO DE DIOS... REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES".

Una referencia a la ascensión de Jesucristo (Heb. 1:3; 10:12).  Para cumplir mejor el propósito de esta profecía, el simbolismo pasa completamente por alto el relato de la vida, obra, sufrimiento, muerte y resurrección de Jesús.  Sólo se menciona su ascensión.

 

II. LOS 1260 DÍAS DESDE LA PERSPECTIVA DE DANIEL 7

“Daniel dijo: Miraba yo en visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían en el gran mar”. (Dan. 7:2,3)

1. ¿Qué representan las cuatro bestias que subían del mar?

El lenguaje empleado aquí es simbólico y representan los cuatro grandes reinos universales a saber : Babilonia, Medo-persa, Grecia y Roma como ya se mencionó en Daniel 2, pues esta profecía es paralela.

Se desprende de (Dan 7:17), que dice: “Estas grandes bestias, las cuales son cuatro, cuatro reyes son, que se levantarán en la tierra”. Bueno, específicamente se refiere a reinos, en (Dan. 7:23), explica el ángel diciendo: “La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra”. Estas bestias son por lo tanto cuatro grandes reinos.

2. ¿Cuál es el símbolo de los vientos? (Jer. 25:32,33)

Los vientos representan: luchas, conmociones políticas y guerras

“Así ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí que el mal irá de nación en nación, y grande tempestad se levantará de los fines de la tierra. Y yacerán los muertos  de Jehová en aquel día desde un extremo de la tierra hasta el otro…    (Jer. 25:32,33)

3. ¿Qué representan los mares o aguas? (Apoc. 17:15)

Los mares o aguas representan: pueblos, naciones y lenguas.

Dijo el ángel al profeta Juan: “Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.” (Apoc. 17:15)

“¡Ay! Multitud de muchos pueblos como estruendo del mar.  Retumbar de naciones como rugido de muchas aguas. Los pueblos harán estrépito como el bramido de muchas aguas.  Pero Dios los reprenderá, y huirán lejos; serán ahuyentados como el tamo de los montes ante el viento, como el polvo ante el torbellino” (Isa. 17:12.13)

4. ¿Qué reino representa el león con alas de águila? (Jer. 4:7; 50:17; Hab. 1:6-8)

El león con alas de águila representa a  Babilonia: (605-539 a.C)

“La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso en enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre” Daniel 7:4

 "Di: Así dice el Señor, el Eterno: Una enorme águila, de grandes alas y largos miembros, llena de plumas de diversos colores, vino al Líbano y tomó el cogollo de un cedro. Di ahora a la casa rebelde: ¿Habéis entendido qué significan estas cosas? El rey de Babilonia vino a Jerusalén, tomó a tu rey y a sus príncipes y los llevó a Babilonia”. (Eze. 17:3,12)

 “El  león sube de la espesura, y el destruidor de naciones está en marcha, y ha salido de su lugar para poner tu tierra en desolación; tus ciudades quedarán asoladas y sin morador”. Jeremías 4:7

“Rebaño descarriado es Israel; leones lo dispersaron; el de Asiria lo devoró primero, Nabuconodosor lo deshuesó después”.  Jeremías 50:17

“Porque he aquí, yo levanto a los caldeos, nación cruel y presurosa, que camina por la anchura de la tierra para poseer las moradas ajenas. Formidable es y terrible; de ella misma procede su justicia y su dignidad. Sus caballos serán más ligeros que leopardos, y más feroces que lobos nocturnos, y sus jinetes se multiplicarán; vendrán de lejos sus jinetes y volarán como águilas que se apresuran a devorar”. Habacuc 1:6-8

El león como rey de las fieras y el águila como reina de las aves. Representan al imperio de Babilonia en el apogeo de su gloria. "Y dondequiera que habitan los hombres, las bestias del campo y las aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado dominio sobre todo. Tú eres esa cabeza de oro. (Dan 2:38)

El león se destaca por su fuerza mientras que el águila es famosa por el vigor  y el alcance de sus vuelos.

El poder de Nabuconodosor se sintió no sólo en Babilonia, sino desde el Mar Mediterráneo hasta el Golfo Pérsico, y desde el Asia Menor hasta Egipto

El león su alas fueron arrancadas. Se refiere indudablemente al tiempo cuando reyes menos poderoso siguieron a Nabuconodosor en el trono de Babilonia, la decadencia del reino. El león ya no podía volar como águila para alcanzar su presa.

Se puso enhiesta  sobre los pies. Un león erguido como un hombre indica la pérdida de las cualidades distintivas de un león.

Corazón de hombre.  “Corazón de león” indica valor y osadía poco comunes. A la inversa, un león “con corazón de hombre” señalaría cobardía y timidez. En sus años de decadencia Babilonia se debilitó a causa de la riqueza y el lujo, y cayó presa del reino medo-persa.

5. ¿Qué reino representa el oso con las tres costillas en su boca?

El oso con las tres costillas en su boca representa a Media-Persia (539- 331 a.C)

Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro , y tenía en su boca tres costillas entre los dientes; y le fue dicho así: Levántate, devora mucha carne”. Daniel 7:5

Un oso. El imperio Persa, o Medo-Persa corresponde con la plata de la imagen. Dan 2:39. Como la plata es inferior al oro, así también en algunos respectos el oso es inferior al león. Sin embargo, el oso es cruel y rapaz, características que se le atribuyen a los medos. “Yo despierto contra ellos a los medos, que no buscarán plata, ni codiciarán oro. Con arcos derribarán a los jóvenes, no tendrán misericordia de los recién nacidos, ni se compadecerán de los niños. Babilonia, perla de los reinos, ornamento de la grandeza de los caldeos, será como cuando Dios destruyó a Sodoma y Gomorra. Nunca más será habitada, ni se morará en ella de generación en generación. Ni hincará allí tienda el árabe, ni pastores llevarán allí sus rebaños. Sino que dormirán allí las fieras del desierto, y sus casas se llenarán de hurones. Allí habitarán avestruces y saltarán cabras salvajes. En sus palacios aullarán las hienas, y los chacales en sus casas de deleite. Cerca está su tiempo, y sus días no se prolongarán.  (Isaías 13: 17-22). 

6. ¿Qué significa de que el oso se alzaba de un costado más  que del  otro?

El oso se alzaba de un costado. El reino estaba compuesto por dos nacionalidades, los medos y los persas. El mismo hecho fue indicado más tarde por los dos cuernos del carnero. “Alcé mis ojos y vi un carnero junto al río. Tenía dos cuernos altos, uno era más alto que el otro; aunque el más alto había sido el último en despuntar” (Dan. 8:3). "Aquel carnero que viste, con dos cuernos, representa los reyes de Media y de Persia” (Dan. 8:20). El texto indica que se alzaba más de un lado que el otro. Esto fue cumplido por la división persa del reino, porque aunque surgió después, alcanzó mayor eminencia que la de los medos; y  su influencia llegó a predominar en la nación.

7. ¿Qué representa las tres costillas en la boca del oso?

Las tres costillas en la boca del oso. Representan los tres principales poderes que fueron conquistados por el Imperio Medo-Persa; al saber son: Lidia, Babilonia y Egipto. El reino Medo-Persa continuó desde el derrocamiento de Babilonia por Ciro hasta la batalla de Arbelas en el 331 A.C., o sea un período de 207 años.

8. ¿Qué reino representa el leopardo con cuatro alas y cuatro cabezas?

El leopardo con cuatro alas y cuatro cabezas representa el reino griego: (331-168 a.C.)

Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas; también tenía esta bestia cuatro cabezas, y le fue dado dominio. Daniel 7:6. El leopardo es un animal feroz y carnívoro, notable por su velocidad y la agilidad de sus movimientos. Hab. 1:8; "Por tanto, yo seré para ellos como león, como leopardo que los acecha en el camino” (Oseas 13:7).  El poder que habría de seguir al Imperio Persa se identifica en Daniel 8:21 como Grecia. "El macho cabrío es el rey de Grecia”

Cuatro alas de ave. Aunque el leopardo en sí es un animal veloz, su agilidad natural parece ser inadecuada para describir la asombrosa velocidad de las conquistas de Alejandro. La visión simbólica representaba al animal con alas que se le añadían, no solo dos sino cuatro, que denotan una velocidad superlativa.  

El símbolo que se describe es muy adecuado La velocidad con que Alejandro Magno y sus macedonios en menos de una década llegaron a adueñarse del mayor de los imperios que el mundo había conocido. No hay otro ejemplo, en tiempos antiguos, de movimientos tan rápidos y exitosos de un  ejército tan grande.

9. ¿Qué representan las cuatro cabezas del leopardo?

Las Cuatro cabezas representan los cuatro generales de Alejandro que son: Seleuco, Tolomeo, Lisímaco y Casandro

Evidentemente equivalen a los cuatro cuernos del macho cabrío, que representan los cuatro reinos que ocuparon el territorio conquistado fugazmente por Alejandro, en Daniel 8:20-23 nos da la clave: "Aquel carnero que viste, con dos cuernos, representa los reyes de Media y de Persia. El macho cabrío es el rey de Grecia, y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el primer rey. "Los cuatro cuernos que sucedieron al que se quebró, representan cuatro reinos que saldrán de esa nación, pero no tendrán el mismo poder. "Al fin del reinado de ellos, cuando los rebeldes lleguen al colmo de la maldad, se levantará un rey altivo de rostro, maestro en intrigas”  Apenas si el Imperio Griego conservó su unidad un poco más que durante la vida de Alejandro. Después que su brillante carrera quedo tronchada por una fiebre inducida por la orgía y la borrachera, el imperio quedó dividido entre sus cuatro generales principales: Seleuco, Tolomeo, Lisímaco y Casandro. 

10. ¿Qué imperio universal representa la cuarta bestia, cuyas características es espantosa y terrible?

La Bestia espantosa y terrible con dientes de hierro y diez cuernos representa el reino de  Roma imperial (168 a. C-476 d. C)

 Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos.

“Se reconoce, por todas partes, que ésta es la Roma imperial. Era espantosa, terrible y en gran manera fuerte;...y llegó a ser, en efecto, los que se deleitaban los escritores romanos en llamar el imperio del mundo entero” (Adam Clarke, Comentary, sobre Daniel 7:7)

Una bestia espantosa.  Esta bestia corresponde a las piernas de hierro de la gran imagen; basta con abrir las páginas de cualquier libro de historia universal para conocer las razones para creer que esa potencia fue Roma. Las mismas razones se aplican a la profecía que estudiamos ahora. ¡Con cuánta exactitud respondió Roma a la porción férrea de la imagen! ¡Con cuánta exactitud responde a la bestia que tenemos delante! Por el espanto y terror que inspiraba, y por su gran fortaleza, respondió admirablemente a la descripción profética. Nunca antes había visto el mundo cosa igual. Devoraba como con dientes de hierro, y desmenuzaba todo lo que se le oponía. Hundía las naciones en el polvo debajo de sus uñas de bronce. Tenía diez cuernos que, según se explica en el versículo 24, habían de ser diez reyes o reinos que se levantarían de este imperio. Roma fue dividida en diez reinos pequeños. Estas divisiones se han mencionado desde entonces como los diez reinos del Imperio Romano.

11. ¿Qué representan los diez cuernos?

Los diez cuernos son "diez reyes" (Dan.7: 24).  Si los "cuatro reyes" (Dan 7:17) representaban reinos (Dan.7:23,3) paralelos con los cuatro imperios de Daniel 2, existe la misma razón para entender que estos "diez reyes" son también reinos, con la diferencia de que serán  menores, así como los cuatro cuernos del macho cabrío son "cuatro reinos" (Dan. 8: 22). Las invasiones sucesivas de numerosas tribus germánicas que penetraron en el Imperio Romano y el reemplazo de éste por varios Estados separados o monarquías, son hechos bien comprobados por la historia. Debido a que por lo menos una veintena de tribus bárbaras invadió el Imperio Romano, los comentadores han confeccionado varias listas de los reinos establecidos en el territorio del imperio. Pero con certeza, se sabe  que el imperio quedo fragmentado en diez reinos  menores en la centuria que precedió en el año 476 d.C. La siguiente lista es una de ellas: alamanes, francos, burgundios, suevos, vándalos, visigodos, sajones, ostrogodos, lombardos y los hérulos. En el siguiente recuadro se da una lista de las diez tribus y la fecha que se establecieron dentro del territorio de Roma occidental entre los años 351 - 476 d.C.

Año

Tribus

Territorio

351 d.C.

Alamanes

Alemania

351

Francos

Francia

406

Burgundios

Suiza

406

Suevos

Portugal

406

Vándalos

Africa

408

Visigodos

España

449

Sajones

Bretaña

453

Ostrogodos

Italia

453

Lombardos

Italia

476

Hérulos

Italia

 

11. ¿Después de la cuarta bestia con diez cuernos, qué otro poder aparecería? (Daniel 7:8,24)

12. ¿Qué características predominantes presenta el cuerno pequeño? (Dan. 7:8,19-21,24-26; 2 Tes. 2:3-7; Apoc. 13:1-10)

Daniel 7 nos proporciona ocho marcas por medio de las cuales podemos identificar al cuerno pequeño. Se pueden  enumerar de la siguiente manera:

1. Sale de la "cuarta bestia" (versículos 8 y 24).  2. Sale después de los otros "diez cuernos" (versículo 24).

3. Era "pequeño" cuando se lo vio por primera vez, pero con el tiempo llegó a ser "mayor que. . . los otros" (versículos 8 y 20).

4. "Derribará a tres reyes", de manera que al surgir él "tres de los primeros cuernos fueron arrancados" (versículos 8 y 24).

5. Tenía "ojos como los de un hombre, y una boca que decía grandes cosas", y pronunció "palabras contra el Altísimo" (Dan. 7:8, 25; 2 Tes. 2:4; Apoc. 13:5,6) “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el dijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. ¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os decía esto? Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste. Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio” (2 Tes. 2:3-7

6. Haría guerra contra los santos (Dan 7:21,25; Apoc. 13:7)

7. "Tratará de cambiar los tiempos y la ley" (versículo 25).

8. Se le concederían poderes especiales por "un tiempo y por tiempos y por medio tiempo" (versículo 25).

13. ¿Cuáles son los argumentos para establecer como norma bíblica, el principio día por año en la interpretación de las profecías de tiempo?

 El  argumento básico para afirmar la idea de “día por año” es bíblico: “un año por cada día” (Núm. 14:34) y “día por año te lo he dado” (Eze. 4:6)

En Números 14: 34, el texto dice: “Conforme al número de los días, de los cuarenta días en que reconocisteis la tierra, llevaréis vuestras iniquidades cuarenta años, un año por cada día; y conoceréis mi castigo”, aquí aparece el primer uso de las palabras "día" y "año", juntas en un sentido correlativo, dentro de un marco profético. Los espías habían pasado 40 días escudriñando la tierra de Canaán y habían informado desfavorablemente en cuanto a las perspectivas de ocuparla.  Al proceder así habían demostrado una falta de fe en las promesas de Dios y en su poder para cumplir esas promesas.  Sin embargo, su informe fue aceptado por el pueblo, “Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto” (Números 14:4).  Como resultado de esta decisión, la nación fue sentenciada a 40 años de sufrimiento en el desierto.  Los 40 días literales se convirtieron así en una profecía de 40 años literales: un año de peregrinaje reparador en el desierto por cada día desprovisto de fe pasado recorriendo la tierra prometida.  Que éste no es un ejemplo aislado del uso del principio del día año en la profecía, resulta evidente por Eze. 4: 6, categóricamente se expresa así: "Cumplidos éstos, te acostarás sobre tu lado derecho, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días; día por año, día por año te lo he dado”, donde se aplica otra vez el mismo principio.  Dios específicamente le dijo a Ezequiel: "Día por año te lo he dado", y al hacer eso confirmó el principio establecido en Núm. 14: 34. En estas declaraciones se encuentran las primeras insinuaciones de la escala profética que más tarde sería tan importante en la interpretación de las grandes profecías de tiempo, tales como la del "tiempo, y tiempos, y medio tiempo" (Dan. 7: 25) y la de "dos mil trescientas tardes y mañanas" (Dan. 8: 14).

14. La profecía de los de los 1260 días, (Dan7:25).

Esta profecía de tiempo tiene sentido solamente cuando se la interpreta siguiendo el principio día por año.

 Aplicando la regla profética (Núm. 14:34; Eze. 4:6), ¿Cuántos años abarcan  los  1260 días?

Si: 1 día = 1 año; entonces, 1260 días = 1260 años.      Los 1260 días abarcan un período de 1260 años.

Bueno, también se puede resolver utilizando “la regla de tres simple”, que se aplica en Aritmética para la resolución de problemas en la vida diaria y es algo muy simple. Consiste en tener tres valores conocidos y un valor desconocido, este último se le conoce como la incógnita y por conveniencia se le asigna una literal (x).

Aplicando la regla:     1 día     =   1 año             Se multiplica en forma cruzada y despeja “x”

                             1260 días    =   x  año             (x  año) (1 día) = (1 año) (1260 días)

                                                                          

  Entonces:   (x) =     (1 año) (1260 días)       =   1260 años

                                              (1 día)

Las unidades quedan en años, pues al dividir días entre días se hace la unidad; esto es [días] ÷ [días] = 1, y toda cantidad multiplicada por la unidad nos da la misma cantidad. En esta conversión matemática, ahora los días “desaparecen” y “aparecen”  los años.

                     x  =     (1260 días) (1 año)     =    1260 años

                                          (1 día)

Los registros históricos revelan que el poder papal dominó el mundo y persiguió a la Iglesia de Dios, no durante 1260 días literales, sino durante 1260 años, desde el 538 hasta 1798 d.C.

15. ¿Existió una organización política y religiosa que ejerció gran influencia en la mente de los hombres que registre la historia? ¿Si? ¿No? ¿Por qué?

Hay sólo una entidad en la cual se manifiestan estas ocho marcas que la identifican,  es a saber, la iglesia cristiana que se elevó a la prominencia política y religiosa durante la decadencia del Imperio Romano, y que ejerció una influencia especial sobre las mentes de los hombres entre los siglos VI y XVIII. Decir que esta iglesia cristiana es la Iglesia "Católica" puede resultar engañoso sobre todo si los protestantes llegan a creer que la Iglesia Católica del siglo VI, digamos, era una gran organización religiosa entre otras, como lo es hoy. En realidad la Iglesia Católica fue virtualmente la iglesia cristiana de Europa occidental por más o menos mil años. Por causa de esta primitiva universalidad, tanto los protestantes como los católicos pueden considerarla la encamación de "nuestra" herencia cristiana, para bien o para mal. Y muy a menudo fue para bien, por supuesto. Las universidades católicas alimentaron la antorcha del saber en cuanto a leyes, medicina y teología. La mayor parte de los monasterios católicos sostenían hospitales, que eran prácticamente los únicos que existían, y también atendían a los huérfanos y a los ancianos. El latín eclesiástico era la lengua común de la diplomacia y el comercio, y las escuelas católicas proporcionaban educación para los diplomáticos y los funcionarios públicos. Los monjes cistercienses mejoraron en gran medida en Gran Bretaña el comercio de la lana, vital para el país. Más importante aún, los misioneros católicos cristianizaron grandes zonas de Europa occidental y proporcionaron a la vez atención pastoral. Las famosas palabras de Chaucer acerca del pastor rural del siglo XIV se podrían aplicar a muchos sacerdotes de cualquier siglo.

La mayor parte de los cristianos de los siglos I y II fueron conocidos entre sus miembros como "católicos". El término apareció por primera vez ya por el año 115 DC en una carta escrita por el obispo Ignacio de Antioquía a los miembros de la Iglesia de Esmima. Significaba "universal" y "ortodoxa" (enseñanza correcta), en contraste con lo sectario o herético. El advenimiento de los "diez cuernos". La evolución de la iglesia de simplemente "católica" a "católica romana" se produjo en la época de la decadencia del Imperio y cuando éste se hallaba sufriendo la invasión de una serie de tribus germánicas. Constantino, el primer emperador cristiano (306-337), gobernó en una época cuando una inflación incontenible, los altos impuestos, una moral decadente y la insistente presión militar en los límites del Imperio causaron la impresión de que sería conveniente trasladar la capital de Roma a Constantinopla (hoy Estambul). Este traslado dejó al obispo de Roma prácticamente solo en Italia y contribuyó en gran medida a elevar su estatura. En el año 376 una multitud de visigodos incivilizados recibió permiso oficial para trasponer el Danubio y entrar en el territorio del Imperio. "Cruzaban el río día y noche, sin cesar, y las multitudes se embarcaban en botes y balsas, y en canoas hechas con troncos huecos de árboles". "Quien hubiera querido contarlos —escribió el historiador contemporáneo Amiano Marcelino, al citar a Virgilio—, también. . . podría haber intentado contar las olas del Mar Africano, o los granos de arena llevados de aquí para allá por los vientos"

16. ¿Cuáles son los tres reinos que fueron arrancados por el cuerno pequeño  y por qué?

 Las tres potencias, o cuernos arrancados fueron los hérulos, los vándalos y los ostrogodos.

Algunas de estas tribus habían sido cristianizadas antes que invadieran el Imperio, pero su cristianismo no era católico. Era una especie de arrianismo. Es decir, a diferencia de los católicos, estas tribus creían que aunque Jesús es muy importante, no es "Dios" en esencia sino un ser creado. Por causa de la diferencia que existía en sus creencias los católicos y los amaños se oponían mutuamente. Cuando los ostrogodos amaños bajo la conducción de Teodorico tomaron Italia en el año 493, limitaron considerablemente el poder del papa de Roma. Alrededor de año 523 Teodorico incluso envió urgentemente al papa rumbo a Constantinopla con instrucciones de que persuadiera al emperador católico que se hallaba allí de que dejara de perseguir a los arríanos en lo que quedaba del Imperio Romano. Poco después envió al papa a la cárcel, donde éste murió.

Pero los emperadores católicos del Imperio Oriental descubrieron la manera de ayudar al papa mediante la eliminación de tres de las tribus  arrianas. El emperador católico Zenón (474-491) hizo un tratado con los ostrogodos en el año 487 que resulte en la erradicación del reino de los hérulos amaños en el año 493. Y el emperador católico Justiniano (527-565),en realidad  gobernaba sobre tres clases diferentes de cristianos: los arríanos, principalmente en Occidente, que creían firmemente que Jesús era fundamentalmente humano; los monofisitas, especialmente en el Oriente, que creían con la misma firmeza que Jesús era básicamente divino; y los católicos, que creían firmemente también que era a la vez humano y divino. Justiniano mismo había tomado partido tan firmemente en favor de los católicos que en el año 533 declaró oficialmente que el papa de Roma era la "cabeza de todas las santas iglesias"; y en armonía con esta declaración dedicó su largo reinado a intentar convertir o eliminar a todos los que no creyeran que el papa era esa cabeza; exterminó a los vándalos amaños en el año 534 y redujo en forma significativa el poder de los ostrogodos amaños en el año 538. De esta manera los tres cuernos de Daniel: los hérulos, los vándalos y los ostrogodos, fueron "arrancados".

17. ¿Cuáles  serían  las  principales  obras  religiosas  del cuerno pequeño?  (Dan 7:25; 12:7; Apoc. 11:2,3; 12:6,14; 13:15)

·            El cuerno pequeño había de hablar palabras contra el Altísimo. (Dan 7:25;2 Tes. 2:4; Apoc. 13:5,6)

·            Pensará en mudar los tiempos y la ley. (Dan. 7:25)

El emperador Constantino promulgó la primera ley dominical el 7 de marzo del año 321. Pero aunque se conoce a Constantino como el primer emperador cristiano, su primera ley dominical era básicamente secular. No estableció un "día de reposo cristiano". El domingo era popular entre sus súbditos paganos, adoradores del sol, y aparentemente él deseaba hacer de ese día una fiesta que fuera apreciada por paganos y cristianos por igual, y que ayudara a unir a la población en apoyo a su administración. Este desafío al protestantismo no ha sido olvidado. En la edición de 1957 de The Convert's Catechism of Catholic Doctrine [Catecismo de doctrina católica para los conversos]  (Saint Louis, Misuri, B. Herder Book Company, 1930), p.50., se enseña a los que ingresan a la Iglesia Católica esta serie de preguntas:

"P. ¿Cuál es el día de reposo?”R. El sábado.

"P. ¿Por qué, entonces, guardamos el domingo en lugar del sábado? "R. Guardamos el domingo en lugar del sábado porque la Iglesia Católica transfirió la solemnidad del sábado al domingo"

·            Haría guerra contra los santos.

·            Los santos han de ser entregados en sus manos hasta tiempo, tiempos, y medio tiempo (1260 años). El tiempo que abarca es desde el año 538 d.C hasta 1798 d.C. “Una de sus cabezas parecía herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada.  Y toda la tierra se maravilló, y siguió a la bestia” Apoc. 13:3. “Los adventistas creen que esta predicción se cumplió asombrosamente en 1798, cuando el general Berthier entró en Roma a la cabeza del ejército francés y declaró que había terminado el poder político del papa.  Tomó prisionero al papa, lo llevó a Francia, donde poco después murió” ( Dan. 7: 25; CS 492). En los años que transcurrieron después de la Revolución Francesa se produjo un reavivamiento gradual del sistema papal.  El papa sufrió un nuevo golpe en 1870, cuando le fueron quitados los Estados papales. Un suceso importante aconteció en 1929 cuando, por el tratado de Letrán, el poder temporal le fue restaurado al papa. Recibió entonces el gobierno de la Ciudad del Vaticano, una sección de la ciudad de Roma, que ocupa una extensión de unas 44 hectáreas.  Sin embargo, el profeta contempla que hay una restauración mucho mayor.  Vio la herida completamente curada, como lo insinúa el texto griego.  Juan vio, además, que después de la curación "todos los moradores de la tierra" -excepto unos pocos fieles- adoraron a la bestia (CS 636).  Esta adoración aún se halla en el futuro.

·            Los adventistas creen que este período transcurrió desde 538 d. C. hasta 1798.  Durante este período la mano de Dios cuidó de la iglesia, protegiéndola para que no fuera exterminada.

IV. UNA GUERRA COSMICA

1. ¿En qué consiste el gran conflicto que inició en el cielo?¿Finalmente cómo terminará?

“Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles” (Apoc. 1:8).

Juan presenta ahora brevemente la historia del gran conflicto que hubo en el cielo entre Satanás y Cristo, desde su origen hasta el momento en que Cristo triunfó en la cruz (Apoc. 12: 7-9; Col. 2: 14-15), cuando Satanás fue arrojado definitivamente del cielo a la tierra (Apoc. 12: 10-12), y el desarrollo de ese conflicto en la tierra hasta el tiempo del fin (Apoc. 12: 13-16; Dan. 11: 35).  Esta breve reseña queda como trasfondo de la extensa descripción del desarrollo del conflicto durante el tiempo del fin, por medio del cual esa lucha finalmente termina con éxito (Apoc. 12: 17 a 20: 15).

En Apoc. 12:9-11 Juan habla más particularmente de la fase del conflicto librado en el cielo en relación con la muerte de Cristo en la cruz.  Aunque el revelador enfoca primordialmente su atención sobre el punto culminante del conflicto, que tuvo lugar en la cruz, la frase "hubo una gran batalla en el cielo" también puede entenderse como que se refiere al tiempo anterior a la creación de la tierra, cuando la hostilidad del dragón comenzó porque Lucifer aspiraba a ser semejante a Dios (Isa. 14: 13-14; Eze. 28: 12-16).  En ese tiempo Satanás fue expulsado del cielo junto con los ángeles que simpatizaban con él (2 Ped. 2:4; Jud. 6).  Los ángeles leales no entendieron plenamente entonces todas las consecuencias que estaban implicadas; pero cuando Satanás vilmente derramó la sangre de Cristo, quedó completa y eternamente desenmascarado delante del mundo celestial.  Desde ese momento sus actividades fueron aún más restringidas (DTG 709).

Miguel es mencionado como "uno de los principales príncipes" (Dan. 10: 13), como "el gran príncipe" (Dan. 12: 1), y también como "el arcángel" (Jud. 9).  Miguel fue el ángel que vindicó a Israel contra las acusaciones de Satanás.  Un examen cuidadoso de las referencias bíblicas a Miguel permite concluir que no es otro sino nuestro bendito Señor y Salvador Jesucristo (Dan. 10: 13; Jud. 9).

“Pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo” (Apoc. 12:8)

Lucifer fue una vez el querubín "protector" (Eze. 28: 14), y los ángeles que se unieron con él en la rebelión ejercían diversas funciones de responsabilidad.  Lucifer y sus ángeles perdieron esas funciones cuando fueron arrojados del cielo.

“Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Apoc. 12:9)

Satanás y sus ángeles fueron expulsados del cielo en las edades pasadas (2 Ped. 2: 4), antes de la creación de este mundo (PP 14-23; 145-146; CS 552-554).  Sin embargo, parece que hasta el momento del drama de la cruz podía llegar hasta los seres celestiales, y en un grado limitado, posiblemente como "príncipe de este mundo" (Juan 12:31; Luc. 4:6), pero no como habitante del cielo, podía entrar en los recintos celestiales (DTG 709; HR 26-27).  Esta puede ser, sin embargo, la expulsión definitiva que ocurrió en la cruz, como lo declaró nuestro Señor (Juan 12:31-32; PP 54-57; DTG 455, 633,706). Es evidente por el contexto que Juan se está refiriendo más específicamente a los sucesos relacionados con el triunfo de Cristo en la cruz.  Pueden notarse los siguientes puntos:

1. La proclamación que hace una "gran voz en el cielo" (versos 10-12) es más o menos un paréntesis, cuyo propósito es explicar el significado de la expulsión de Satanás (verso  9), en primer lugar a los habitantes del cielo, y luego a los de esta tierra.  Después de este paréntesis explicatorio, el verso 13 continúa la narración de las actividades de Satanás a partir del lugar donde había quedado en el verso 9. Por consiguiente, los vers. 10-12 constituyen, principalmente, una declaración relativa al estado del plan de salvación en el momento en que Satanás fue "arrojado a la tierra".

2. La primera declaración de la "gran voz" consiste en una serie de hechos relacionados con el triunfo de Cristo en la cruz sobre Satanás: se aseguró el plan de la "salvación", se dio "poder" para resistir los engaños de Satanás, se aseguró el "reino" de Cristo y fue confirmado su "poder" literalmente "autoridad" de ser el Salvador del hombre, el sumo sacerdote y rey (Mat. 28:18; CS 558).

3. La razón que se da en Apoc. 12: 10 para esta cuádruple victoria es muy especifica: que "ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos", lo cual relaciona claramente lo que se ha hecho con la expulsión del verso  9.

4. En el tiempo de la expulsión de los verso 9-10, 13, "el acusador de nuestros hermanos" ya los había estado acusando activamente "delante de nuestro Dios día y noche".  Es obvio que esta caída ocurrió después de que Satanás había estado acusando durante cierto tiempo a "los hermanos"; por lo tanto, según parece ésta no puede ser la expulsión original de Satanás, la cual fue, por supuesto, antes de la creación de la tierra y de Adán y Eva.

5. El verso 11 declara específicamente que fue "la Sangre del Cordero" -la muerte de Cristo en la cruz- la que había hecho posible la victoria sobre "el acusador de nuestros hermanos".

“Entonces oí una gran voz en el cielo que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche” (Apoc. 12:10)

El conflicto en el cielo comenzó debido a los planes para la creación del hombre.  Cuando la tierra fue creada y entregada a Adán, Satanás se esforzó para hacer que cayera el hombre que acababa de ser creado.  Cuando consiguió que Adán y Eva cayeran, reclamó la posesión de la tierra (Mat. 4: 8-9); pero lo limitó sus esfuerzos a esta tierra sino que también tentó a los habitantes de otros mundos (PE 290).  No será sino hasta la segunda venida de Cristo cuando Satanás será completamente confinado a esta tierra durante mil años (Apoc. 20: 3; PE 290, DTG 455).

“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Apoc. 12:11).

Hay gran regocijo en las cortes celestiales por la expulsión de Satanás y de su hueste. El punto crucial de la historia es la cruz.  Los habitantes del cielo bien podían regocijarse porque ahora estaba asegurada la destrucción de Satanás.  Ya antes había sido así en el plan de Dios, pero ahora los seres celestiales se unían al canto porque habían visto revelada en el Calvario la malignidad de Satanás contra Cristo.

Satanás había pretendido que él era el gobernante legítimo de este mundo; pero cuando no pudo conseguir que pecara el Hijo de Dios, quedó asegurado el reino de Cristo.

Satanás era el acusador de los hermanos en los días del Antiguo Testamento (Job 1: 8-12; Zac. 3:1), y ha continuado desempeñando este papel después de la cruz, pero en escala limitada (Juan 12:31;DTG 709).

La mente del profeta está absorta en la contemplación de los 826 que han sido acusados por el instigador del mal.  Piensa en cuánto han sufrido y en las indignidades a las cuales han sido expuestos.  Recuerda cómo vencieron a pesar de las dificultades, no por su propia fuerza sino "por medio de la sangre del Cordero".

“Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apoc. 12:12).

Había regocijo en el cielo porque los ángeles y los habitantes de otros mundos sabían que Satanás estaba condenado por la victoria de Cristo en el Calvario.

El diablo está airado por su derrota. En vez de sentir remordimiento y pesar por el mal, se sumerge cada vez más profundamente en la iniquidad; sigue adelante con una malignidad intensificada y renovada en sus esfuerzos por perseguir a la iglesia del Dios viviente (1 Ped. 5: 8).

“Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón”(Apoc. 12:13)

Como el dragón no puede atacar ahora directamente al Hijo de Dios, procura herirlo a través de la madre, persiguiendo a la iglesia, la madre del hijo varón.

“Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo”(Apoc. 12:14)

El símbolo de alas de águila era familiar para el antiguo pueblo de Dios.  Con esta figura se hace referencia a la liberación de los israelitas de manos del Faraón y sus huestes (Exo. 19: 4; Deut. 32: 11).  Algunos ven en estas alas un símbolo del apresuramiento con que la iglesia se vio obligada a buscar refugio.

“ Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río”(Apoc.12:15)

Satanás procuró destruir a la iglesia cristiana con la inundación de falsas doctrinas, además de la persecución (Apoc. 17:15).

“Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca”(Apoc. 12:16)

Algunos sostienen que "tierra" representa regiones donde había pocos habitantes, en contraste con  "aguas" que a veces representa "pueblos", "naciones" y "lenguas" (Apoc. 17: 15).  Destacan que en el tiempo de la Reforma había millones de personas en Europa y el Lejano Oriente, pero que el continente norteamericano estaba muy escasamente poblado, e indican que esta región es la "tierra" que proporcionó alivio a la iglesia perseguida en el Viejo Mundo.  Puede incluirse también a los países protestantes de Europa occidental que dieron refugio a los perseguidos.  Otros señalan la Reforma protestante como el factor principal para destruir el hechizo que ejercía la iglesia apóstata.

V.      LA IGLESIA REMANENTE

1. ¿Qué significa la palabra remanente? ¿Quién es la iglesia remanente? ¿Quién pertenecen a la iglesia remanente? ¿Cómo podremos afirmar que somos parte del remanente sin dar muestras de exclusivismo? ¿Cuáles son realmente las características del pueblo remanente?

¿Cuáles son los ejemplos bíblicos específicos del remanente y de su testimonio a favor de Jesús?

“Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo” (Apoc.12:17).

Las tres palabras hebreas más comunes en el Antiguo Testamento para expresar la idea de  remanente", son:

·          peletah (o palet, palit), "lo que escapa", "aquellos que escapan"; de palat, "escapar", "librar";

·           she'erith (o she'ar) "el resto", "lo que queda", "restante", "remanente", y su verbo afín sha'ar, "dejar sobras", "quedar de sobra", "quedar";

·          yether, "lo que queda", "restante", "remanente", de yathar, "dejar de sobra", "quedar de sobra". 

Los ejemplos del uso de estas palabras con referencia al pueblo escogido de Dios, pueden ser clasificados de la siguiente manera:

1. Se habla de los miembros de la familia de Jacob que fueron protegidos en Egipto bajo el cuidado de José, como una "posteridad" en la tierra, literalmente un "resto" o "remanente" (she'erith; Gén. 45: 7).  Se da énfasis al hecho de la protección.  Hasta donde sepamos, la familia entera sobrevivió.

2. En medio de la apostasía general, Elías protestó:"sólo yo he quedado [yathar] profeta de Jehová" (1 Rey 18: 22); pero Dios declaró: "Y yo haré que queden [sha'ar] en Israel siete  mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal" (1 Rey 19: 14, 18; Rom. 11: 4-5).

3. Un pequeño "remanente" (peletah) de las diez tribus "que ha quedado [sha'ar] de la mano de los reyes de Asiria" cuando se llevaron a la gran mayoría de la nación al cautiverio, "remanente" que había quedado en Palestina, (2 Crón. 30: 6).  En el año 722 a. C. sólo Judá "quedó" [sha'ar] como nación (2 Rey. 17: 18).  Por lo tanto, se convirtió en "remanente" (she'ar) de las doce tribus y único heredero de las promesas, privilegios y responsabilidades del pacto que originalmente habían pertenecido a las doce tribus (Isa. 10: 22).

4. Años más tarde Senaquerib conquistó a todo Judá excepto a Jerusalén, la cual es llamada "residuo".  Este "residuo [peletah] de la casa de Judá que hubiere escapado" [sha'ar] debía "echar raíz abajo", y daría "fruto arriba" y saldría como "remanente" (she'erith) del pueblo escogido de Dios, su instrumento escogido para la salvación del mundo (2 Rey 19: 4, 30-31; Isa. 37: 4, 31-32; cf. Isa. 4:2; 10:20).  Dios también se proponía "recobrar" el "remanente" (she'ar) de los israelitas y judíos que habían sido llevados cautivos a Asiria, y su propósito era preparar un "camino para el remanente [she'ar] de su pueblo" como lo había hecho antes cuando sus antepasados salieron de Egipto (Isa. 11: 11-12,16).

5. Cuando el "rey de Babilonia" invadió a Palestina un siglo más tarde, él también dejo (yether; sha'ar en 2 Rey. 25: 22;24: 1) un "remanente" [peletah; she'ar en 2 Rey. 25: 22] (Eze. 14: 22;40: 11; 42: 2), que escaparía (palat) es decir, que sobreviviría a la espada, la pestilencia y el hambre que acompañaron al sitio de Jerusalén (Eze. 7: 16).  Pero Jeremías previno que aun una parte de ese "resto" (yether; Jer. 39: 9) o "el resto [sha'ar] de Jerusalén", que Dios deseaba que quedara [sha'ar] en esa tierra, "serían más tarde llevados a todos los reinos de la tierra" (Jer. 24: 8-9).  La mayor parte de este "resto" huyó a Egipto, pero Jeremías previno que "del resto [she'erit] de los de Judá que entraron en la tierra de Egipto para habitar allí, no habrá quien escape [palit] ni quien quede vivo para volver a la tierra de Judá" (Jer. 44:14).

6. El Señor prometió dejar "un resto" [yathar] de los que fueron llevados cautivos por Nabucodonosor, que escaparían "de la espada" y se acordarían de Dios en la tierra de su cautiverio (Eze. 6: 8-9).  Un "remanente" (she'erith) de los que estaban cautivos (Jer. 23: 3; 31: 7) finalmente escaparía (palat) "de la tierra de Babilonia" (Jer. 50: 28).  Nehemías habla de los repatriados, como de "judíos que habían escapado [peletah]"el remanente, [peletah] los que quedaron [sha'ar] de la cautividad" (Neh. 1: 2-3).  A este "remanente" (she'erith) Dios encomendó todas las responsabilidades y promesas del pacto (Zac. 8: 12), pero les advirtió que si quebrantaban de nuevo los mandamientos de Dios, él los consumiría hasta que no "quedara remanente [she'erith] ni quien" escapara [peletah] (Esd. 9: 14).

7. Aparecen muchas referencias al "remanente" (o "resto") dentro de un contexto que claramente anticipa el reino mesiánico (Isa. 4: 2-3; 11: 11, 16; 11: 1-9; Jer. 23: 3-6; Miq. 4: 1-8; 5: 2-15; Sof. 3: 13).

Una descripción del "remanente" basada en estos y en otros pasajes del Antiguo Testamento, identifica al mencionado grupo como compuesto de israelitas que sobrevivieron a calamidades como guerra, cautiverio, pestilencia y hambre, pero que fueron salvados por misericordia para seguir siendo el pueblo escogido de Dios (Gén. 45:7; Esd. 9: 13; Eze. 7: 16).  Este "resto" o "remanente" a menudo era lo que había "quedado [sha'ar] unos pocos" de muchos (Jer. 42: 2; Isa. 10: 22).  Cuando se acordaron del Dios verdadero y se volvieron a él (2 Crón. 30:6; Isa. 10:20; Eze. 6: 8-9), renunciaron a la autoridad de los falsos sistemas de religión (1 Rey 19:18) y dejaron de cometer iniquidad (Sof. 3: 13).  Por su lealtad a los mandamientos de Dios (Esd. 9:14), fueron llamados santos y "registrados entre los vivientes" de Jerusalén (Isa. 4: 3).  Al aceptar de nuevo los privilegios y las responsabilidades del pacto eterno de Dios, echaron "raíces abajo" y dieron "fruto arriba", y declararon la gloria divina entre los gentiles (2 Rey 19: 30-31; Isa. 37: 31-32; 66:19).

Por lo tanto, el "remanente" de los tiempos del Antiguo Testamento está compuesto de generaciones sucesivas de israelitas: el pueblo escogido de Dios.  Vez  tras vez la mayoría apostató, pero siempre quedaba un "remanente" fiel que llegó a ser heredero exclusivo de las sagradas promesas, responsabilidades y privilegios del pacto originalmente hecho con Abrahán y confirmado en el Sinaí.  Este "remanente" fue el grupo formalmente designado al cual Dios se proponía enviar el Mesías y a través del cual deseaba evangelizar a los paganos.  No consistía de individuos esparcidos, no importa cuán fieles fueran, sino que era una entidad colectiva, la organización visible de Dios, divinamente comisionada en la tierra.  Debe también notarse que los varios términos hebreos que se traducen "remanente" (o "resto") no dan la idea de final o de lo último de algo o de un grupo humano, excepto en el sentido de que los que "quedan" son transitoriamente, en su generación, el último eslabón del linaje escogido.  Desde los días de Abrahán siempre ha habido un "remanente" conforme a la "gracia" de Dios (Rom. 11: 15).

·            Dios advirtió a los que regresaron del cautiverio babilónico, que no habría "remanente ni quien" escapara si de nuevo le eran desleales (Esd. 9: 14;  Deut. 19: 20). 

·            Por eso, cuando los judíos rechazaron al Mesías y renunciaron a su participación en el pacto (DTG 686), el  "reino de Dios" les fue quitado a los judíos como pueblo y "dado a gente que" produjera "los frutos de él" (Mat. 21: 43; 1 Ped. 2: 9-10).  Esto significó la cancelación permanente e irrevocable de su posición especial delante de Dios como nación y la transferencia de los privilegios, promesas y responsabilidades de la reacción del pacto a la iglesia cristiana.

·            En Rom. 9: 27 Pablo declara que "si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, tan sólo el remanente [hupóleimma] será salvo" (Rom. 9: 27).  Aplica el término "remanente" de Isa. 10: 22 a los judíos de su tiempo que individualmente habían aceptado a Cristo como el Mesías; pero tenían derecho a este título como miembros de la iglesia cristiana y no como judíos.

·             En Rom. 11: 5 Pablo habla de ellos como de "remanente [léimma] escogido por gracia". 

·            En los capítulos 9 al 11 de Romanos, Pablo presenta a la iglesia cristiana como heredera de las promesas, los privilegios y las responsabilidades del pacto eterno.

·            La iglesia es, pues, la sucesora del judaísmo, divinamente comisionada como depositaria de la voluntad  revelada de Dios, como la representante colectiva de los propósitos divinos en la tierra y como el instructor escogido del Señor para la proclamación del Evangelio para la salvación de los hombres.

·            Resumiendo, el término remanente en hebreo principalmente  she'âr y términos derivados; yether, significa "lo que queda”, “lo que sobra”, "remanente", "resto"; del grigo léimma, katáleimma, loipós, "lo que sobra”, “lo que queda".

2. ¿De qué manera Dios levantó un remanente  en la gran apostasía en la Edad Media?

La iglesia experimentó la gran apostasía papal unos pocos siglos después de Cristo.  Durante unos 1,200 años el poder papal suprimió y esparció total o parcialmente a los verdaderos representantes de Dios (Dan. 7: 25; Apoc. 12: 6).  Pero por medio de la Reforma del siglo XVI (Apoc. 12: 15-16) Dios se propuso sacar un "remanente", esta vez de la Babilonia simbólica.  Varios grupos protestantes sirvieron como precursores de la verdad, divinamente instituidos para restaurar punto por punto el glorioso Evangelio de salvación.  Pero grupo tras grupo se satisfizo con su concepto parcial de verdad y no avanzaron a medida que aumentaba  la  luz de la Palabra de Dios.  Cuando un grupo se negaba a avanzar más, Dios levantaba otro grupo como su instrumento escogido para la proclamación de la verdad.

Cuando finalmente terminaron los 1,260 años de la supremacía papal (Apoc.  12: 6, 14) y llegó el "tiempo del fin", el tiempo cuando el último mensaje del cielo (Apoc. 14: 6-12) debía ser proclamado al mundo (Dan. 7: 25; 11: 35), Dios levantó otro "resto" o "remanente": el que se menciona en Apoc. 12: 17.  Este es el "remanente" del dilatado y digno linaje del pueblo escogido de Dios, que ha sobrevivido a los fieros ataques del dragón durante el transcurso de la historia, y más específicamente a través de la oscuridad, la persecución y el error del "tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo", o sea los 1, 260 "días".  Es el último "remanente" de Dios porque es el heraldo designado para pregonar su última exhortación al mundo para que acepte el don gratuito de la salvación (Apoc. 14: 6-12).

3. ¿Existe un remanente en este siglo XXI? ¿Quiénes son? ¿Formas parte del remanente? ¿Cuáles son las evidencias?

Los adventistas del séptimo día han proclamado desde el comienzo y sin temor los tres mensajes de Apoc. 14: 6-12, como la última invitación de Dios a los pecadores para que acepten a Cristo.  Han creído humildemente que su movimiento es el que aquí se designa "resto" o "remanente".  Ningún otro grupo religioso está proclamando este mensaje múltiple, ni ningún otro cumple con las especificaciones presentadas en Apoc. 12: 17.  Por eso, ningún otro grupo tiene una base fundada en las Escrituras para sostener que es "el resto" o “resto” mencionado en Apoc. 12:17.

·            Es un privilegio anunciar  el mensaje del juicio, los adventistas lo han estado haciendo por 164 años, de acuerdo  el cumplimiento de la profecía; no es para ocasionar miedo y vivir con temor constante para buscar a Dios, sino para que estemos preparados sin reservas para ese día glorioso de la Segunda venida que está muy cercano a propósito. Ahora cuando las verdades eternas han sido pisoteadas, si  no es que todas es la mayoría de las iglesias que pretenden ser cristianas han olvidado de la fe genuina, se han olvidado de las raíces de donde procedimos de un Dios Creador. La exhortación a adorar a Dios como el Creador ha llegado a ser especialmente oportuno: por la incredulidad de la mayoría de los  creyentes en el mundo, que dicen  “la ley y el sábado bíblico es cosa del pasado”(Apoc. 16:13,14), por otra parte el ateismo y la teoría evolucionista han descartado la idea de un Dios Creador (2 Ped. 2:1), y si esto fuera poco los dirigentes de la Iglesia Popular han pretendido ocupar el lugar de Dios y por lo tanto rendirles adoración(Apoc. 13:8). Es por eso, hoy por hoy, la exhortación a adorar a Dios como el Creador de todas las cosas, indica que debe prestarse la debida atención al monumento que recuerda las obras creadas por Dios: el sábado del Señor (Exo. 20: 8-11). El sábado será un punto especial de controversia en la crisis final que se avecina (Apoc. 13: 16).  El mensaje de juicio es el llamado de Dios a todos los hombres para que busquen a Jesús como su Salvador Personal, viviendo en armonía con los diez mandamientos, preparándose  para el regreso de Cristo (Apoc. 14:6-13). Es un mensaje de paz, amor y esperanza, pero también de juicio.

Sin embargo, los adventistas rechazan enfática y claramente toda idea de que sólo ellos son hijos de Dios y tienen derecho al cielo. Creen que todos los que adoran a Dios con completa sinceridad, es decir, en armonía con toda la voluntad revelada de Dios que ellos entienden, son miembros en potencia de este grupo final -"resto"- mencionado en Apoc. 12: 17.  Los adventistas creen que su solemne tarea y gozoso privilegio es presentar en forma clara y persuasiva las últimas, cruciales y decisivas verdades divinas para atraer a todos los hijos de Dios a ese grupo, que, según la profecía, se está preparando para el gran día del Señor.

VI. EL ESPRITU DE PROFECIA

1. ¿Qué es el testimonio de Jesucristo?

“…El testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía” (Apocalipsis 19: 10).

El espíritu de la profecía es el don profético, uno de los dones espirituales concedidos por el Espíritu Santo a la iglesia.

2. ¿Qué es el espíritu de profecía?

En Apoc. 12: 17, Juan dice que el "testimonio de Jesucristo",  es "el espíritu de la profecía", e indica como uno de los rasgos que identifican al "remanente".

La palabra "profecía" describe cualquier mensaje inspirado, comunicado por Dios por medio de un profeta (Mat. 11: 9). 

·            La profecía puede ser una predicción de sucesos futuros, pero por lo general no lo es.  La expresión "espíritu de la profecía" se refiere específicamente a la "manifestación del Espíritu" en la forma de un don especial del Espíritu Santo, que inspira al que lo recibe y lo capacita para hablar con autoridad como representante de Dios (1 Cor. 12: 7-10) cuando es "inspirado por el Espíritu Santo" para hacerlo (2 Ped. 1: 21). 

·            El contexto de la expresión de Apoc. 19: 10 define en este sentido "el testimonio de Jesús" y el "espíritu de la profecía".  En vista de que "el resto" de Apoc. 12: 17 se refiere específicamente a la iglesia después de terminar los 1, 260 días proféticos de los Apoc. 12:6, 14, es decir, después de 1798 (Dan. 7: 25), queda como una clara predicción de la manifestación especial del "espíritu" o "don" de profecía en la iglesia de nuestros días.  Los adventistas del séptimo día creen que el ministerio de Elena G. de White cumple en una forma incomparable con los requisitos de Apoc. 12: 17.

Los escritores bíblicos se refieren a más de veinte de sus contemporáneos que ejercieron el don de profecía, aunque sus mensajes no fueron incorporados al canon.  Tales fueron Natán, Gad, Iddo, Agabo y otros (2 Sam. 7: 2; 1 Crón. 29: 29; 2 Crón. 9: 29; Hech. 11: 27-28; 21: 10).  Además, es evidente que el don de profecía no se limitó sólo a hombres ni en el Antiguo Testamento ni en el Nuevo Testamento, pues hubo profetisas como Débora (Juec. 4: 4), Hulda (2 Crón. 34: 22) y las cuatro hijas de Felipe (Hech. 21: 9).

Ninguno de los escritores del Nuevo Testamento sugiere que el don de profecía terminaría con la iglesia apostólica; por el contrario, Pablo declara que habría de continuar con los otros dones del Espíritu que enumera en Efe. 4: 11, "hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo" (Efe. 4:13).  Todos los otros dones especiales mencionados Efe. 4: 11 siguen necesitándose en la iglesia, y los hombres y las mujeres aún son capacitados por el Espíritu Santo para cumplir estas funciones. ¿Por qué habría de considerarse como una excepción el don de la profecía?

·            Siempre ha habido manifestaciones falsas del don profético. 

·            No sólo sucedió así en los tiempos del Antiguo Testamento (2 Crón. 18; Jer. 27-29), sino que nuestro Señor previno que la iglesia cristiana sería perturbada por falsos profetas, particularmente a medida que se acercase el tiempo de su segunda venida (Mat. 24: 11, 24).

·            El poder engañoso de estos falsos profetas sería tan grande que de serles posible "engañarán... aun a los escogidos". 

·            El hecho de que Cristo advirtiera contra la falsa manifestación del don profético antes de su segunda venida, es un poderoso argumento para esperar que también habría manifestaciones verdaderas de este don.  De lo contrario podría simplemente haber advertido que no debían aceptar a ningún profeta.

En armonía con la advertencia de Cristo, Juan aconseja a la iglesia que pruebe a los que afirman que se les ha confiado dones espirituales (1 Juan 4: 1), a fin de determinar si estos dones son genuinos.  Las Escrituras especifican ciertas normas por las cuales deben medirse a los que aseguran que hablan por Dios:

·            La vida personal del profeta debe estar en armonía con las enseñanzas de las Escrituras (Mat. 7: 15-20).

·            Sus mensajes deben también concordar con las Escrituras.

·            Su ministerio debe ensalzar a Cristo como el Hijo de Dios y Salvador de los hombres (1 Juan 4: 2).

·            Su ministerio debe ser confirmado por predicciones cumplidas (Jer. 28: 9; 1 Sam. 3: 19).  Es razonable esperar, además, que los mensajes que dé sean de beneficio práctico para la iglesia, que sean oportunos y apropiados, que estén libres de influencias humanas, y que cuando reciba una visión, su experiencia sea similar a la de los profetas bíblicos.  La vida, el ministerio y los escritos de Elena G. de White cumplen plenamente estos diversos requisitos.

·            Los adventistas del séptimo día no consideran que los escritos de Elena G. de White sean un sustituto ni una adición al canon sagrado.  Para los adventistas la Biblia es única y suprema como la prueba de fe y práctica cristianas (PE 78).  Los escritos de Elena G. de White son de acuerdo con sus propias palabras: "una luz menor para, guiar a los hombres y las mujeres a la luz mayor" (3MS 32).  Los escritos del espíritu de profecía no presentan un nuevo camino de salvación, sino tienen el propósito de que los hombres comprendan y aprecien la Biblia, y aprovechen la fuente de salvación que ella revela.

Algunos han especulado argumentando que hay grados de inspiración.  Consideran que profetas como Débora, Natán y Agabo poseían un grado de inspiración inferior al de los escritores canónicos.  De acuerdo con este concepto consideran que Elena G. de White poseía un grado de inspiración inferior. Pero la Biblia no dice nada en cuanto a grados de inspiración ni apoya esa idea en ninguna forma.  Los adventistas creen que todas estas especulaciones no sólo son ociosas sino peligrosas.  Las mentes limitadas, ¿cómo comprenderán el misterio de la manera en que Dios, por medio del Espíritu, ilumina la mente de sus portadores escogidos?

3.  ¿Habría profetas verdaderos en el tiempo del fin?

 “…En los postreros días derramaré mi espíritu... y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas.”(Joel 2: 28-32; Hechos 2: 17-21).

4. ¿Qué dijo Jesucristo acerca de un grave peligro en el tiempo del fin? S. Mateo 24: 24

·            Apocalipsis nos advierte de los falsos profetas: “…espíritus de demonios que hacen señales” (Apocalipsis 16:13,14).

·            “Se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.” S. Mateo 24: 24

·            Si habrá falsos profetas entonces también habrá verdaderos profetas.

·            La Biblia previene contra los falsos profetas, estos introducirían herejías destructoras dentro de la iglesia, pero habrá un remanente, que levantará la bandera de Cristo y proclamará la verdad aún a costa de sus vidas.

5. ¿Cómo podemos estar seguros si un profeta lo que dice es verdad o no? ¿Cuáles son las características que menciona la Biblia acerca del verdadero profeta?

·            Los milagros en sí mismos no son prueba. Sólo son evidencia de un poder sobrenatural.

·            Sus predicciones se cumplen (Jeremías 28: 9).

·            No induce al pueblo a la apostasía (Deuteronomio 13: 1- 3).

·            Declara lo que Dios le inspira y no habla de sí mismo (Jeremías 14: 14).

·            Habla guiado por el Espíritu Santo (2 Pedro 1: 21).

·            Reconoce la encarnación de Cristo (1 Juan 4: 1-3).

·            Habla de acuerdo a la ley de Dios (los 10 mandamientos) y al testimonio bíblico (Isaías 8: 20).

·            Su vida armoniza con el mensaje de Dios. “Por sus frutos los conoceréis”(Mateo 7: 15-20)      

6. ¿Qué experimenta el que cree y respeta el verdadero don profético?

“…Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados” (2 Crónicas 20:20).

“No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo. Retened lo bueno” (1 Tesalonicenses 5: 20, 21).

·            No hay nada que proporcione más confianza y seguridad al ser humano que creer en el Señor.

·            Nadie está verdaderamente firme hasta que se afirme en Dios.

·            ¿Qué más puede pedir un ser humano cuando tiene seguridad y prosperidad  que viene de Dios? Dios enviaba a sus profetas en primer lugar para que pudieran originar una regeneración espiritual en el corazón de su pueblo.  Pero cuanto mayor era la prosperidad espiritual de una nación, más segura era la prolongación de su prosperidad material.

·            “No menospreciéis las profecías” (1 Tes. 5:20). El apóstol Pablo, sabía la importancia que tiene  al tomar en cuenta y apreciar las profecías bíblicas (1 Cor. 12: 10; Efe. 4: 11). De acuerdo 1 Tes. 5:19,20; parecería que profetizar era una de las principales formas como se manifestaban los dones espirituales en Tesalónica.  El interés de la iglesia en el regreso de Cristo (1 Tes. 1: 10; 2: 19; 3: 13; 4: 13-18; 5: 1-11) añadiría lógica a la presencia del don de profecía.

·            En la iglesia apostólica hubo no pocos verdaderos profetas (Hech. 11: 28; 15: 32; 21: 8-11).

 

REFLEXIONES Y APLICACIONES PARA LA VIDA

Mí querido(a) amigo(a) o hermano(a): ¿Es posible hablar del remanente y no pertenecer? ¿Qué cambios deberíamos estar realizando en nuestras vidas, en pensamiento y acciones para  identificarnos más con el remanente?

1. ¿Qué datos biográficos conoces de Elena G. White?

·          Nació el 26 de noviembre de 1827, en Gorham, Maine, USA.

·           Pasó su infancia y adolescencia en la vecina ciudad de Portland.

·           En 1836 sufre un accidente que traerá consecuencias para su salud física.

·           En marzo de 1840 escucha por primera vez el mensaje del regreso de Jesús.

·          El 26 de junio de 1842 es bautizada y aceptada como miembro de la iglesia metodista.

·           En la primavera de 1845 conoció a Jaime White con quien contrajo matrimonio el 30 de agosto de 1846.

·           De su matrimonio nacieron 4 hijos, el último fallece a los tres meses.

·           El 6 de agosto de 1881 quedó viuda.

·           Fallece el 16 de julio de 1915.

2. ¿Sabes algo…? ¿Qué conoces del Ministerio de Elena G. White?

·          Su ministerio profético se inició en diciembre de 1844 cuando tuvo su primera visión.

·           A partir de allí fue una incansable predicadora y escritora. Escribió unas 100, 000 páginas manuscritas.

·           Tiene la reputación de ser la escritora (de sexo femenino) más traducida del mundo.

·          Su pequeño libro: EL CAMINO A CRISTO se encuentra disponible en más de 100 idiomas.

·           Entre sus obras más reconocidas está la Serie del Gran Conflicto compuesta de 5 tomos: PATRIARCAS Y PROFETAS, PROFETAS Y REYES, EL DESEADO DE TODAS LAS GENTES, HECHOS DE LOS APOSTOLES Y EL CONFLICTO DE LOS SIGLOS.

·           Su libro LA EDUCACIÓN es utilizado como libro de consulta en los Ministerios de Educación de muchos países.

·          Casi 71 años de servicio a la  Causa de Dios , la vivencia fiel de todos los principios de la Palabra de Dios, mensajes que exaltan el valor único de la Biblia por sobre todas las cosas, certifican una vida consagrada al ministerio profético.

El New York Independent le tributó este justo homenaje: “Ella vivió y realizó con dignidad la vida y obra de una profetisa”.

·          Sus consejos en pro de la salud se anticiparon en décadas a los descubrimientos científicos: La contaminación ambiental; efectos benéficos de la luz solar; bebidas intoxicantes; las grasas y las enfermedades cardiovasculares; el azúcar y la enfermedad; el ejercicio y la circulación; el cáncer y sus causas; el tabaco y el cáncer de pulmón.

3.  ¿Quién es una profetisa?

Mujer llamada por Dios para desempeñar el oficio profético.  El don de profecía de tanto en tanto fue otorgado a mujeres devotas así como lo fue a los hombres.  María fue la 1ª mujer en la Biblia honrada con este título (Exo. 15:20, 21; Núm. 12:2).  Miqueas la nombra junto con Moisés y Aarón como instrumentos de Dios en el éxodo (Miq. 6:4).  Los israelitas recurrieron a la profetisa Débora como jueza en los días en que Jabín y Sisara oprimían a Israel (Jue. 4:4-15).  Hulda fue una profetisa de confianza durante el reinado de Josías (2 Rey. 22:12-20).  Otras profetisas bíblicas fueron Ana (Luc. 2:36) y las 4 hijas de Felipe (Hech. 21:8, 9). "Profetisa" en Isa. 8:3 puede designar sencillamente a la esposa de un profeta.

4. ¿Por qué Dios daría el don del espíritu de profecía, aún para la actualidad? ¿Qué propósitos tienen los escritos de Elena G. de White? ¿Qué beneficios recibe el creyente que estudia sinceramente la Biblia con los libros del espíritu de profecía? ¿Personalmente que bendiciones has recibido al estudiar la Biblia en armonía con los testimonios claros y agudos del espíritu de profecía?

Por experiencias vividas de cada uno de nosotros y de muchas personas que han tenido una relación personal con Jesús podemos decir, que el espíritu de profecía tiene los siguientes propósitos:

a)         Exalta la Biblia y guía a los hombres y mujeres a ella.  No son para dar nueva luz, si no para imprimir vívidamente en el corazón las verdades de la inspiración ya reveladas (Historia de la redención, Patriarcas y profetas, Profetas y reyes, A fin de conocerle, Cada día con Dios, Dios nos cuida)

b)         Aclara las grandes verdades de la Biblia para la vida diaria en forma simplifica y magnificada (La serie el gran conflicto, Mensajes selectos I, II, III, Fe y obras, Exaltad a Jesús, Testimonios selectos 1, 2, 3, 4,5, Testimonios para la iglesia 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8,9).

La palabra de Dios es suficiente para iluminar la mente entenebrecida, y puede ser entendida por los que tienen el deseo de comprenderla. Pero a pesar de esto algunos que profesan y estudian se oponen a sus enseñanzas para que no haya excusa. Dios da testimonios claros y agudos, llevándolos de vuelta a la Palabra de Dios, que han dejado de seguir.

c)         Reprende el pecado y anima a ser obedientes a la Biblia, conduciéndonos a los pies de Jesús (El Camino a Cristo, El deseado de todas las gentes, Palabras de vida del Gran Maestro, Reflejemos a Jesús, El discurso Maestro de Jesucristo).

d)          Aplica los principios bíblicos a la vida moderna con propósitos prácticos, una relación personal con Jesús (La educación, El hogar cristiano, Mensajes para los jóvenes, Felicidad y armonía en el hogar, Mente carácter y personalidad, La temperancia, Consejos sobre régimen alimenticio, Consejos sobre mayordomía cristiana).

e)         Exhorta al servicio a Dios y a nuestros prójimos por amor (Servicio cristiano eficaz, El evangelismo, Obreros evangélicos, Hechos de los apóstoles, Un llamado al evangelismo médico, El ministerio de la bondad).

f)          Prepara un pueblo para los días finales de la historia de la tierra y estar listo para la Segunda Venida de Cristo (Primeros escritos, Eventos de los últimos días, Seguridad y paz en el conflicto de los siglos).

Resumen: El testimonio de Jesús y el espíritu de la profecía son una continuación de la revelación propia de Dios dada por medio de los profetas del Antiguo Testamento, culminando con Jesús, y transmitida por medio de los apóstoles, los profetas y los mártires de la iglesia temprana. El pueblo de Dios del fin del tiempo se caracteriza como el que preserva y restaura este mensaje profético. Por el poder del Espíritu Santo y por medio de sus palabras y sus actos, habla en favor de Jesús en los días finales.

Ore conmigo, por favor… “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.  Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria” (Isa. 61:1,2)… Feliz sábado


http://www.vivafeliz.es.tl

http://groups.google.com.mx/group/fino2008escuelasabatica/files

http://www.pmministries.com/CEES/2008/ES4/Index.html

http://comentariosdeescuelasabatica.blogspot.com; http://www.adventistas.com.mx.

Bibliografía: Pfandl Gerhard, El don profético en las Escrituras y en la historia adventista, Guía de estudio de la Biblia, Edición para maestros, enero-marzo de 2009__Notas de E.G. White para las Lecciones de la Escuela Sabática,  enero-marzo de 2009__G. White Ellen: El misterio de curación, Patriarcas y profetas, Los hechos de los apóstoles, Primeros escritos,   Mensajes selectos Tomo I, III, Fe y Obras,  La educación, El Conflicto de los siglos__Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día: Comentario Bíblico adventista del Séptimo Día, Tomo I, IV, V &,VII- Diccionario Bíblico Adventista del Séptimo día, - Creencias de los Adventistas del Séptimo Día, 1988 & 2006, _D. Thomas Jerry, Las 28 Creencias fundamentales para mí, APIA, 2007.

Hermanos y maestros de la Escuela Sabática, espero que les pueda servir de ayuda este material. El propósito es, abarcar toda la lección de la semana; considerando los objetivos principales y aplicándolos en nuestra vida cristiana...gracias por las sugerencias y comentarios que nos han enviado; que la honra y la gloria sea para Dios. Si gusta escribirnos, este es el correo: delfino_comessab@hotmail.com delfinosabbathschoolcomment@gmail.com  ¡Dios les bendiga  en cada una de sus actividades!, y esperando pronto la bendita esperanza de la Segunda Venida de Cristo Nuestro Señor.


Por

MC. Delfino  Jarquín López,  [delfino_comessab@hotmail.com]   

Iglesia Central, Matías Romero Avendaño, Oaxaca, México (www.adventistas.com.mx)

http://groups.google.com.mx/group/fino2008escuelasabatica

El Ingeniero MC. Delfino  Jarquín López ha autorizado al Dr. Pedro J. Martínez de Ministerios PM , ha publicar sus comentarios semanales de la lección de la Escuela Sabática en Centro Internacional para el Estudio de la Escuela Sabática


 

[Acerca de Nosotros]  [Centro Internacional de la Escuela Sabática]  [Ministerios de Iglesia][Ministerio de la Salud] [Ministerio de la Palabra]  [Ministerio Profético] [ Ministerios Apologético] [Ministerios de Música]  [Ministerios Audio-Visual [Centro White MPM]  [Centro de investigación]  [Centro de Noticias MPM] [Historia IASD]  [Iglesias ASD en la Red]  [Escríbenos]  [Conozca a Marissa]  [Conozca al Dr. Martínez]  [Foto-Album  Familia Martínez]   [Home]

 

Usted es el Visitante FastCounter by LinkExchange