Dr Pereyra II


La Singularidad de la Biblia

Lección 1

Para el 3 de Enero del 2009


 

      

1B. Introducción

Una y  otra vez, como si fuese un disco rayado, escucho la frase, "Oh, ¿usted no lee la Biblia, verdad que no?" A veces está expresada de otra manera, "¡Vaya! Pero si la Biblia es nada más que otro libro, usted debería leer...etc.". También está el caso del estudiante que se enorgullece porque la Biblia está en su librero junto con sus otros libros, tal vez polvorienta y sin siquiera haber sido abierta, ¡pero está allí! con los otros "grandes".

Y tenemos el caso del profesor que desacredita la Biblia ante sus alumnos y se ríe despreciativamente ante el pensamiento de leerla, y para qué hablar de tenerla en la biblioteca de uno.

Las anteriores preguntas y observaciones me molestaban cuando procuré, no siendo cristiano todavía, refutar la Biblia como la Palabra de Dios al hombre. Finalmente llegué a la conclusión de que eran expresiones trilladas de hombres y mujeres prejuiciados, faltos de conocimiento, e ignorantes.

La Biblia debiera estar en la parte más alta de nuestra estantería, y ella solamente. La Biblia es "única". ¡Eso es! Las ideas de que he echado mano para describir la Biblia están resumidas en la palabra "única".

Webster debe haber tenido en mente este "Libro de libros" cuando escribió la definición para "único": "1. uno y especial; singular; solo. 2. diferente de todos los otros; no tiene igual o semejante".

El profesor M. Montiero-Williams (citado por Sidney Collet, All About the Bible, Fleming Revell), ex profesor de Sánscrito en Boden, pasó 42 años estudiando libros del oriente, y dijo al compararlos con la Biblia:

"Apílelos, si quiere, al lado izquierdo de su mesa de estudio; pero coloque su propia Santa Biblia al lado derecho -ella sola, completamente sola allí- y con un amplio espacio entre ellos. Por cuanto... hay un abismo entre ella y los así llamados libros sagrados del oriente, abismo que separa a ésta de los otros en forma total, sin esperanza, y para siempre... un abismo tan profundo que no puede ser atravesado por ninguna ciencia de pensamiento religioso" (1/314, 315).

2B. La Biblia es única.

Es el libro "diferente de todos los otros" en las maneras siguientes (además de muchas otras más):

       1C. ÚNICA EN SU CONTINUIDAD. He aquí un libro:

1.       Escrito en un período de 1600 años.

2.      Escrito a lo largo de 60 generaciones.

3.       Escrito por más de 40 autores de todas las clases sociales, incluyendo reyes, campesinos, filósofos, pescadores, poetas, estadistas, eruditos, etc.:

  • Moisés, líder político, adiestrado en las universidades de Egipto

  • Pedro, un pescador

  • Amos, un pastor

  • Josué, un general militar

  • Nehemías, un copero

  • Daniel, un primer ministro

  • Lucas, un médico

  • Salomón, un rey

  • Mateo, un cobrador de impuestos

  • Pablo, un rabino

4.                      Escrito en diferentes lugares:

  • Moisés en el desierto

  • Jeremías en una celda carcelaria

  • Daniel en la ladera de un cerro y en un palacio

  • Pablo dentro de los muros de la prisión

  • Lucas mientras viajaba

  • Juan en la isla de Patmos

Otros en medio de los rigores de una campaña militar

5.        Escrito en diferentes épocas:

  • David en tiempos de guerra

  • Salomón en tiempos de paz

6.       Escrito bajo diferentes estados de ánimo:

Algunos escribieron desde las cumbres del gozo y otros escribieron desde las profundidades de la tristeza y desesperación

7.    Escrito en tres continentes:

  • Asia, Africa y Europa

8.       Escrito en tres idiomas:

  • Hebreo: Era el idioma del Antiguo Testamento

    • En 2 Reyes 18:26-28 es llamado "la lengua de Judá".

    • En Isaías 19:18 recibe el nombre de "la lengua de Canaán".

  • Arameo: Era la "lingua franca" del Cercano Oriente hasta el tiempo de Alejandro el Grande (Siglo VI A.C. hasta el siglo IV A.C.) (2/218)

  • Griego: Idioma del Nuevo Testamento. Era el idioma internacional en los tiempos de Cristo.

9.    Incluye entre su material centenares de asuntos de controversia. Un asunto de controversia es tal que al mencionarse o discutirse crea opiniones contrarias.

Los autores bíblicos hablaron sobre centenares de asuntos de controversia con armonía y continuidad desde Génesis hasta Apocalipsis. Hay sólo una historia en desarrollo: "La redención del hombre efectuada por Dios".

Geisler y Nix (A General Introduction to the Bible, Moody Press, 1968) lo expresan de esta manera:

  • "El 'Paraíso perdido' del Génesis se convierte en el 'Paraíso recobrado' de Apocalipsis. Mientras que la verja que conduce hasta el árbol de la vida es cerrado en el Génesis, se abre para siempre en el Apocalipsis" (2/24)

F.F.Bruce (The Books and the Parchments, Fleming H. Revell) observa que: "Cualquier parte del cuerpo humano puede ser debidamente explicada únicamente en relación con el cuerpo entero. Y cualquier parte de la Biblia puede ser explicada únicamente en forma adecuada en relación con la Biblia entera" (3/89)

Bruce concluye de este modo:

  • "La Biblia, a primera vista, parece ser una colección de literatura -principalmente judaica. Si inquirimos respecto de las circunstancias bajo las cuales fueron escritos los varios documentos bíblicos, llegaremos a descubrir que fueron producidos en intervalos que cubrieron un período de cerca de 1400 años. Los escritores escribieron en varios países, desde Italia en el occidente hasta Mesopotamia y posiblemente Persia en el oriente. Los escritores mismos forman un número heterogéneo de personas, no solamente separados unos de otros por centenares de años y centenares de kilómetros, sino que pertenecían a los más diversos niveles de vida. En sus filas tenemos reyes, guardas de ganado, soldados, legisladores, pescadores, estadistas, cortesanos, sacerdotes y profetas, un rabino fabricante de carpas y un médico gentil, sin decir nada de otros de quienes poco sabemos aparte de los escritos que nos dejaron. Los escritos mismos pertenecen a una gran variedad de estilos literarios. Incluyen historia, leyes (civiles, penales, éticas, rituales, sanitarias), poesía religiosa, tratados didácticos, poesía lírica, parábolas y alegoría, biografía, correspondencia personal, memorias y diarios personales, añadido a los tipos claramente bíblicos de la profecía y escritos apocalípticos.

  • "Por todo ello, la Biblia no es simplemente una antología; existe una unidad en todo el conjunto. Una antología es compilada por un antologista, pero no hubo antologista que compilara la Biblia" (3/88)

10.       Conclusión de continuidad -una comparación con los Grandes Libros del Mundo Occidental.

Un representante de los Grandes Libros del Mundo Occidental llegó hasta mi casa reclutando vendedores para su serie- Extendió ante mí la cartilla de las series de Grandes Libros del Mundo Occidental. Estuvo hablando durante cinco minutos con nosotros acerca de la serie de Grandes Libros del Mundo Occidental, y nosotros pasamos una hora y media hablándole acerca del Más Grande de todos los libros.

Lo desafié para que seleccionara 10 de esos autores, que pertenecieran todos a la misma clase social, que fueran de la misma generación, del mismo lugar, de la misma época, que tuvieran el mismo estado de ánimo, que fueran del mismo continente, que hablaran la misma lengua y que trataran de solamente un asunto de controversia (la Biblia habla de cientos de ellos con armonía y pleno acuerdo).

Luego le pregunté: "¿Se mostrarían ellos (los autores) de acuerdo?" Hizo una pausa y luego replicó, "¡No!" ¿Qué resultaría de todo ello?" volví a preguntarle. Inmediatamente dijo, "una mezcolanza".

Dos días más tarde él rindió su vida a Cristo (el tema de la Biblia). ¿Cómo explicar esto? ¡Muy simple! Cualquier hombre que estuviese buscando sinceramente la verdad, consideraría un libro con la singularidad mencionada.

2C. UNICA EN SU CIRCULACION.

Estoy citando básicamente cifras de las Sociedades Bíblicas. Estas cifras fueron extraídas de la Encyclopedia Britannica, Americana, One Thousand Wonderful Things About the Bible (Pickering), All About the Bible (Colett), Protestant Christian Evidences (B. Ramm), A General Introduction to the Bible (Geisler y Nix).

PUBLICACION BIBLICA

Fecha

Biblias

Nuevo Testamento

Porciones (libros separados, etc).

Alrededor de 1804 (Soc. Bíblica Británica)

409.000.000

X

X

En 1928 (Gedeones de América)

965.000

X

X

(Sociedad Bíblica Nacional - Escocia)

88.070.068

 

 

(Sociedad Bíblica de Dublin)

6.987.961

 

 

(Sociedad Bíblica Alemana, 1927)

900.000

 

 

En 1930

12.000.000

 

 

En 1932

1.330.213.815

 

 

En 1947

14.108.436

 

 

En 1951

952.666

1.913.314

13.135.965

En 1955

25.393.161

 

 

1950 - 1960 (anualmente)

3.037.898

3.233.986

18.417.989

En 1963

54.123.820

 

 

En 1964 (Soc. Bíblica Americana)

1.665.559

 

 

Otras

69.852.337

2.620.248

39.856.207

En 1965

76.953.369

 

 

En 1966

87.398.961

 

 

La Biblia ha sido leída por más gente y publicada en más idiomas que cualquier otro libro. Se han producido más copias de ella en su totalidad y más porciones y selecciones que de cualquier otro libro en la historia. Algunos argumentarán que en cierto mes o año se vendieron más copias de algún otro libro. Sin embargo, por sobre todo, no hay absolutamente ningún libro que alcance o comience siquiera a compararse en circulación con las Escrituras. El primer libro formal que se publicó fue la Vulgata Latina. Fue impresa en la prensa de Gutenberg. (4/478-480)

Hy Pickering dice que hace alrededor de 30 años a la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, para cumplir con las demandas de material que tenía, le era necesario publicar: "una copia cada tres minutos, día y noche; 22 copias cada minuto del día y de la noche; 1369 copias cada hora del día y de la noche; 32876 copias cada día del año. Y es profundamente interesante saber que este sorprendente número de Biblias se despachaba a varias partes del mundo en 4583 bultos que pesaban 490 toneladas". (5/227)

Geisler y Nix cita a S.L. Greenslade (ed.), The Cambridge History of the Bible, p.479: "Ningún otro libro ha conocido nada que se aproximara a esta circulación constante" (2/122).

El crítico tiene la razón: "Esto no prueba que la Biblia sea la Palabra de Dios!" Pero muestra de manera muy real que la Biblia es única.

       3C. UNICA EN SU TRADUCCION

La Biblia fue el primer libro que se tradujo (La septuaginta: traducción griega del Antiguo Testamento hebreo, 250 A.C.) (6/1147)

La Biblia ha sido traducida y vuelta a traducir y parafraseada más que cualquier otro libro existente.

La Encyclopaedia Britannica dice que "al llegar 1966, la Biblia entera había aparecido... en 240 idiomas y dialectos... uno o más libros completos de la Biblia en 739 idiomas adicionales, un total de publicación de 1280 idiomas" (7/588)

3000 traductores bíblicos trabajaban en la traducción de las Escrituras entre 1950 y 1960. (7/588)

Según los hechos, la Biblia permanece única  ("una de una especie") en lo que a traducción se refiere.

       4C. UNICA EN SU SUPERVIVENCI

1D. Supervivencia a través del tiempo.

Escrita en materiales perecibles, teniendo que ser copiada y recopiada durante centenares de años antes de la invención de la prensa de imprimir, sin embargo esto no perjudicó su estilo, su corrección ni su existencia. La Biblia, comparada con otros escritos antiguos, tiene más evidencia manuscrita que diez piezas cualesquiera de literatura clásica combinadas.

A.T. Robertson, el autor de la gramática más completa del Nuevo Testamento griego, escribió, "Existen unos 8000 manuscritos de la Vulgata Latina y cuando menos 1000 de las otras versiones primitivas. Añádase unos 4000 manuscritos griegos y tenemos 13000 copias manuscritas de porciones del Nuevo Testamento. Además de todo esto, gran parte del Nuevo Testamento puede reproducirse de las citas de los escritores cristianos primitivos". (8/70)

John Warwick Montgomery (History and Christianity, usado con permiso de Inter-Varsity Press, Downers Grove, III.), dice que, "el manifestarse escéptico respecto del texto resultante de los libros del Nuevo Testamento equivale a lanzar a la oscuridad todos los clásicos de la antigüedad, pues ningún documento del período antiguo está tan bien respaldado bibliográficamente como el Nuevo Testamento" (9/29).

Bernard Ramm (Protestant Christian Evidences, Moody Press), habla de la precisión y número de la autoridad manuscrita bíblica:

"Los judíos lo preservaron como ningún otro manuscrito ha sido preservado jamás. Con su masora (parva, magna, y finalis) llevaban la cuenta de cada letra, sílaba, palabra y párrafo. Tenían clases especiales de hombres dentro de su cultura cuya exclusiva misión era preservar y transmitir estos documentos con fidelidad prácticamente perfecta -escribas, abogados, masoretas. ¿Quién contó jamás las letras, sílabas y palabras de Platón o Aristóteles? ¿De Cicerón o de Séneca?

"En relación con el Nuevo Testamento, existen alrededor de trece mil manuscritos, completos e incompletos, en griego y en otros idiomas, que han sobrevivido desde la antigüedad. Ninguna otra obra clásica de la antigüedad cuenta con tal respaldo" (5/230-1).

John Lea en The Greatest Book in the World comparó la Biblia con Shakespeare:

"En un artículo en el North American Review, un escritor hizo algunas interesantes comparaciones entre los escritos de Shakespeare y las Escrituras, en donde muestra que mucho mayor cuidado debe haberse tenido con los manuscritos bíblicos que con otros escritos, aun cuando había mucha mayor oportunidad de preservar el texto correcto por medio de copias impresas que cuando todas las copias tenían que hacerse a mano. El dijo:

" ' Parece extraño que el texto de Shakespeare, que ha estado en existencia menos de doscientos ocho años, sea mucho más incierto y corrupto que el del Nuevo Testamento, que ahora tiene dieciocho siglos de antigüedad, durante casi quince de los cuales existió solamente en forma manuscrita... Con solamente doce o veinte excepciones, el texto de cada versículo del Nuevo Testamento puede decirse que está de tal manera establecido por el consenso general de los eruditos que cualquier disputa en cuanto a sus lecturas debe atribuirse más bien a la interpretación de las palabras que a cualquier duda respecto de las palabras mismas. En cambio, en cada una de las treinta y siete obras teatrales de Shakespeare hay probablemente un centenar de lecturas todavía en disputa, una gran porción de lo cual afecta el significado de los pasajes en que ocurren' " (10/15).

 

                   2D. Supervivencia a través de la persecución.

Como ningún otro libro, la Biblia ha soportado los ataques mal intencionados de sus enemigos. Muchos han tratado de quemarla, de prohibirla y de "ponerla fuera de la ley desde los días de los emperadores romanos hasta el presente en los países dominados por el consumismo" (5/232).

Sidney Collett, en All About the Bible, dice: "Voltaire, el destacado incrédulo francés que murió en 1778, dijo que cien años después de su época el cristianismo sería borrado de la existencia y pasaría a la historia. ¿Pero qué fue lo que sucedió? Voltaire ha  pasado a la historia; mientras que la circulación de la Biblia continúa creciendo en casi todas partes del mundo, llevando bendiciones por donde va. Por ejemplo, la catedral inglesa en Zanzíbar está construida sobre el sitio del Antiguo Mercado de Esclavos, ¡y la mesa de la comunión está sobre el mismo lugar en donde en otro tiempo estuvo el poste para los azotes! El mundo abunda con semejantes ejemplos... Como alguien ha dicho con mucho acierto, "Intentar detener la circulación de la Biblia, 'Sería lo mismo como poner nuestro hombro contra la quemante rueda del sol y tratar de detenerlo en su llameante curso" (1/63).

En lo concerniente a la jactancia de Voltaire respecto de la extinción del cristianismo y de la Biblia en 100 años, Geisler y Nix señalan que "solamente cincuenta años después de la muerte de éste, la Sociedad Bíblica de Génova usó la misma prensa y casa de él para producir montones de Biblias" (2/123-124) ¡QUE IRONIA DE LA HISTORIA!

En el año 303 D.C. Diocleciano expidió un edicto (Cambridge History of the Bible, Cambridge University Press, 1963), para destruir a los cristianos y a su libro sagrado: "...se promulgó en todas partes una carta imperial, ordenando que las iglesias fuesen demolidas y las Escrituras fuesen destruidas por el fuego, y proclamando que aquellos que detentaban altos puestos perderían todos los derechos civiles, mientras que los que estaban en sus casas, si persistían en su profesión del cristianismo, serían privados de su libertad". (4/476; 11/259)

La ironía histórica del anterior edicto para destruir la Biblia es que Constantino, el emperador que siguió a Diocleciano, 25 años más tarde comisionó a Eusebio para que preparara 50 copias de la Escritura a expensas del gobierno.

La Biblia es única en su supervivencia. Esto no prueba que la Biblia sea cierta. No, pero prueba que permanece sola entre los libros. Un estudiante que anda en busca de la verdad debería considerar un libro que tiene las anteriores cualidades únicas.

3D. Supervivencia en medio de la crítica.

H.L. Hastings, citado por John W. Lee, ha ilustrado con gran fuerza la manera única en que la Biblia ha soportado los ataques de la infidelidad y del escepticismo:

"Los incrédulos han estado refutando y atacando este libro, y sin embargo, en la actualidad permanece tan sólido como una roca. Su circulación aumenta, y es más amado y querido y leído hoy que nunca antes. Los incrédulos, con todos sus asaltos, han hecho tanta impresión en este libro como la que haría un hombre con un martillo de tapicero golpeando las pirámides de Egipto. Cuando el monarca francés propuso que se persiguiera a los cristianos en sus dominios, un anciano estadista y soldado le dijo, 'Señor, la Iglesia de Dios es un yunque contra el cual se han gastado muchos martillos'. Así es como los martillos de los incrédulos han estado golpeando contra este libro por las edades, pero los martillos se gastan, y el yunque todavía dura. Si este libro no hubiese sido el libro de Dios, hace tiempo que los hombres lo hubieran destruido. Los emperadores y los papas, reyes y sacerdotes, príncipes y gobernantes, todos ellos han probado su mano contra él; ellos mueren y el libro todavía vive" (10/17-18).

Bernard Ramm añade que: "Más de un millar de veces las campanas han anunciado la muerte de la Biblia, se ha formado la procesión fúnebre, se ha inscrito la lápida mortuoria, y se ha leído el oficio. Pero de manera inexplicable, el cadáver nunca ha aparecido.

"Ningún otro libro ha sido tan molido, acuchillado, cernido, escudriñado, y vilipendiado. ¿Qué libro de filosofía o de religión, de psicología o de belles lettres de los tiempos clásicos o modernos ha sido sujeto a un ataque masivo semejante al que ha sufrido la Biblia? ¿Con el mismo rencor y escepticismo? ¿Con tal perfección y erudición? ¿Sobre cada capítulo, línea y declaración?

"La Biblia todavía es amada por millones, leída por millones, y estudiada por millones" (5/232-233).

Hubo un tiempo cuando se hablaba de "los resultados confirmados de la alta crítica" pero ahora los más altos críticos están cayendo al lado del camino. Tomemos por ejemplo la "Hipótesis documentaria". La base para su desarrollo fue que el Pentateuco no pudo haber sido escrito por Moisés pues los "resultados confirmados de la alta crítica" han demostrado que la escritura no se conocía en el tiempo de Moisés. Por consiguiente, es obvio que tenía que ser de autor más reciente. Las mentes de los críticos se pusieron a trabajar: los escritores J, E, P, D reunieron todo el material. Fueron tan lejos como para dividir un versículo en tres diferentes autores. Construyeron grandes estructuras de crítica.

Pero fue entonces cuando unos individuos descubrieron el "código negro" (6/444). Tenía sobre sí caracteres en forma de cuña y contenía en detalle las leyes de Hamurabi. ¿Era posterior a Moisés? ¡No! Era anterior a la época de Moisés; y no solamente eso, sino que era anterior a Abraham (2.000 A.C.). Sobrepasaba en antigüedad a los escritos de Moisés cuando menos en tres siglos (6/444). Sorprendentemente, era anterior a Moisés, a quien se suponía ser un hombre primitivo carente de alfabeto.

¡Qué ironía de la historia! La "Hipótesis documentaria" aún es enseñada, sin embargo, su base original ("los resultados confirmados de la alta crítica") ha sido erradicada tras haberse demostrado su falsedad.

Los críticos dijeron que los muros de Jericó no pudieron haberse desplomado, y usted sabe que ellos están equivocados. Se desplomaron.

Los "resultados confirmados de la alta crítica" negaron la existencia de los hititas (pueblo que en aquel tiempo se mencionó solamente en el Antiguo Testamento); no existían otros registros de ellos. Deben ser un mito. Bueno, se equivocaron otra vez. Como resultado de la arqueología, ahora hay centenares de referencias que cubren más de 1200 años de civilización hitita.

Earl Radmacher, presidente del Seminario Bautista Conservador, Portland, Oregon, citando a Nelson Glueck, expresidente del Seminario Teológico Judaico en el Colegio Hebreo Unión de Cincinnati, y quien es uno de los tres más famosos arqueólogos, dice:

"Yo le escuché (a Glueck) cuando él estuvo en el Templo Emmanuel en Dallas, y vi cómo se enrojecía su rostro al decir, 'He sido acusado de enseñar la inspiración verbal, plenaria de la Escritura. Quiero que se me entienda que yo nunca he enseñado esto. Lo que he dicho es que en todas mis investigaciones arqueológicas jamás he encontrado un artefacto de la antigüedad que contradiga alguna de las declaraciones bíblicas" (12/50).

La Biblia es única cuando se trata de enfrentar a sus críticos. No existe otro libro en toda la historia como ella. Una persona que ande buscando la verdad hará bien en considerar a un libro que tiene las cualidades mencionadas.

       5C. UNICA EN SUS ENSEÑANZAS

                   1D. Profecía

Wilbur Smith (The Incomparable Book, Beacon Publications), que es un hombre que ha leído miles de libros, concluye que, "sea cual fuere la idea que tengamos respecto de la autoridad y del mensaje presentado en el libro que llamamos la Biblia, existe consenso unánime de que en muchos sentidos este es el más notable volumen que se haya producido en estos cinco mil años de escritura por parte de la raza humana.

"Es el único volumen producido por el hombre, o por un grupo de hombres, en el cual se puede encontrar un gran cuerpo de profecías relativas a naciones en forma individual, a Israel, a todos los pueblos de la tierra, a ciertas ciudades, y a la venida de Uno que sería el Mesías. El mundo antiguo tuvo muchas maneras diferentes de determinar el futuro, conocidas como adivinación, pero en toda la gama de la literatura griega y latina no hallaremos verdadera profecía específica referente a un gran hecho histórico por suceder en el futuro distante, ni profecía alguna referente a un Salvador que se levantaría entre los humanos, a pesar de que en dicha literatura se emplean las palabras profeta y profecía..." (13/9,10).

"El mahometismo no puede señalar ninguna profecía acerca de la venida de Mahoma, que hubiera sido expresada cientos de años antes de su nacimiento. Tampoco pueden los fundadores de ningún culto en este país identificar ningún antiguo texto que preanunciara específicamente su aparición" (13/9,10).

2D. Historia

Desde 1ª Samuel y a través de 2ª Crónicas uno halla la historia de Israel, cubriendo cerca de cinco siglos. The Cambridge Ancient History, (Vol. I, p.222) dice: "Los israelitas manifiestan ciertamente un gran genio para la construcción histórica, y el Antiguo Testamento representa el más antiguo escrito histórico en existencia".

Wilbur Smith cita al distinguido arqueólogo, Profesor Albright, quien comienza de este modo su ensayo clásico, The Biblical Period:

"La tradición nacional hebrea excede a todas las demás por la claridad con que describe los orígenes tribales y familiares. En Egipto y en Babilonia, en Asiria y en Fenicia, en Grecia y en Roma, buscaremos vanamente algo comparable. No hay nada como ella en la tradición de los pueblos germánicos. Ni la India ni la China pueden presentar algo similar, puesto que sus más antiguas memorias históricas son depósitos literarios de tradición dinástica distorsionada, sin trazas del cuidador de ganado o campesino tras el semidios o rey con el cual comienzan sus registros. Ni en los más antiguos escritos históricos hindúes (los Puranas) ni en las primeras historias griegas, existe huella del hecho de que tanto los Indoarios como los helenos fueron nómadas en otro tiempo, que emigraron a sus posteriores territorios procedentes del norte. Los asirios, a decir verdad, recordaron vagamente que sus primeros gobernantes, cuyos nombre ellos mencionan pero sin detalles en lo referente a sus hechos, moraron en carpas, pero hacía mucho tiempo que se había olvidado de dónde habían venido" (13/24).

(Este ensayo se halla en Los Judíos, Su Historia, Cultura y Religión, ed. por Louis Finkelstein).

3D. Personalidades

Lewis S. Chafer, fundador y ex-presidente del Seminario Teológico de Dallas, lo expresa de este modo: "La Biblia no es la clase de libro que el hombre escribiría si pudiera, o que podría escribir si quisiera hacerlo".

La Biblia trata con mucha franqueza acerca de los pecados de sus personajes. Lea las biografías actuales, y fíjese cómo tratan de encubrir, pasar por alto, o ignorar la parte sombría de la gente. Como ejemplo, tome el caso de los grandes genios literarios; la mayoría son pintados como santos. La Biblia no procede de ese modo. Cuenta las cosas simplemente como son:

  • Los pecados del pueblo denunciados à Deuteronomio 9:24

  • Pecados de los patriarcas à Génesis 12:11-13, 49:5-7

Los evangelistas describen sus propias faltas y las faltas de los apóstoles  à Matero 26:31-56; 8:10-26; Juan 10:6; 16:32; Marcos 6:52; 8:18; Lucas 8:24,25; 9:40-45.

  • Desorden en las iglesias à 1 Corintios 1:11; 15:1; 2 Corintios 2:4; etc.

Muchos dirán, "¿Por qué tuvieron que poner ese capítulo referente a David y Betsabé?" Bueno, es que la Biblia tiene el hábito de contar las cosas como son.

       6C. UNICA EN SU INFLUENCIA SOBRE LA LITERATURA CIRCUNDANTE

Cleland B. McAfee escribe en The Greatest English Classic: "Si se destruyeran todas las Biblias en todas las grandes ciudades, el Libro podría ser restaurado en todas sus partes esenciales a partir de las citas de ella en las estanterías de la biblioteca pública de la ciudad. Existen obras, provenientes de casi todos los grandes escritores literarios, dedicadas especialmente a mostrar la gran influencia que la Biblia ha tenido sobre ellos" (14/134).

El historiador Philip Shaff (The Person of Christ, American Tract Society, 1913) describe vívidamente la singularidad de ella lo mismo como la del Salvador que ella presenta:

"Este Jesús de Nazaret, sin dinero ni armas, conquistó más millones que Alejandro, César, Mahoma, y Napoleón; sin ciencia ni erudición, derramó más luz sobre las cosas divinas que todos los filósofos y eruditos combinados; sin la elocuencia de las escuelas, habló tales palabras de vida como nunca antes o después fueron dichas, y produjo efectos que yacen más allá del alcance del orador o del poeta; sin escribir una sola línea, puso en movimiento más plumas, y proporcionó temas para más sermones, oraciones, discusiones, volúmenes de erudición, obras de arte, y cánticos de alabanza que el ejército completo de grandes hombres de los tiempos antiguos y modernos".

Bernard Ramm (Protestant Christian Evidences, Moody Press, 1957) agrega: "Existen complejidades de estudios bibliográficos que no tienen paralelo en ninguna otra ciencia o departamento del conocimiento humano. A partir de los Padres Apostólicos, allá por el año 95 D.C., hasta los tiempos modernos, existe un gran río literario inspirado por la Biblia -diccionarios bíblicos, enciclopedias bíblicas, léxicos bíblicos, atlas bíblicos, y geografías de la Biblia. Estos pueden considerarse como el punto de partida. Luego, a la ventura, podemos mencionar la vasta bibliografía sobre teología, educación religiosa, himnología, misiones, los idiomas bíblicos, historia de la iglesia, biografía religiosa, obras devocionales, comentarios, filosofía de la religión, evidencias, apologética, etc. Parece haber un número interminable" (5/239).

Kenneth Scott Latourette (A History of Christianity, Harper and Row, 1953), quien fuera historiador de Yale, dice:

"Una evidencia de su importancia, del efecto que él ha tenido sobre la historia, y presumiblemente, del desconcertante misterio de su ser, es el hecho de que ninguna persona que haya vivido sobre este planeta ha evocado una cantidad tal de literatura entre tantos pueblos e idiomas, y que, lejos de menguar, el torrente continúa en aumento" (15/44).

3B. La conclusión es obvia.

Lo anterior no es una prueba de que la Biblia sea cierta, pero para mí es una prueba de su singularidad ("diferente de todos los otros; no tiene igual o semejante").

Un profesor me hizo notar:

"Si usted es una persona inteligente, leerá el libro que ha atraído la atención más que los demás, en el caso de que usted ande en busca de la verdad".

P.S. La Biblia fue el primer libro religioso que fue llevado al espacio exterior (en microfilm). Es el primer libro leído que describe el origen de la tierra (los astronautas leyeron Génesis 1:1 -"En el principio... Dios..."). Y ahora piense: Voltaire dijo que en 1850 este libro estaría extinguido.

Podría usted añadir que es uno de los libros más costosos (si es que no resulta ser el de mayor valor). La Biblia Vulgata latina de Gutenberg se vende en más de 100.000 dólares. Los rusos vendieron el Códice Sinaítico (una de las copias más antiguas de la Biblia) a Inglaterra en 510.000 dólares. (5/227)

Usted debería tomar nota. El telegrama más largo del mundo fue la Versión Revisada del Nuevo Testamento, enviada desde Nueva York a Chicago. (5/227)

Referencias

  • 1.    Collett, Sidney. All About the Bible. Old Tappan: Revell, n.d.

  • 2.   Geisler, Norman L. and William E. Nix. A General Introduction to the Bible. Chicago Moody Press, 1968.

  • 3.   Bruce, F.F. The Books and the Parchments. Ed. Rev. Westwood: Fleming H. Revell Co., 1963.

  • 4.    Greenslade, Stanley Lawrence (ed.). Cambridge History of the Bible. New York: Cambridge University Press, 1963.

  • 5.   Ramm, Bernard. Protestant Christian Evidences. Chicago: Moody Press, 1957. Usado con permiso.

  • 6.    Unger, Merrill F. Unger's Bible Dictionary. Ed. rev. Chicago: Moody Press, 1971. Usado con permiso.

  • 7.    Encylopaedia Britannica. Vo.3. Reimpreso con permiso, derechos reservados por Encyclopaedia Britanica, 1970.

  • 8.     Robertson, A. T. Introduction to the Textual Criticism of the New Testament. Nashville: Broadman Press, 1925.

  • 9.     Montgomery, John Warwick. History and Christianity. Downers Grove, IL 60515: Inter-Varsity Press, 1971. Usado con permiso.

  • 10.   Lea, John W. The Greatest Book in the World. Philadelphia: n.p., 1929.

  • 11.    Eusebio. Historia Eclesiástica. VIII, 2.

  • 12.   Conversación con el Dr. Earl Radmacher, Dallas, Texas, Junio de 1972.

  • 13.    Smith, Wilbur M. The Incomparable Book. Minneapolis: Beacon Publications, 1961.

  • 14.     McAfee. Cleland B. The Greatest English Classic. New York: n.p., 1912.

  • 15.    Latourette, Kenneth Scott. A History of Christianity. New York: Harper & Row, 1953.

 

 


Por Josh McDowell, tomado de Evidencia que exige un veredicto, SBU.
 

 

[Acerca de Nosotros] [Conozca a Marissa][Conozca al Dr. Martínez] [Teología] [Profecías] [ Apología] [Historia IASD] [Centro de investigación] [Iglesias ASD en la Red] [Centro White][Centro de Noticias MPM][Itinerario] [Diezmo] [La Leche] [El Tabaco] [El Café][Zacarías][Escríbenos][Foto-Album  Familia Martínez] [Home]

Usted es el Visitante    FastCounter by LinkExchange