ELENA DE WHITE Y LA LITERATURA

Por W. P. Bradley
Presidente de la Junta y Miembro del Personal del Centro White

 

El tema de Elena G. de White y la literatura es uno en el cual deseo, antes que nada, descalificarme como experto, porque en comparación con algunos que han hecho una carrera del estudio y la enseñanza de la literatura, me faltaría llenar la mayor parte, si no todos los requisitos para serlo. Determiné estar con ustedes hoy para hablarles, simplemente porque otros de nuestra oficina no estaban disponibles, ¡y Arthur L. White me dijo que era mi deber! Además, un predicador está constantemente listo para presentar una charla en cualquier momento.

El tema es ciertamente de vital importancia en nuestro sistema educativo Adventista del Séptimo Día. Estoy seguro de que nuestros maestros de literatura están dedicados a esta iglesia y a realizar sus más altos objetivos y están consagrados a encontrar el mejor método para preservar y llevar a cabo los objetivos básicos de la iglesia.

Antes que todo, me parece que ningún estudiante de una escuela adventista debería ser obligado a elegir entre lo que él sinceramente cree que los escritos de Elena G. de White enseñan con respecto a la literatura y los requisitos de su curso de literatura, y ser calificado de fanático por escoger lo primero. Debe haber una manera de elaborar nuestros cursos para que no surjan esos problemas, y si alguno se sucediera, que los programas sean lo suficientemente flexibles para proteger cuidadosamente las conciencias y a la vez mantener las normas escolares.

 

Esta junta, sin duda alguna, fijará el criterio y hará posiblemente listas de compilaciones de material de estudio literario apropiado a varios niveles. Una labor tal tendría ciertamente la aprobación de Elena G. de White que sintió el problema y aconsejó que se hiciera tal elección (ver. Consejos para Maestros, pág. 125; Mensajes para los Jóvenes, pág. 269).

El campo en que debemos arar parece haber sido arado antes de nosotros y algunos aun han abonado el suelo. Entre éstos se hallaban Raúl T. Gibbs, en septiembre de 1962; John D. Waller, en agosto de l965; León William Cobb, en 1966; en el seminario bíblico del Colegio de Walla Walla en julio de 1967; J. D. Blake, en agosto de 1969; y finalmente, Max Phillips en la revista Insight del 15 de junio de l971. Hay indudablemente otras contribuciones de las cuales no tengo conocimiento. Todas éstas han ayudado con discernimientos más profundos acerca del tema y nos han alumbrado ciertamente con sus puntos de vista e interpretaciones.

Nuestros problemas de discriminación y de elección no se refieren únicamente a la lectura. Encontramos problemas paralelos en otras llamadas formas de arte; en dramas escritos en prosa o en verso para ser representados por personajes; en música, donde los sonidos, algunas veces acompañados de palabras, se mezclan para producir una experiencia de tipo emotivo y a menudo intelectual de un gran impacto, causando así asombro, admiración, humor o bien sobresalto y conmoción; en pintura o escultura, en donde pueden observarse los extremos en el estilo que va desde lo sublime hasta lo insensato.

En todos estos medios de acceso a la mente y el espíritu, sea a través de la página impresa, la televisión, la galería de arte o un escenario, estamos llamados a hacer una elección cristiana basada en los principios establecidos por la Biblia, la instrucción del Espíritu de Profecía y el ejercicio de los gustos sensibilizados por el cristianismo.

Con respecto al estudio de la literatua, Elena G. de White indica claramente que la búsqueda de conocimiento en el ramo literario no debería desanimarse (Consejos para los Maestros, pág. 20). Queremos que nuestros jóvenes estén suficientemente instruidos en las distintas disciplinas y en las gracias sociales para que no salgan de nuestras escuelas como gentes ignorantes o rústicas. Sin embargo; de acuerdo a los principios bíblicos, hay una sencillez que es segura y una sabiduría que es peligrosa. Pablo dice muy bien. "Les desearía que fuesen expertos en el bien pero sencillos en el mal" (Rom. 16:19). Parece que en el contexto bíblico, nadie necesita avergonzarse si desconoce cuál es el último best seller.

Y todos nosotros sabemos que en este campo de la literatura, en el cual se arriesga tanto en el proceso educativo, debemos ser guiados por principios irreprochables, y Elena G. de White ha indicado significativamente: "La Biblia contiene todos los principios que los hombres necesitan entender para ser dignos de vivir en esta vida y en la venidera" (Ed. pág. 123).

Evaluando los consejos de Elena G. de White acerca de la lectura y de la literatura, se llama la atención al uso que ella hace de la palabra "ficción". ¿Incluye ella bajo "ficción" a todos los eventos que nunca sucedieron hasta ahora en la historia de la vida de algunos individuos? Cuando ella condena la "ficción" ¿se está refiriendo a todos los relatos que están compuestos, tomando en cuenta varios incidentes de la vida de uno o más individuos según el recuento del autor, o los completamente imaginarios?

Para obtener cierta perspectiva histórica acerca de los consejos de Elena G. de White en cuanto a la lectura y la literatura, organicé sus declaraciones en lo que parece ser su orden cronológico. Recuerdo que el Dr. Waller dijo que la novela había "llegado" a Estados Unidos en 1860. Quizás los artículos de Elena de White son paralelos a la expansión de la producción de algunos tipos de literatura que ella discutió. De todas maneras, hice una lista que aparece en este artículo.

Notamos que la aprobación de Elena G. de White de una pieza literaria no está necesariamente basada en la actualidad del material que ésta contiene; antes bien, debe aplicarse el criterio con respecto al valor intrínseco del material. Sus efectos sobre el carácter y la mente del lector deben ser evaluados. Por tal razón, según su criterio, no toda la narrativa histórica pasa la prueba. Pero, digamos que obtuvimos la información de las fuentes más seguras; de los diarios, las biografías, las reminiscencias, los relatos contemporáneos. No es ficción, es historia y erudición; por consiguiente, ¡debería pasar la prueba! Elena de White dice, no, y señala "las enormidades, las crueldades, las prácticas licenciosas" que describen y continúa diciendo: "Los libros que describen vívidamente las prácticas satánicas de los seres humanos les dan publicidad a las obras del mal. Los horribles detalles del crimen y de la miseria no tienen que ser revividos, y nadie que crea en la verdad presente debería tomar parte en la perpetuación de su recuerdo" (7T, pág. 165). Nuevamente ella habla de la relativa falta de valor que tiene el contemplar y glorificar las hazañas de los Faraones, los Herodes y los Césares del mundo" (MJ, pág. 281). Se podría aún concluir, de acuerdo con su consejo, que los cristianos no necesitan gastar una cantidad de tiempo excesivo en periódicos y revistas que magnifican lo sensacional y se refieren mayormente a lo anormal. Ciertamente, los cristianos deberían esforzarse por controlar la compulsión a seguir el ejemplo de muchos en nuestra cultura durante los años '70, que creen que deben "decirlo tal como es".

Se puede obtener una comprensión parcial del uso del término "ficción", como es usado por Elena G. de White, no tanto la elección que hace de la literatura y de las figuras literarias para ella misma y para los demás. Primero, consideramos la lista de libros encontrados en la biblioteca de Elena G. de White al momento de su muerte en 1915. En las páginas subsiguientes, tenemos una clasificación de esta lista en categorías. Esa lista puede o no decirnos algo. Cualquiera que desee consultar la lista de libros detalladamente, lo puede hacer. Tenemos una copia que nos da todos los títulos.

En segundo lugar, notamos la forma muy selectiva en que Elena de White escribe en cuanto a ciertas personas cuyos nombres son altamente considerados en la literatura, o la manera en que ella usa algunos de sus materiales. Ella condenó la inclusión por los editores del Signs de su editorial acerca de Shakespeare del 9 de julio de 1902, en el cual se exponían los antecedentes históricos y geográficos de Shakespeare y su posición en la literatura, y objetó la práctica de glorificar a alguien que no era un cristiano. En su carta a los editores (CB, págs. 106-1902) dice:

"No llaméis eminente a ningún hombre que no tenga la sabiduría de escoger al Señor Jesucristo, la luz del mundo" lás páginas 15-17 del material expuesto presentan estos documentos. Reprendió a D. M. Canright por escoger algunos títulos de obras que incluyó en un artículo en la Review del 7 de septiembre de 1886, recomendando que fuesen leídas por la juventud. En esta lista aparecía La Cabaña del Tío Tom, Robinson Crusoe y las Fábulas de Esopo contra las cuales expresó objeciones (5T, págs. 516-620).
Elena de White reprendió la inclusión de las ilustraciones que aparecieron en la Review del 27 de mayo de l902 y del l0 de junio de l902, mostrando a músicos egipcios y una vista del templo de El-Karnak. (Ver notas pág. 18.)

Se refiere también al historiador Edward Gibbon como escéptico y dice que él, tanto como otros hombres llamados grandes por el mundo, "se colocó bajo la bandera de Satanás" (4T, pág. 520). Y aunque Byron "tuviera concepción intelectual y profundidad de pensamiento... él era un agente de Satanás" (Ibid. 419).

Sin embargo, ella incluye una selección de Víctor Hugo en sus Lecturas del Sábado, Vol 11, págs. 253-256 y cita Longfellow en la Educación, págs. 287 y 288.

En tercer lugar, podemos examinar el material en los volúmenes de Lecturas del Sábado para ver la clase de material que ella escogió y recomendó. D. M. Canright enlistó esos volúmenes en su artículo sobre obras aprobadas y dijo, "El contenido en estos volúmenes ha sido recopilado con gran cuidado por la hermana White".

No vemos ninguna razón para diferir de las conclusiones del Dr. Waller, quien estudió el contenido de cuatro de los volúmenes cuidadosamente tratando de juzgar si los incidentes mencionados en las selecciones eran reales o no. Los prefacios de los cuatro volúmenes que tenemos firmados por el "recopilador" explica la base según la cual se escogieron las selecciones y son muy iluminadores. Se hallan en el anexo.

Hablando de literatura malsana, Elena G. de White usa sus más poderosos argumentos para discutir sobre la lectura de "novelas" y de obras de "ficción". No logré notar gran diferencia en su tratamiento de ambas y quizás, en su pensamiento, eran iguales. En el índice se hallan alrededor de 16 referencias enumeradas en contra de "ficción" y 28 diferentes referencias en contra de la novela, aunque los números puedan no tener algún significado especial.

La novela es particularmente objeto de las más fuertes y vívidas advertencias de Elena G. de White. Una novela puede en cierto nivel, según su opinión, hacer un poquito de bien; pero en general, la influencia de la novela es extremadamente dañina, sirviendo nada menos que como un instrumento de Satanás. Y debemos recordar que el mundo de Elena G. de White es muy real, las batallas espirituales realmente suceden, no son místicas. Satanás no es solamente una vaga y mala influencia sino un ser activo, falso, vengativo, que trata de llevar a cada ser humano a la perdición de la vida eterna y a una vida rebosante de la imagen "satánica".

Más aún, el mal creciente de la lectura de novelas era tan real y su práctica se esparció tanto, que Elena de White no vaciló en extender su cruzada contra ella aún fuera de las filas de los Adventistas del Séptimo Día, al incorporar sus consejos en su contra en temas destinados al público en general, tales como el Ministerio de Curación, 1905. En ambos: Patriarcas y Profetas, 1890, y Hechos de los Apóstoles, 1911, la señora White habla de lecturas que sugieren pensamientos impuros. En La Educación, 1903, ella compara el diluvio de revistas impuras y degradantes y de libros que inundan la tierra, a las ranas de Egipto. Quizás si ella estuviera viviendo hoy, tomaría nota del uso especial de la palabra "pulpa" que denota en lenguaje de jerga una revista impresa en papel áspero y de inferior calidad, hecho de pulpa de madera conteniendo historias sensacionales de amor, crimen, etc.
En mi vieja Enciclopedia Británica (undécima edición), hay un artículo de Edmundo Gosse acerca de la "novela". El Dr. Gosse hace notar que la novela "es una historia sostenible que no es históricamente verídica, pero que podría serlo fácilmente... La novela ha sido hecha vehículo para sátira, instrucción, exhortación política y religiosa, información, técnica, etc., pero estos son aspectos colaterales. El objetivo principal y directo de la novela es divertir a través de escenas sacadas de la naturaleza y por un hilo narrativo emocional". Añade que, "La novela requiere de aquellos que se contentan con ser solamente medianamente hábiles en ella, mucho menos herramientas intelectuales que en cualquier otro género literario"
(Vol. 19, pág. 833, 4).

Quizás mucho del poder que la novela ejerce sobre sus lectores se deba a su trama, que puede ser altamente compleja, de suspenso, y tan apremiante, que extiende sus tentáculos sobre su víctima como el alcohol sobre el borracho. Hace algunos años, una maestra de escuela de iglesia contó cómo, siendo ella una joven rural, privada de mucho material de lectura, llegó a fascinarse tanto con los relatos continuados del periódico semanal rural, que cuando veía venir al cartero desde un cuarto de milla antes de llegar a su casa, se apresuraba al buzón para recoger el periódico; y si por alguna razón éste venía retrasado, su decepción era tan grande, que se quedaba cerca del buzón y lloraba hasta que podía recobrar su control y regresar a casa.

Para su interés, hemos incluido en el material de exhibición tres artículos que aparecieron en la Review and Herald y en Signs of the Times, de 1872 , 1879 y 1802, exponiendo los efectos dañinos de la lectura de novelas (págs. 22 y 23).

Una percepción adicional en la clasificación de la literatura, como siendo real o ficticia, se puede observar en la actitud de Elena G. de White hacia la producción de programas dramatizados en las instituciones Adventistas del Séptimo Día. Arturo L. White preparó un artículo sobre "Las Producciones Dramáticas en Instituciones Adventistas del Séptimo Día" que estudia este problema a fondo y concluye que, una investigación de los consejos de E. G. de White al respecto, no revela una condenación en general de todos los programas dramatizados. Se hace referencia al programa de navidad de 1888 en Battle Creek; un programa dramatizado muy sencillo, representando a un faro y niños vistiendo trajes alusivos en el que había también discursos, poemas y un canto. Ella M. White, la nieta de la Sra. White, de seis años de edad, participó vestida de ángel. En su comentario del programa Elena G. White añadió un consejo para los que lo planearon, en cuanto a cómo podría haber sido más efectivo, pero no una censura, por causa de las escenas representadas. E. G. White, (Carta 5, 1888). A L. White comenta: "Esta experiencia parece indicar el uso correcto de un programa escenificado, dedicado a iluminar a los hombres y mujeres con respecto al amor de Dios y el camino de la salvación por medio de personas entregadas a esta empresa, motivados por el servicio a Dios y no por el engrandecimiento del yo.

Al juzgar la obra literaria para incluirla en nuestras listas ¿No aplicaríamos la prueba en términos de sus resultados en la vida del lector, de este tipo de literatura o de esa pieza específica de literatura? ¿Cúal es su influencia sobre el cuerpo, las emociones, la mente y los ideales? ¿Cuál es el efecto sobre el discernimiento y la inteligencia? "Las diversiones y la lectura no provechosa dañan el juicio" (9T, pág. 43). "Qué ruina sobre la mente ha causado ese amor por la lectura frívola" (5T, pág. 545). ¿Añade una dimensión de irrealidad a la vida del que la lee? (Ver MJ pág. 270.) ¿Incita a obras de violencia, crimen e inmoralidad? ¿Crea un gusto o disgusto por los ejercicios espirituales, la oración, el estudio bíblico y conversaciones serias (religiosas)? ¿Absorbe el tiempo y energía que deberían ser consagrados a asuntos serios de la vida? ¿Prepara la vía para que el individuo se acostumbre más y más a leer literatura fácil, frívola y malsana y que llegue a ser finalmente un adicto a la lectura de novelas? ¿Glorifica y perpetúa las corrupciones del paganismo antiguo? ¿Inculca falsas filosofías de la vida? ¿Desarrolla un sentimentalismo enfermizo y un disgusto por los deberes de la Vida? ¿Ata al individuo con cadenas de hábitos que en muchos casos pueden atraer la enfermedad mental y física, y pueden, de hecho, aumentar la población de los asilos de enfermos mentales?

En otro sentido; ¿promueve un gusto por el estudio de la palabra de Dios y de las verdades religiosas? ¿Desarrolla la determinación del estudiante de prepararse para las cosas que han de venir sobre la tierra, tanto en su vida personal como en su testimonio para otros?

De esto estoy seguro: Deberíamos usar nuestros talentos y ejercer nuestras oportunidades para equipar a nuestros estudiantes con gustos de corte o estilo Adventista en su aprecio por la lectura y la literatura. Deberíamos dirigirlos lejos de esta literatura sórdida, innoble y totalmente sin provecho que el mundo ofrece, que tienta las debilidades humanas del lector y pervierte las corrientes de su pensamiento. ¿No es cierto que el único lugar seguro para mirar el pecado es frente a un Dios personal, su ley, sus juicios y su salvación?

¿Será correcto exponer al estudiante a lo que es dudoso, bajo nuestra instrucción? ¿Es nuestro sentir que esto es lo que se requiere para producir un individuo culto? ¿No es ya bastante desventajoso tener que vencer la influencia que algunos tipos de literatura ejercen, sin tener que darle nuestro reconocimiento y endoso? Nunca leí Norman Mailer, aunque su nombre aparece frecuentemente en referencias literarias. Me sentí avergonzado después de haber leído una reseña de una de sus producciones. Quizás una "reseña" es lo más cercano a lo que nosotros deberíamos acercarnos con respecto a ciertos libros que se ofrecen hoy en el mercado.

Ciertamente deberíamos exponer los ideales que una escuela Adventista del Séptimo Día posee, y exaltar así la moralidad, la virtud, la paz, la sobriedad, el servicio, la pureza, la industriosidad y todas las otras virtudes, así como también lo mejor y más puro de nuestro idioma. Creo que esto representa nuestra más alta vocación, como educadores Adventistas del Séptimo día.

(Al final de la sección de exhibición hay unas cuantas páginas; una colección de citas de Elena G. de White, preparadas por una de las empleadas de nuestra oficina, para nuestra referencia y estudio. Se refiere ampliamente a: "Tipo de escritos que se espera de los autores adventistas", y a "materiales de lectura recomendados").

Si el amor de Jesús se halla en nuestros corazones, si reconocemos que este mundo pecaminoso se está dirigiendo hacia sus últimos acontecimientos, si hay en nuestros corazones un deseo de encontrar nuestros alumnos en la tierra renovada y entonces reasumir nuestra prosecución del más fundamental de los aprendizajes, entonces buscaremos la gracia de Dios para darnos un espíritu de sabiduría y de discernimiento, y su divina dirección en todo lo que hacemos aquí.

He aquí un último consejo, "Por lo demás hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si alguna alabanza, en esto pensad" (Fil. 4:8).

"No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta" (Rom. 12:2).

 

Publicaciones de E. G. de White
Washington, D. C.

ELENA G. DE WHITE Y LA LITERATURA

Material de exposición

1. E. G. White y la literatura - Enumerado Cronológicamente
2. Categorías de libros en la biblioteca de E. G. White - 1915
3. Shakespeare - Editorial
4. Shakespeare - Reacción de E. G. White
5. La Cabaña del Tío Tom - Comentarios
6. Robinson Crusoe - Comentarios
7. Cuadros egipcios - comentarios
8. Lecturas para el sábado, Tomos I-IV, prefacios
9. Lecturas de novelas, efectos de, artículos
10. Expectaciones en cuanto a los escritos de autores denominacionales
11. Material de lectura recomendado, etc.

 

 

Clasificación de los Libros en la Biblioteca de E. G. de White

(1915)

Ayudas para el estudio de la Biblia, Comentarios, Auxiliares en el Estudio de la Biblia...................60
Biblia. Versiones de la, y Libros de la...........................................................................................20
Biografías - Bíblicas - No de Cristo..............................................................................................32
Biografías, - No Bíblicas..............................................................................................................32
Sociedades Bíblicas, Informes de.................................................................................................3
Catolicismo, Libros relaciones con...............................................................................................18
Niños, Libros para.......................................................................................................................10
Cristo y el Cristianismo, Libros acerca de.................................................................................... 31
Concordancias, Diccionarios, otros materiales de Apoyo........................................................... .12
Libros de Instrucción General, No de Enseñanza de Lenguaje.......................................................17
Historias, General.........................................................................................................................16
Temas Médicos, Libros acerca de................................................................................................ 3
Raza, Libros acerca de..................................................................................................................16
Verdadero Sábado y Domingo, Libros acerca de...........................................................................9
Himnarios, Libros de Poesía..........................................................................................................16
Libros de Cocina, Libros de Economía Doméstica General............................................................5
Varios...........................................................................................................................................59
Geografía, Viajes, Civismo........................................................................................................... 20
Lenguas Extranjeras. Enseñanza de Idiomas.........................................................................................................................................19

 

*Muchos de esos libros, referencias y otros, fueron adquiridos por ella. Otros fueron seleccionados por miembros de su personal, W. C. White y C. C. Crisler. Ella leyó algunos, otros probablemente fueron dejados sin ser leídos.

 

STRATFORD-EN-AVON, EL LUGAR DE NACIMIENTO DE SHAKESPEARE

 

Lámina del Signs of the Times, 9 de julio de 1902

"En el centro de la bella Inglaterra verde se alza el Río Avon, que fluyendo al suroeste de la región de Warwick, vierte sus aguas en el Severn. En el suroeste de Warwiekshire, situada en el Avon, se halla la pequeña ciudad de Stratford, Stratford-On-Avon-- famosa alrededor de todo el mundo como lugar de nacimiento y hogar de uno de los mayores poetas ingleses, Shakespeare. Es la casa donde nació el poeta, la casa donde vivió, propiedad nacional ahora y bellamente restaurada, así como su tumba. El interior de la casa preseva su carácter estilo siglo XVI, y se ha fundado allí un museo interesante.

"En Stratford, pintoresco y antiguo, el poeta vió la luz por primera vez el 23 de abril de 1564. Su padre pertenecía a la guardia del rey y era guantero de profesión. Era evidentemente un hombre de carácter. Su madre era una mujer de cierta educación y refinamiento que poseía bienes. La mayor parte de la educación escolar de Shakespeare parece haber sido obtenida en la escuela elemental pública de Stratford antes de llegar a la edad de catorce años, pues dejó la escuela en ese tiempo, pero parece haber aprovechado bien su tiempo en obtener un buen conocimiento del inglés y aún, cierto conocimiento del griego y del latín. Durante cinco años trabajó probablemente en lo que pudo, siendo que su padre había tenido fracasos en sus negocios. A los diecinueve años se casó con una mujer, Anne Hathaway, quien era ocho años mayor que él. A los veintidós fue a Londres, donde empezó a escribir y actuar en el teatro. Vivió la última parte de su vida en Stratford-on-Avon. Poseía algunos de los vicios de su tiempo, pero se conocía como un hombre generoso y de carácter noble. Era llamado por sus contemporáneos literarios "Getle Will" (Guillermo, el apacible).

Sobra hablar de sus obras. Forman un tesoro maravilloso de frases populares, refranes, máximas, dichos breves y sentenciosos, revelando un conocimiento notable de la naturaleza humana. Por ello es citado más que cualquier otro autor. Aun cuando esté lleno de preceptos morales, no puede decirse que su inteligencia notable haya llevado al mundo más cerca del cielo que lo que él lo encontró. Porque la moralidad encontrada en sus obras está grandemente contrarrestada por la tosquedad, la vulgaridad y la impudidad de su contenido. La mayor parte de esto se debe al ambiente en el cual fueron escritos sus poemas, y a su propósito de retratar y complacer la naturaleza humana, así como a la forma en que la expresión de su época tuvo lugar. Hizo mucho en favor del placer y de la diversión en el mundo, pero poco a favor de su verdadera edificación. Según el Sr. Ward, un vicario de Stratford, murió a causa de una fiebre, después de una fiesta con amigos allegados, en la cual, dice el vicario, Shakespeare, Drayton y Ben Johnson, tuvieron una alborozada reunión y bebieron demasiado. Así se terminó la carrera de este hombre brillante a la temprana edad de cincuenta y tres años.

Aun así, Dios usó el genio notable que le concedió a William Shakespeare, aunque no estuviese consagrado a él. Es bueno recordar que los dichos de Shakespeare más usados son generalmente de carácter moral y filosófico. Además, mantuvo viva la antigua lengua anglosajona. Se ha dicho que la versión común y también la versión revisada de la Biblia, contiene el lenguaje hablado hace trescientos años; pero, el inglés de hace trescientos años, con todo y las modificaciones sufridas, es el mejor inglés de hoy día. Entre los lectores de la Biblia, este santo libro ha mantenido vivo y de actualidad lo más sencillo, vigoroso y mejor del idioma inglés, y entre otra clase de lectores, aquellos que no leen la Biblia, un conjunto de brillantes escritores entre los que destaca Shakespeare como el mejor, han realizado esta misma tarea.

"La Biblia, por tanto, habla todavía en el lenguaje de la gente común y salvo raras excepciones, lo sigue haciendo tan tierna y claramente que hasta un niño puede comprender sus benditas palabras de vida".

Milton C. Wilcox, Editor
C.M. Snow
W. N. Glenn
Editores Asistentes

(Considere lo siguiente para observar la reacción de la Sra. White hacia este artículo e ilustración)

 

COMENTARIOS DE E. G. DE WHITE ACERCA DE WILLIAM SHAKESPEARE

Hay una referencia a William Shakespeare en los materiales publicados de Elena G. de White:

"Estuve muy afligida al ver en la primera página de un reciente número de la revista Signs of the Times una lámina del lugar de nacimiento de Shakespeare, acompañado de un artículo sobre su persona. Que el Señor tenga piedad de nuestro discernimiento si no tenemos mejor alimento que esto para darle al rebaño de Dios. Me angustia grandemente ver a los que ocupan cargos de confianza y que deberían cada día obtener una rica experiencia, colocar este asunto ante el pueblo.

"He aquí el tabernáculo de Dios está con los hombres, y él condesciende amablemente a morar entre ellos. Que los que representan la verdad para este tiempo oren sinceramente para obtener discernimiento espiritual claro. Que manifiesten celo por el honor de Dios, Jehová de los ejércitos. Que vean la pecaminosidad de exaltar a hombres como Shakespeare, llamando la atención de la gente hacia los que en vida no honraron a Dios, ni representaron a Cristo.

"Los hombres que ocupan posiciones de responsabilidad en la obra de Dios necesitan ser renovados en el espíritu de su entendimiento. Que eleven su voz en contra del culto a los humanos, dándole honra solo a Aquel a quien le corresponde...

"Me sentí apenada y angustiada al mirar la lámina en la primera página de Signs of the Times, a la cual he hecho referencia. Me pregunté, ¿Qué significan estas cosas?... No debe aparecer en nuestra literatura cosa alguna que no represente la verdad y la justicia".

"Mis hermanos, ¿no le darán pan al rebaño de Dios, en vez de una piedra? Que nunca impriman nuestras revistas una palabara que rebaje la norma que Dios espera ver alcanzar a su pueblo. No llame brillante a ningún hombre que no tenga la sabiduría de escoger al Señor Jesucristo--la luz y la vida del mundo. La excelencia de un hombre está determinada por su posesión de las virtudes de Cristo... La norma de la pureza, la temperancia y la santidad, debe ser elevada...

"Se me instruyó que dijera que usted podría dar una brillante descripción de Satanás. Podría hablar de la grandeza de su inteligencia y poder. Podría encantar los sentidos de los lectores de la revista "Signs" con este tema. Pero sabemos que no sería correcto hacerlo.

"Deseo colocar ese asunto delante de su consideración tan pronto como sea posible; por consiguiente, no puedo tomar tiempo para escribir en forma completa sobre este tema. Se me instruyó declarar que usted ha deshonrado a Dios. Ud. no pensaba que lo estaba haciendo, pero lo hizo" Counsels to Writers and Editors, págs. 172-176.

 

POR QUE NO FUE RECOMENDADO SHAKESPEARE COMO AUTOR
"En el centro de la bella Inglaterra verde se alza el Río Avon, que fluyendo al suroeste de la región de Warwick, vierte sus aguas en el Severn. En el suroeste de Warwiekshire, situada en el Avon, se halla la pequeña ciudad de Stratford, Stratford-On-Avon-- famosa alrededor de todo el mundo como lugar de nacimiento y hogar de uno de los mayores poetas ingleses, Shakespeare. Es la casa donde nació el poeta, la casa donde vivió, propiedad nacional ahora y bellamente restaurada, así como su tumba. El interior de la casa preseva su carácter estilo siglo XVI, y se ha fundado allí un museo interesante.

"En Stratford, pintoresco y antiguo, el poeta vió la luz por primera vez el 23 de abril de 1564. Su padre pertenecía a la guardia del rey y era guantero de profesión. Era evidentemente un hombre de carácter. Su madre era una mujer de cierta educación y refinamiento que poseía bienes. La mayor parte de la educación escolar de Shakespeare parece haber sido obtenida en la escuela elemental pública de Stratford antes de llegar a la edad de catorce años, pues dejó la escuela en ese tiempo, pero parece haber aprovechado bien su tiempo en obtener un buen conocimiento del inglés y aún, cierto conocimiento del griego y del latín. Durante cinco años trabajó probablemente en lo que pudo, siendo que su padre había tenido fracasos en sus negocios. A los diecinueve años se casó con una mujer, Anne Hathaway, quien era ocho años mayor que él. A los veintidós fue a Londres, donde empezó a escribir y actuar en el teatro. Vivió la última parte de su vida en Stratford-on-Avon. Poseía algunos de los vicios de su tiempo, pero se conocía como un hombre generoso y de carácter noble. Era llamado por sus contemporáneos literarios "Getle Will" (Guillermo, el apacible).

Sobra hablar de sus obras. Forman un tesoro maravilloso de frases populares, refranes, máximas, dichos breves y sentenciosos, revelando un conocimiento notable de la naturaleza humana. Por ello es citado más que cualquier otro autor. Aun cuando esté lleno de preceptos morales, no puede decirse que su inteligencia notable haya llevado al mundo más cerca del cielo que lo que él lo encontró. Porque la moralidad encontrada en sus obras está grandemente contrarrestada por la tosquedad, la vulgaridad y la impudidad de su contenido. La mayor parte de esto se debe al ambiente en el cual fueron escritos sus poemas, y a su propósito de retratar y complacer la naturaleza humana, así como a la forma en que la expresión de su época tuvo lugar. Hizo mucho en favor del placer y de la diversión en el mundo, pero poco a favor de su verdadera edificación. Según el Sr. Ward, un vicario de Stratford, murió a causa de una fiebre, después de una fiesta con amigos allegados, en la cual, dice el vicario, Shakespeare, Drayton y Ben Johnson, tuvieron una alborozada reunión y bebieron demasiado. Así se terminó la carrera de este hombre brillante a la temprana edad de cincuenta y tres años.

Aun así, Dios usó el genio notable que le concedió a William Shakespeare, aunque no estuviese consagrado a él. Es bueno recordar que los dichos de Shakespeare más usados son generalmente de carácter moral y filosófico. Además, mantuvo viva la antigua lengua anglosajona. Se ha dicho que la versión común y también la versión revisada de la Biblia, contiene el lenguaje hablado hace trescientos años; pero, el inglés de hace trescientos años, con todo y las modificaciones sufridas, es el mejor inglés de hoy día. Entre los lectores de la Biblia, este santo libro ha mantenido vivo y de actualidad lo más sencillo, vigoroso y mejor del idioma inglés, y entre otra clase de lectores, aquellos que no leen la Biblia, un conjunto de brillantes escritores entre los que destaca Shakespeare como el mejor, han realizado esta misma tarea.

"La Biblia, por tanto, habla todavía en el lenguaje de la gente común y salvo raras excepciones, lo sigue haciendo tan tierna y claramente que hasta un niño puede comprender sus benditas palabras de vida".

Milton C. Wilcox, Editor
C.M. Snow
W. N. Glenn
Editores Asistentes

(Considere lo siguiente para observar la reacción de la Sra. White hacia este artículo e ilustración)

 

COMENTARIOS DE E. G. DE WHITE ACERCA DE WILLIAM SHAKESPEARE

Hay una referencia a William Shakespeare en los materiales publicados de Elena G. de White:

"Estuve muy afligida al ver en la primera página de un reciente número de la revista Signs of the Times una lámina del lugar de nacimiento de Shakespeare, acompañado de un artículo sobre su persona. Que el Señor tenga piedad de nuestro discernimiento si no tenemos mejor alimento que esto para darle al rebaño de Dios. Me angustia grandemente ver a los que ocupan cargos de confianza y que deberían cada día obtener una rica experiencia, colocar este asunto ante el pueblo.

"He aquí el tabernáculo de Dios está con los hombres, y él condesciende amablemente a morar entre ellos. Que los que representan la verdad para este tiempo oren sinceramente para obtener discernimiento espiritual claro. Que manifiesten celo por el honor de Dios, Jehová de los ejércitos. Que vean la pecaminosidad de exaltar a hombres como Shakespeare, llamando la atención de la gente hacia los que en vida no honraron a Dios, ni representaron a Cristo.

"Los hombres que ocupan posiciones de responsabilidad en la obra de Dios necesitan ser renovados en el espíritu de su entendimiento. Que eleven su voz en contra del culto a los humanos, dándole honra solo a Aquel a quien le corresponde...

"Me sentí apenada y angustiada al mirar la lámina en la primera página de Signs of the Times, a la cual he hecho referencia. Me pregunté, ¿Qué significan estas cosas?... No debe aparecer en nuestra literatura cosa alguna que no represente la verdad y la justicia".

"Mis hermanos, ¿no le darán pan al rebaño de Dios, en vez de una piedra? Que nunca impriman nuestras revistas una palabara que rebaje la norma que Dios espera ver alcanzar a su pueblo. No llame brillante a ningún hombre que no tenga la sabiduría de escoger al Señor Jesucristo--la luz y la vida del mundo. La excelencia de un hombre está determinada por su posesión de las virtudes de Cristo... La norma de la pureza, la temperancia y la santidad, debe ser elevada...

"Se me instruyó que dijera que usted podría dar una brillante descripción de Satanás. Podría hablar de la grandeza de su inteligencia y poder. Podría encantar los sentidos de los lectores de la revista "Signs" con este tema. Pero sabemos que no sería correcto hacerlo.

"Deseo colocar ese asunto delante de su consideración tan pronto como sea posible; por consiguiente, no puedo tomar tiempo para escribir en forma completa sobre este tema. Se me instruyó declarar que usted ha deshonrado a Dios. Ud. no pensaba que lo estaba haciendo, pero lo hizo" Counsels to Writers and Editors, págs. 172-176.

 

POR QUE NO FUE RECOMENDADO SHAKESPEARE COMO AUTOR

1. Es pecaminoso exaltar a un hombre tal. Los seres humanos no deben ser adorados, pero se debe honrar a quien lo merece.

2. Nuestra literatura debe presentar la verdad y la justicia.

3. Un hombre no puede ser llamado brillante si no escoge a Jesucristo, su excelencia es determinada por su posesión de las virtudes cristianas.

4. Escritos engañosos pueden hacer que Satanás parezca sabio, inteligente y poderoso. Se pueden hacer de él radiantes descripciones. Esto sería un error.

 

LA CABAÑA DEL TIO TOM

"Sé que la recomendación en nuestras revistas de libros tales como La Cabaña del Tío Tom justificaría en muchas mentes la lectura de otros libros que no son sino ficción... Esa recomendación agravará la carga de aquellos que trabajan para persuadir a los jóvenes a descartar las lecturas ficticias. He visto repetidas veces el mal que ocasiona leer tales libros como los que Ud. recomienda y tengo un artículo preparado, aconsejando a nuestros jóvenes al respecto.

"Asegúrese, mi hermano, de no conducir a nadie a apartarse del escudriñamiento de las Escrituras. Me fue revelado que la compra y venta por parte de nuestros hermanos, de libros de historias tales como las que circulan comúnmente en las escuelas dominicales, es una trampa para nuestro pueblo, especialmente para nuestros hijos. Los lleva a gastar dinero en esta clase de lectura que afiebra la imaginación y los incapacita para los deberes reales de la vida práctica...

"Es obra de Satanás presentar a nuestros jóvenes folletines y libros de historias que fascinan los sentidos y destruyen su gusto por la palabra de Dios... No debería, por su propio bien, sentirse libre de expresarse acerca de los asuntos que conciernen al bienestar de nuestra juventud, recomendando libros que no tienden a la espiritualidad o a la piedad. Si usted se imagina que tal lectura desarrollará principios firmes y puros, se equivoca" (Testimonies, Vol. 5 págs. 516, 517).


POR QUE NO FUE RECOMENDADO ESTE LIBRO

1. Abriría la puerta para lecturas peores.
2. Desviaría las mentes del escudriñamiento de las Escrituras.
3. Es una "trampa" (mal ejemplo) para los demás.
4. Guiaría hacia el uso equivocado del dinero.
5. Fascinaría los sentidos, no guiando jamás a la espiritualidad, la piedad o a principios firmes y sin mancha.

 

ROBINSON CRUSOE

"La mejor manera de impedir el crecimiento del mal es ocupar previamente el suelo. En vez de recomendar a vuestros hijos que lean Robinson Crusoe, o historias fascinantes de la vida real, como La Cabaña del Tío Tom, abridles las Escrituras y dedicad tiempo cada día a leer y estudiar la Palabra de Dios. Los gustos mentales deben ser disciplinados y educados con el mayor cuidado. Los padres deben empezar temprano a abrir las Escrituras a las mentes en desarrollo de sus hijos, a fin de que puedan adquirir los debidos hábitos.

"No deben escatimarse esfuerzos para establecer correctos hábitos de estudio. Si la mente vaga, hacedla volver. Si los gustos intelectuales y morales han sido pervertidos por historias ficticias y exageradas, de manera que no haya inclinación a aplicar la mente, hay que pelear una batalla para vencer este hábito. El amor por las lecturas ficticias debe vencerse en seguida. Deben tenerse reglas rígidas para mantener la mente en el debido sendero.

"Entre un campo inculto y una mente no educada hay una sorprendente similitud. El enemigo siembra cizaña en las mentes de los niños y los jóvenes, y a menos que los padres ejerzan solícito cuidado, la cizaña brotará para llevar frutos malos. Se necesita trabajo incensante para cultivar la mente y sembrar en ella la preciosa semilla de la verdad bíblica. Se debe enseñar a los niños a rechazar las historias triviales y excitantes, y a buscar lecturas sensatas que inducirán a la mente a interesarse en los relatos bíblicos, en la historia y sus argumentos. La lectura que arroje luz sobre el Sagrado Volumen y vivifique el deseo de estudiarlo, no es peligroso sino beneficiosa" (CM 128, 129).

Por que no fue recomendado este libro

1. Ocupa el terreno en el cual se debería sembrar un mejor grano.
2. Anima "el vagabundo de la mente", hábitos de estudio pobres y falta de concentración.
3. Pervierte el intelecto y los gustos morales.
4. Es una selección errónea, haciendo más fácil para los niños escoger "cuentos excitantes y despreciables" antes que la historia bíblica, la historia y el razonamiento.

 

FOTOGRAFIAS DEL TEMPLO Y MUSICOS EGIPCIOS

"No veo cómo una representación como ésta, o como la que aparece en la primera página de un número reciente de la Review and Herald -- la foto de un relicario idólatra-- puede ser de alguna ayuda espiritual para nuestro pueblo" (EGW).
Las fotos a las cuales se refiere la Sra. White aparecieron en la portada de la Review and Herald del 27 de mayo de 1902 y del l0 de junio de 1902.

La primera, que llevaba como título "Músicos Egipcios", enseñaba mujeres egipcias con el torso descubierto, tocando instrumentos de viento y de cuerda, obviamente en un templo egipcio.

La segunda ilustración llevaba como título "La Avenida de las Columnas, Templo de Elkarnak, Egipto". Ese número de la Review contenía un artículo escrito por L. R. Conradi titulado "Una Visita a Egipto".

 

LECTURAS SABATICAS PARA EL CIRCULO DEL HOGAR

Tomo Uno (1877)

Prefacio

 

"El recopilador de estas series de tomos ha coleccionado una gran cantidad de material de lecturas de carácter moral y religioso durante los últimos veinte años, de los cuales se hicieron selecciones, admitiendo solamente aquellos que representan lectura apropiada para el sábado.

"Se encontrará en el contenido de estos volúmenes las mejores lecciones para el círculo familiar tales como inculcar principios de obediencia hacia los padres, amabilidad y afecto entre hermanos, hermanas y amigos jóvenes, benevolencia hacia el pobre y los requerimientos del evangelio. Esos principios virtuosos están ilustrados por ejemplos que muestran la conformidad a ellos o el alejamiento de los tales de tal manera que guía a los lectores a apreciarlos y practicarlos. Se han recopilado estos tomos con mucho cuidado para evitar que sea introducido en ello algo de carácter sectario o denominacional que pudiese estorbar su libre circulación entre cualquier otra denominación o clase social que utilice literatura moral y religiosa.

"El círculo del hogar puede ser instruido e impresionado con estas lecciones de un alto valor religioso y moral, durante las horas libres del sábado mientras no se esté celebrando el culto solemne de adoración a Dios, escuchando la lectura de uno de esos preciosos tomos". Que la bendición de Dios se derrame sobre cada círculo familiar que les dé la bienvenida es el ruego del....RECOPILADOR.

LECTURAS SABATICAS PARA EL CIRCULO DEL HOGAR

Tomo Dos (1877)

Nota para el Lector:

El primer volumen de estas series contiene instrucción moral y religiosa adaptada en forma particular a la mente juvenil. El segundo tomo abarca al círculo completo de la familia. Intercalados en sus páginas, aparecen artículos que enfatizan la influencia y el deber de la madre, en forma particular. Dios permite que la influencia refinadora y amoldadora de esas lecciones pueda ser experimentada por todos los miembros de cada círculo hogareño que reciba este humilde volumen.

El compilador

 

LECTURAS SABATICAS PARA EL CIRCULO DEL HOGAR

Tomo Tres (1878)

Nota para el Lector:

Los dos tomos precedentes están llenos de instrucción moral y religiosa para el círculo del hogar y abarcan la familia entera. El primero está adaptado a los intereses de los niños y jóvenes; el segundo, a aquellos de mayor edad. El contenido de este volumen establece los defectos y deberes de personas de todas las edades, por consiguiente, su propósito queda bien establecido en la portada-- "Para el Círculo del Hogar"-- El cuarto volumen estará especialmente dedicado a establecer los deberes y peligros de los padres.

"El contenido de esta serie de libros ha sido elegido con el mayor cuidado. Los recopiladores han leído centenares de libros e innumerables revistas, en busca de artículos bien escritos que defiendan principios morales sensatos y exhalen un espíritu de devoción, ternura y verdadera piedad. Están impresionados por el hecho de que el mundo religioso ha sido grandemente perjudicado por el arribo al mercado de un gran número de libros que aun cuando contienen temas de poco valor, se venden a precios muy altos. Nuestras bibliotecas dominicales y juveniles están sufriendo la calamidad de la ficción religiosa. Hemos tratado de evitar estos errores dándole al público, en estas humildes series, lecciones prácticas que apelen a la mente y al corazón, en el marco de los deberes diarios de la vida. Que Dios corone el esfuerzo con su bendición".

Los Editores

Tomo Cuatro (1881)

Nota para el Lector:

"El carácter del contenido de lectura de estas series de tomos, y el objetivo del recopilador al presentarlos al público, han sido presentados claramente en tomos precedentes. Este nuevo tomo, lleno de preciosas lecciones morales y religiosas para la familia, le añade otro a la serie.

"Estas lecciones han sido seleccionadas con esmero a partir de varios libros y revistas, admitiendo solamente lo mejor. Y como ha parecido necesario rechazar por lo menos el noventa por ciento de lo que en el mundo religioso se considera como literatura adecuada para el círculo del hogar, el recopilador ha llegado a la conclusión de que los que compran tales obras no siempre obtienen el valor de su dinero.

"El valor de un libro consiste en gran medida en que en sus páginas se expresen pensamientos puros y elevadores en forma clara y directa, utilizando solamente las palabras necesarias que expresen en forma adecuada la idea del escritor. Nuestro blanco ha sido presentar una serie de libros de este tipo. ¿En qué proporción lo hemos logrado?, el público lector lo decidirá".

El Recopilador

Otras Opiniones, Expresadas en la Review and Herald y Signs of the times.

 

PERNICIOSOS RESULTADOS DE LA LITERATURA BARATA

(1872)

"El periódico "Post", de Harford, dice que un anciano caballero de Brooklyn, N. Y., estuvo atravesando su estado por varios días en busca de su hijo, quien recientemente había abandonado el hogar. Hacía tiempo que el joven, de unos diecisiete años de edad, había entablado amistad íntima con otro joven de su edad. Ambos estaban juntos gran parte del tiempo y leyeron novelas e historietas sensacionalistas en los periódicos, acerca de jóvenes que salían de sus casas para vivir de acuerdo a su propio gusto y estilo y realizando proezas, de tal naturaleza que difícilmente ocurren, excepto en los cuentos". La lectura de esta literatura barata, condujo a este joven que ahora se busca, a dejar su hogar, donde era bien tratado, sin hacerlo saber a su padre. Cuando el padre descubrió que su hijo no regresaba a casa, buscó a su camarada y le hizo preguntas con respecto a la situación. Al principio el cómplice de esta fuga se mantuvo en silencio y rehusó dar alguna otra información. Fue arrestado y encerrado bajo la acusación hecha por el padre del joven desaparecido. Esto lo trajo nuevamente a sus sentidos y reveló finalmente que había recibido cartas de su camarada, que había adoptado por sobrenombre, William Smith. Esas cartas fueron enviadas a New Haven, pero provenían de alguna ciudad entre New Haven y Hartford. El padre ha estado buscando a su hijo pero aun no lo ha encontrado" ( Review and Herald, julio 30, 1872, pág. 56).

 

 

LECTURA DE NOVELAS

"Decía la moribunda prostituta 'Mis oraciones son las novelas'; y de todos los hábitos destructores del alma, éste es el peor. He aquí una de las mayores causas de prostitución y de crimen. Hombres que son expertos en el uso del lenguaje, usan sus talentos en beneficio del diablo; y aun cuando sus palabras no sean absolutamente obscenas, las escenas descritas que destruyen la pureza quedan grabadas en la mente".

"Más de una vida fue llevada al fracaso y a la miseria por causa de ideas erróneas recogidas de las páginas de las novelas románticas. La humilde doncella sueña fugarse algún día y espera que por ese acto la suerte la transforme en una heroína; y el joven, todavía en su temprana adolescencia, espera convertirse en un héroe por algún acto vil, o criminal. 'La lectura de novelas hizo todo esto'. La lectura de novelas ha sido un poderoso medio para producir todo el fracaso moral, el comunismo, el libertinaje, y el vagabundeo que representa una maldición para nuestra nación.
Una de sus peores características es que obra especialmente sobre la viva imaginación de los jóvenes; y una vez que la fuente, antes pura, ha sido envenenada, se producen los mismos resultados de los cuales el apóstol Santiago habla como siguiendo al uso indebido de la lengua: 'la cual contamina todo el cuerpo y es inflamada del infierno'. No se consideran los deberes hacia los padres, los pequeños actos amables de la vida se ponen a un lado, se descuidan los deberes diarios, mientras que la mente está intoxicada por las fantasías del novelista y el alma admira, casi adora, al intrépido rufián cargado de crímenes. Cualquier otra lectura les aburre y los asuntos corrientes de la vida pierden su gusto. El ser entero arde con una inquietud afiebrada, lamentando probablemente el infortunio de alguna heroina que nunca existió, o leyendo con la respiración contenida las hazañas de algún bandolero que no valora en nada la vida humana".

"Nadie puede ir en alas de la imaginación a las guaridas de la infamia y beber en la vulgaridad y profanidad del bar, sin corromperse hasta cierto grado. 'Por la contemplación somos transformados', y esas asociaciones incapacitarán a cualquiera para la compañía de lo puro y virtuoso. Si estuviera en mi poder abolir ya fuera los bares y tabernas o bien la literatura barata y sucia, arrasaría con esta última, como el mayor de los dos males. Pero, dirá alguno, 'más de 80,000 peronas perecen anualmente'. Lo sé; pero las escenas de bares se hacen repetir en 100,000 hogares, y las reservas de ese gran ejército de perdición se constituyen a partir de hogares virtuosos, muchos de los cuales no hubieran traspuesto las puertas de la taberna o el prostíbulo si su imaginación no hubiera sido inflamada y sus pasiones enervadas por esas fascinantes escenas de ficción".

La jovencita "simpatizadora de novelas" es el material virgen que se desarrolla más tarde en esa cortesana pintarrajeada y ostentosamente vestida, y el hijo de padres religiosos es atraído por el imán del maligno al gran ejército que llena nuestras cárceles y penitenciarías, para sufrir una muerte violenta e infame en el fragor de una riña o en el patíbulo.

"Esos libros baratos, con tapas de colores brillantes, si se leen y examinan, contrarrestarán todas las influencias de la iglesia, del ministro, de la escuela sabática, de las oraciones del padre y de la madre, llenando las cámaras del corazón con su contaminación insidiosa. Los objetivos de la vida quedan pervertidos y el ser entero queda transformado en un esclavo deseoso de ceder a las tentaciones del diablo".

"Amados jóvenes, por amor a vosotros mismos, por amor a Cristo, no leáis novelas. Habéis sido comprados con su sangre; podéis ser salvos por su gracia. No persistáis en lo que os incapacitará para los deberes de esta vida y los goces del mundo venidero. Los laberintos de la ficción nunca darán felicidad, esperanza y paz. En la medida que valoráis la felicidad de vuestro hogar, el bienestar de vuestros hermanos y hermanas menores y la paz y la aprobación de Dios, NO LEÁIS NOVELAS" ( Artículo de L. D. Santee, Review and Herald, 19 de junio de 1879).

SUMARIO: Santee dice que es mejor anular la novela que la taberna, por cuanto es más peligrosa que ésta y causa un gran daño en la juventud.

 

 

 

PARA EL SILENCIO DEL NOVELISTA

"Un famoso novelista inglés expresa su opinión diciendo que 'sería un asunto de poco monto si no se escribieran más novelas durante los próximos cincuenta años'. Más aún, sería una gran bendición. Los jóvenes se están nutriendo del alimento intelectual que produce dispépticos mentales, ebrios mentales, contorsionistas morales, degenerados mentales y físicos, y lunáticos. La misma revista literaria que habla de esto, presenta un artículo lamentando la decadencia del escrito histórico de valor literario......Hay menos lectura de la historia, se presta menos atención a sus tremendas lecciones. (Signs of the Times, 16 de julio de 1902, pág. 16 [464]).

 

EXPECTACIONES EN CUANTO A LOS ESCRITOS DE AUTORES DENOMINACIONALES

Declaraciones de Elena G. de White

"La pluma es un poder en las manos de hombres que sienten la verdad ardiendo sobre el altar de sus corazones y que tienen un celo inteligente por Dios, equilibrado por un juicio sano. La pluma sumergida en la fuente de la verdad pura puede enviar rayos de luz a los rincones obscuros de la tierra" (Counsels to Writers and Editors, pág. 180).

"Que todos enseñen, escriban y publiquen más en cuanto a las cosas que ahora están por ocurrir y que conciernen al bienestar eterno de las almas... Que no se pierda tiempo explayándose en esas cosas que no son esenciales y que no tienen importancia en relación con las necesidades actuales de la gente".

"Que se dedique más tiempo a la publicación y circulación de libros que contienen la verdad presente" (Counsels to Writers and Editors, págs. 13, 14).

"Nuestras revistas no deberían publicar artículos indiscriminadamente. No deberían hallarse en ellas historias baratas y sin valor. Hay artículos sobre romance y ficción que no contienen semillas que producirán un buen fruto...

"Leí un artículo en el Signs algunas semanas atrás que habría servido bien para un almanaque cómico, pero para una revista como el Signs era solamente como madera, heno y hojarasca... No pienso que el artículo podría en alguna forma beneficiar a los que lo leen... Los artículos, en alguna forma poco refinados, deberían rechazarse como material indigno de ser mencionado, es producto de los que no saben nada de la pura, elevadora y santificadora comunión con Dios.

No permita que alguna presentación tosca y ruda se halle en nuestra revista... La pluma debe ser usada como un medio de sembrar la semilla para vida eterna....

"Que nuestros editores soliciten artículos sobre experiencias de la vida real...

"No necesitamos romance, porque en la vida diaria nos enfrentamos con experiencias reales, que si son relatados en artículos cortos y palabras sencillas, les serán de ayuda a muchos. Que nuestros obreros prueben eso. Queremos verdad, verdad sólida de parte de hombres, mujeres y jóvenes consagrados y firmes" (Counsels to Writers and Editors, págs. 17, 18).

"La palabra y la pluma deben estar bajo el control del Espíritu Santo. Si no es éste el caso de los escritores de nuestras revistas, deberían entonces colocar la pluma a un lado, y dedicarse a otro trabajo.... El espacio en nuestras revistas es muy precioso para ser llenado con artículos que no son de la mejor calidad. Llenadlos de temas cargados de interés eterno. Que el nivel de comunicación no sea muy elevado para la gente común. Que los artículos sean escritos con la sencillez de Cristo, y que estén libres de toda paja y rastrojo, porque esto será consumido como material sin valor. Dios busca plumas consagradas" (Counsels to Writers and Editors, pág. 19).

"No es asunto de los mayordomos de Dios ensalzar a ningún ser humano, vivo o muerto. Dios no nos ha encomendado un mensaje tal" (Counsels to Writers and Editors, pág. 19).

 

 

LECTURA Y MATERIALES DE LECTURA RECOMENDADOS POR
ELENA G. DE WHITE

"Padres y madres, obtener toda la ayuda que podáis del estudio de nuestros libros y publicaciones. Tomad tiempo para leer a vuestros hijos... Formad un círculo de lectura del hogar, en el cual cada miembro de la familia pondrá a un lado las ocupaciones del día y se unirá en el estudio. Los jóvenes que han estado acostumbrados a leer novelas y libros de cuentos triviales recibirán especial beneficio por participar del estudio familiar y vespertino" (CN, págs. 36-37).

Los niños necesitan lectura apropiada que los divierta y recree, sin desmoralizar la mente, ni cansar el cuerpo. Si se les enseña a aficionarse a lo romántico y a los cuentos que aparecen en los periódicos, los libros y revistas instructivas les desagradarán. La mayoría de los niños y los jóvenes quieren tener cosas que leer; y si otros no las seleccionan para ellos, se encargarán de hacerlo por sí mismos. En cualquier parte pueden hallar lecturas que pueden arruinalos, pronto se aficionan a ellas; pero si se les proporcionan lecturas buenas y puras, cultivarán el gusto por ellas" (HA, pág. 374).

"Algunos de los libros que leéis contienen principios excelentes, pero leéis tan solo para seguir la historia. Si obtuvieses de los libros que recorréis lo que podría ayudaros a la formación de vuestro carácter, esa lectura os beneficiaría en algo. Pero cuando abrís vuestros libros y los recorréis página tras página, os preguntáis: ¿Qué objeto tiene mi lectura? ¿Estoy procurando obtener un conocimiento substancial? No podéis edificar un carácter recto poniendo en los cimientos madera, heno y paja"

"Se necesita trabajo incensante para cultivar la mente y sembrar en ella la preciosa semilla de la verdad bíblica. Se debe enseñar a los niños a rechazar las historias triviales y excitantes, y a buscar lecturas sensatas, que inducirán la mente a interesarse en los relatos bíblicos, en la historia y sus argumentos. La lectura que arroje luz sobre el Sagrado volumen y vivifique el deseo de estudiarlo, no es peligroso, sino beneficiosa.
"Es posible que los jóvenes posean un tono mental saludable y principios religiosos correctos, a menos que les agrade leer la Palabra de Dios. Este libro contiene la historia más interesante, señala el camino de la salvación por Cristo, y los guía hacia una vida superior y mejor"
(HA, págs. 379-380).

"Los padres pueden y deben prestar atención a sus hijos, leyéndoles las porciones más atrayentes de la historia bíblica, educándolos para reverenciar el sábado, guardándolo conforme al mandamiento. Esto no puede hacerse si los padres no sienten su responsabilidad para interesar a sus hijos. Pero pueden hacer del sábado una delicia si toman la debida actitud. Los niños pueden interesarse en la buena lectura o en la conversación en cuanto a la salvación de su alma. Pero habrán de ser educados y preparados" (CN, págs. 504, 505).

Estimados niños P y Q:... "Habéis descuidado el estudio de las palabras de vida. 'Escudriñad las Escrituras' dijo el Divino Maestro. Sabía que esto era necesario para que todos llegasen a ser verdaderos seguidores de Cristo. Os gusta leer libros de historias, pero no halláis la Palabra de Dios interesante. Deberíais restringir vuestras lecturas a la Palabra de Dios y a los libros de carácter espiritual y útil. Actuando así, cerraréis una puerta contra la tentación, y seréis bendecidos" (3T, págs. 81, 82).

 

 

LECTURA SECULAR Y ESTUDIO BIBLICO

(La señora White sentía una gran preocupación por el hecho de que otra clase de lectura nos llevara a perder nuestro amor por el estudio de la Palabra de Dios).

"El estudio de la Biblia requiere nuestros más diligentes esfuerzos y perseverancia. Con el mismo afán y la misma persistencia con que el minero excava la tierra en busca del tesoro, deberíamos buscar nosotros el tesoro de la Palabra de Dios" (Ed., pág. 184).

"Una de las principales causas de la ineficacia mental y la debilidad moral es la falta de concentración para fines dignos. Nos enorgullecemos de la vasta difusión de la literatura, pero la multiplicación de los libros, aun de aquellos que en sí mismos no son perjudiciales, puede ser un mal positivo. Con la inmensa corriente de material impreso que sale constantemente de la prensa, tanto los adultos como los jóvenes adquieren el hábito de leer apresurada y superficialmente, y la mente pierde la facultad de elaborar pensamientos vigorosos y coordinados" (Ed., pág. 184).

"Es la obra de Satanás presentar a nuestros jóvenes historias en periódicos, revistas y libros de cuentos que fascinan los sentidos destruyendo así su gusto por la Palabra de Dios" (5T, pág. 517).

Nuestra única salvaguardia consiste en una completa conversión y un conocimiento profundo de la verdad tal y como está revelada en la Palabra de Dios, para que seamos capaces de dar a todo aquel que nos pregunte, una razón de nuestra fe, con humildad y temor.

El esfuerzo especial requerido de nuestros ministros y obreros para este tiempo es el de desviar la atención de los jóvenes de todas esas historias excitantes para conducirlos hacia la segura palabra profética. La Biblia debería ser el centro de atención de cada alma que lucha por obtener la vida eterna" (5T, pág. 519).

"Satanás tiene miles de planes y caminos por medio de los cuales introducirse en las mentes inquietas de los jóvenes, y a menos que el alma esté firme y completamente fundada sobre Dios y conscientemente advertida precisamente sobre el hecho de que debe mantenerse ocupada escudriñando las Escrituras y fundamentándose en nuestra fe, estos jóvenes serán entrampados. No podemos ni por un solo momento bajar la guardia. No podemos permitirnos actuar por impulso. Nuestra mente y la de nuestros hijos deben estar en guardia para no ser presa de las tentaciones de Satanás"
(5T, págs. 519, 520).

(La señora White muchas veces reúne juntos varios tipos de distracciones, para mencionarlos como conducentes a la pérdida de interés en la Palabra de Dios).

"La lectura frívola, la conversación trivial y el placer mundano, ocupan la mente tan completamente que no queda lugar para la entrada de la Palabra de Dios. La mundanalidad, el orgullo y la frivolidad toman el lugar que debería ocupar Cristo en el alma" (MJ, pág. 64).

"Si nos colocamos en la compañía de aquellos cuya influencia tiende a hacernos olvidar los elevados propósitos que Dios tiene para nosotros, invitamos a la tentación y nos volvemos demasiado débiles moralmente para poder resistirla. Llegamos a participar de su espíritu y gustar de sus ideas, colocando así las cosas sagradas y eternas más abajo que las ideas de nuestros amigos. Quedamos leudados con la levadura del mal, tal como era la intención del enemigo de la justicia".

"Si los jóvenes son traídos bajo su influencia, serán aún más afectados que los adultos. Todo deja una impresión sobre sus mentes; los rostros que observan, las voces que escuchan, los lugares que visitan, las compañías que frecuentan y los libros que leen. Es imposible sobreestimar la importancia que representa en este mundo y el venidero todo aquello, con lo cual nos relacionamos nosotros y especialmente nuestros hijos" (5T, pág. 543).

 

Publicaciones E. G. de White
Washington, D. C.
Junio de l971

 

 

 

[Acerca de Nosotros] [Teología] [Profecías] [ Apología] [Historia IASD] [Centro de investigación] [Iglesias adventistas hispanas en la Red] [Centro White][Centro de Noticias MPM][Itinerario][Foto-Album  Familia Martínez][Conozca a Marissa][Conozca al Dr. Martínez][La Leche y sus derivados][Escríbenos]

Usted es el VisitanteFastCounter by LinkExchange

Este sitio se suscribe los principios del código HON de la Fundación Health On the Net

AVISO LEGAL: Esta Web ha sido desarrollada como una potente herramienta de consulta y ayuda para el conocimiento y alivio de todas las enfermedades físicas, mentales y espirituales. En ningún caso debe considerarse sustituto de ningún tratamiento prescrito por su médico.