EL PROGRAMA SOBRE LA ENSEÑANZA
DE LA BIBLIA

 

¿Está usted satisfecho con el método que se sigue en su escuela con respecto a la enseñanza de la Biblia? Aquí hay un instrumento con el cual usted puede medirse para ver cuán familiarizado está al ideal:

1. ¿Descubre usted los intereses y necesidades de sus alumnos y usa éstos como guía para desarrollar las lecciones de la Biblia?

2. ¿Hace usted uso de lo que le rodea, de los eventos actuales, y de las vidas de los alumnos como una fuente de materiales ilustrativos y como un medio para despertar interés en la clase de Biblia?

3. ¿Ve usted la clase de Biblia relacionada con otras fuentes de aprendizaje y con la vida diaria del niño?

4. ¿Provee usted oportunidades para practicar las virtudes cristianas?

5. ¿Trabaja usted con el pastor y los padres para el beneficio espiritual de sus alumnos?

6. ¿Considera la salvación del alumno de mayor importancia que el aprendizaje de los hechos?

7. ¿Hace usted uso de una variedad de métodos en la enseñanza de la clase de Biblia?

8. ¿Apoya usted su enseñanza por su conducta en palabra y en hecho?

9. ¿Provee y anima la participación de actividades que ayudarán al alumno a edificar y mantener su experiencia cristiana, tales como la lectura de la Biblia, la oración, actividades misioneras, la participación en servicios religiosos, la buena lectura y música, y recreaciones sanas?

10. ¿Usa usted ilustraciones para hacer claras las ideas abstractas?

11. ¿Hace usted interesante y desafiante la presentación inicial de la lección, y provee oportunidades variadas y motivadas para el ejercicio y el repaso?

La enseñanza no es un trabajo de medio tiempo, ¿no es cierto? Toma todo lo que está en usted, si usted lo hace bien.

Round Table
Winter, l961