DECLARACIONES CONCERNIENTES AL

CANCER HECHAS POR

ELENA G. DE WHITE

La palabra cáncer se menciona por primera vez en 1864

Se me ha mostrado que los niños que practican el abuso propio (o masturbación) antes de la pubertad, o de la adolescencia femenina o masculina, deben pagar el castigo de la violación a las leyes naturales en ese período crítico.

Muchos van hacia el sepulcro prematuramente, mientras otros tienen suficiente dominio propio para afrontar esta prueba. Si la práctica se continúa a partir de los quince años, la naturaleza protestará contra el abuso que ha sufrido y continúa sufriendo, y les hará pagar el castigo por la transgresión de sus leyes, especialmente desde las edades de treinta a cuarenta y cinco años, mediante numerosos dolores en el organismo y diversas enfermedades, neuralgia, reumatismo, afecciones de la columna vertebral, enfermedades de los riñones y humores cancerosos. Una parte de la magnífica maquinaria de la naturaleza se resiste dejando una tarea más pesada para que la realice el resto, lo que provoca un desorden en el excelente ajuste de la naturaleza, y con frecuencia hay un súbito colapso en el organismo y la muerte es el resultado. An Appeal to Mothers, 27.

 

El calomel (cloruro mercuroso) y el cáncer

Luego se llamó mi atención a otro caso. Fui llevada a un dormitorio de uno que padecía de fiebre elevada. Un médico estaba junto a su lecho y tenía una porción de medicamento tomado de un frasco sobre el que aparecía escrito "calomelanos". Le administró este veneno químico, y al parecer ocurrió un cambio, no favorable...

Volvió a presentárseme el tercer caso. Se trataba del joven a quien se le había administrado calomelanos. Sufría enormemente. Tenía los labios oscuros e hinchados, y las encías inflamadas. Tenía la lengua gruesa y tumefacta, y la saliva le corría de la boca en gran cantidad. La misma persona que poseía conocimientos lo miró tristemente y dijo:

"Esta es la influencia de los preparados a base de mercurio. Este joven posee aún suficiente energía nerviosa como para comenzar a luchar contra esta droga venenosa, para tratar de expulsarla de su organismo. Muchos no tienen fuerzas vitales suficientes como para entrar en acción; la naturaleza es vencida y deja de luchar, y la víctima muere".

Volvió a presentárseme el tercer caso, el del joven a quien se le había administrado calomelanos. Sufría lastimosamente. Tenía las piernas tullidas y estaba muy deformado. Dijo que sus sufrimientos eran insoportables y que la vida constituía para él una gran carga. La persona a quien he mencionado repetidamente lo miró con tristeza y compasión y dijo:

"Este es el efecto de los calomelanos. Atormentan al organismo mientras quede en él una sola partícula. Siguen activos, sin perder sus propiedades, durante su larga permanencia en el organismo. Inflaman las articulaciones y con frecuencia corrompen los huesos. Su acción se manifiesta frecuentemente en forma de tumores, úlceras y cánceres, años después de haber sido introducidos en el organismo" Mensajes Selectos, tomo 2, págs. 510-514.

 

Gérmenes cancerosos

Los que comen carne y sus derivados no saben lo que ingieren. Muchas veces si hubieran visto los animales vivos y conocieran la calidad de su carne, la rechazarían con repugnancia. Continuamente sucede que la gente come carne llena de gérmenes de tuberculosis y cáncer. Así se propagan estas enfermedades y otras también graves. El Ministerio de Curación, pág. 241.

 

El consumo de la carne y el cáncer

Las mesas de muchas mujeres que profesan ser cristianas se cubren diariamente con una variedad de platos que irritan el estómago y producen una condición febril en el organismo. La carne constituye el artículo principal de alimentación en la mesa de algunas familias, hasta que su sangre se llena de humores cancerosos y escrofulosos. Sus cuerpos se componen de lo que comen. Pero cuando los aflige el sufrimiento y la enfermedad, estas cosas se consideran una aflicción de la providencia. (1875). Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 464.

El cáncer, los tumores y todas las enfermedades inflamatorias son producidas mayormente por comer a base de carne. Sinceramente oro y espero que usted como médico, no siga siendo ciego en este asunto, la ceguera está mezclada con una falta de valor moral que contradiga o niegue su apetito, levante la cruz, lo cual significa que debe realizar actividades que subyuguen los apetitos y pasiones naturales.

El tema me ha sido presentado bajo diferentes aspectos. La mortalidad causada por el consumo de carne no se discierne; si se percibiera, no oiríamos más argumentos y excusas en favor de la complacencia del apetito por la carne muerta. Tenemos abundancia de cosas buenas para satisfacer el hambre sin necesidad de poner cadáveres sobre nuestra mesa para que integren nuestro menú. Medical Ministry, pág. 278.

 

El régimen a base de carne es un asunto serio. gVivirán los seres humanos a base de carne de animales muertos? La respuesta, por la luz que Dios me ha dado es: "No, decididamente no". Las instituciones que promueven la reforma pro salud deben educar sobre este asunto. Los médicos que pretenden comprender el organismo humano no deben animar a sus pacientes a vivir a base de carne de animales muertos. Deben señalar el aumento de las enfermedades en el reino animal. Según el testimonio de los examinadores muy pocos animales están libres de enfermedad, y la práctica de comer mayormente carne hace que se contraigan enfermedades de todo género: cáncer, tumores, escrófula, tuberculosis y una cantidad de otras afecciones similares. Consejos sobre el Régimen Alimenticio, págs. 463, 464.

No indicamos un régimen dietético preciso para ser seguido, pero decimos que en los países donde abundan las frutas, los cereales y las nueces en abundancia, la carne no es el alimento adecuado para el pueblo de Dios. Se me ha indicado que la carne tiene tendencia a animalizar la naturaleza, despojar a los hombres y mujeres del amor y la simpatía que debieran sentir los unos por los otros y hace predominar las pasiones bajas sobre las facultades más elevadas del ser... Si el comer carne fue saludable en un tiempo, no lo es ahora. Cáncer, tumores y enfermedades pulmonares son en gran manera causadas por el consumo de carne. Testimonies, vol. 9, pág. 159.

 

La carne de cerdo y el cáncer

Dios específicamente ordenó a los hijos de Israel que no consumiesen la carne de cerdo. Los impíos usaban esta carne como parte de su alimentación. Dios prohibió a los hebreos el uso de la carne de cerdo, debido a que era perjudicial para la salud. Llenaría el sistema con humores, y en ese clima caluroso produciría lepra muy a menudo. Su influencia sobre el sistema en ese clima era más perjudicial que en climas más fríos. Sin embargo, según el plan de Dios, la carne de cerdo no debería ser consumida bajo ninguna circunstancia. Facts of Faith. pág. 124.

Para preservar la salud, es necesario ser temperante en todas las cosas. Temperancia en el trabajo, temperancia en el comer y en el beber. Debido a la intemperancia una gran cantidad de miseria ha recaído sobre la familia humana. El consumo de la carne de cerdo ha producido escrófula, lepra y tumores cancerosos. El comer carne de cerdo ha causado intenso sufrimiento a la raza humana. Facts of Faith. pág. 146.

Aquellos que dependen de una dieta a base de carne, inflaman el estómago, haciendo que la sangre se torne impura, privada de movimiento causando dolor de cabeza e indisposición. El sistema se llena de humores; fiebre, escrófula y cáncer son las consecuencias. Esto ocurre especialmente en aquellos que consumen carne de cerdo. Sin embargo, tan grande es la tendencia a ignorar estos males, que tan solo unos pocos perciben el verdadero efecto de esta clase de dieta en el sistema humano. Signs of the Times. January 6, 1876.

 

Daño físico y cáncer

Satanás está constantemente ideando alguna nueva moda en el vestir que resulte en un daño físico y moral para la salud, y se pone feliz cuando ve a profesos cristianos aceptar ansiosamente la moda que él ha inventado. La cantidad de sufrimiento físico creado por una vestimenta incómoda y poco saludable no puede ser estimada. Muchos han llegado a ser inválidos para toda la vida debido a que se han sometido a los caprichos de la moda. Trastornos y deformidades, cáncer y otras terribles enfermedades, se encuentran entre aquellas provocadas por la moda. Testimonies, vol. 4, págs. 634, 635.

 

Ellen G. White Publications Centro de Investigaciones White
February 12, 1964 Universidad de Montemorelos

 

[Acerca de Nosotros] [Teología] [Profecías] [ Apología] [Historia IASD] [Centro de investigación] [Iglesias adventistas hispanas en la Red] [Centro White][Centro de Noticias MPM][Itinerario][Foto-Album  Familia Martínez][Conozca a Marissa][Conozca al Dr. Martínez][La Leche y sus derivados][Escríbenos]

Usted es el VisitanteFastCounter by LinkExchange

Este sitio se suscribe los principios del código HON de la Fundación Health On the Net

AVISO LEGAL: Esta Web ha sido desarrollada como una potente herramienta de consulta y ayuda para el conocimiento y alivio de todas las enfermedades físicas, mentales y espirituales. En ningún caso debe considerarse sustituto de ningún tratamiento prescrito por su médico.