DAD GLORIA A DIOS

Centro White Montemorelos
Verano 1988

 

Voy a tratar un tema hoy, que daría mucho por no tener que tratarlo. El tema tiene que ver con la ética en torno del acto de masturbación. Y usted se dirá: ¿Por qué tiene que tratar un tópico tal en la Escuela Sabática? Bueno, hemos estudiado una lección basada en la ética sexual, pero este tema es un tanto embarazoso para la Iglesia Adventista por razones que discutiré más adelante. Este es en realidad un tema muy espinoso y mi punto de vista representa al de una minoría. Además, pienso que soy un poco anticuado, tanto, que me sentiría muy incómodo al tener que tratarlo ante una audiencia más numerosa, pero yo los considero a ustedes como una audiencia muy especial, personas maduras que están listas para tratar con el tema sin mayores problemas.
Tengo Tres razones básicas para tratar este tema. La primera es que hasta ahora no hemos tratado adecuadamente la abundante literatura que sobre este asunto salió de la pluma de la Sra. E. G. White, por lo cual deberíamos sentirnos avergonzados. Permítanme unos minutos para explicar el problema.

Para aquellos de ustedes que quisieran leer sobre este tema, daré las referencias que representan la mayoría de los pasajes que tratan este asunto. "La Conducción del Niño, sección 16 y pp. 411-416; volúmen II de Testimonies for the Church, pp. 346-353, 390-411, 468-471, 481, además, en un pequeño panfleto que hasta hace poco había estado fuera de publicación titulado "Una Apelación a las Madres" "Appeal to Mothers". También está disponible un libro más grande que usted puede conseguir en la universidad de Loma Linda titulado "The Solemn Appeal", que, además de tratar otros artículos, contiene este material. De igual manera, en la parte posterior de un manuscrito preparado por el White Estate, y como una refutación justa y minuciosa al libro de Ron Numbers, Apéndice C, este panfleto, "Una Apelación a las Madres", aparece reimpreso.

Ahora, el primer problema al cual voy a referirme tiene que ver con algunas declaraciones que la Sra. White ha hecho, las cuales, pienso, están muy desacreditadas actualmente, según el criterio de muchos Adventistas del Séptimo Día. Sucede que yo tomo muy en serio lo que ella dice, aunque debo admitir que por varios años, estas declaraciones me fueron muy difíciles de comprender. Pero no estoy dispuesto a abandonar un tema sencillamente porque me sea difícil comprenderlo. Y algunos de ustedes que han estado ya por varios años en mi clase de Escuela Sabática, saben que yo simpatizo grandemente con la idea o concepto de validez e inspiración de los mensajes de la Sra. White. Y pienso mantenerme en esta misma posición.

Entre sus escritos existen Tres problemas que yo pienso son cruciales. Ella habla de la masturbación como vicio secreto, pero pienso que el primer problema, y voy a proporcionar algunas citas solo para subrayar este problema, es que la masturbación, según el trato que ella le da, contrasta, y muy marcadamente, con las intimidades heterosexuales, consideradas éstas como conducentes a un deterioro mental, moral y físico. Este es el punto crítico, el más sobresaliente. Y surge entonces la pregunta que yo no he visto contestada satisfactoriamente. ?Por qué es que la estimulación que resulta de esta particular actividad, debe ser diferente a la estimulación producida durante las intimidades en la actividad heterosexual? y ?Por qué ésta última no conduce a un deterioro mental, moral y físico como en el caso de la masturbación?

Tome nota de la declaración que encontramos en el Volumen II de Testimonies for theChurch, p. 470. Ella presenta varias historias de casos muy breves y luego dice:
"Yo he mencionado estos casos para ilustrar el poder de este vicio que destruye tanto el alma como el cuerpo. Toda la mente se entrega a la pasión baja. Las facultades morales e intelectuales quedan sojuzgadas, oprimidas por los poderes más bajos. El cuerpó queda enervado, el cerebro debilitado. Los materiales depositados en el cerebro para sustentar el sistema se derrochan. La pérdida sufrida por el sistema es muy grande. Los delicados nervios del cerebro, excitados a una acción fuera de lo normal, se adormecen y en cierta forma quedan paralizados. Los poderes, tanto morales como intelectuales, se debilitan, mientras que las pasiones animales se fortalecen y desarrollan por tal ejercicio. El apetito por comidas no saludables clama por ser satisfecho. Cuando las personas son adictas al hábito de la masturbación es imposible despertarles su sensibilidad moral a fin de que puedan apreciar los temas eternos o deleitarse en los ejercicios espirituales. Pensamientos impuros controlan la imaginación y fascinan la mente y lo que sigue es casi un incontrolable deseo de realizar acciones impuras".

Como ustedes pueden notar, esta es una declaración bastante fuerte. Y, como decía, desconcierta a mucha gente que toma muy seriamente los escritos de E. G. White sobre este tema.

Pero, sus escritos con respecto a la masturbación, como conducente a una deteriorización mental, moral y físico, no solo contrastan con aquellos referentes a intimidades heterosexuales; más aún, ella tiene mucho que decir al considerarla también como conducente a un sinnúmero de enfermedades. Y eso pareciera estar fuera de contexto con lo que al respecto se conoce actualmente.

Permítanme presentarles unas cuantas referencias sobre este tema. En el volúmen II de Los Testimonies for the Church, p. 391 y bajo el subtítulo, "Corrupción Moral", ella se está refiriendo específicamente a la masturbación.

"La corrupción moral ha hecho más que cualquier otro mal para causar la degeneración de la raza humana. Se practica en una extensión alarmante y causa casi todo tipo de enfermedades".
Bien, no tenemos actualmente ninguna evidencia y causa científica para respaldar este concepto. Pero permítanme decir también -y esto no lo he escuchado decir a nadie antes- tampoco tenemos actualmente ninguna evidencia científica que lo desapruebe. Pero, por supuesto, no deja de causar algo de perplejidad el hecho. Del folleto "solemn Appeal", y en el libro, Solemn Appeal, se encuentra una obra más breve, "Una Apelación a las Madres"; en las páginas 63 y 64 se encuentra esta cita:

"Los niños que previamente a la edad de la pubertad o en su adolescencia practiquen la masturbación deberán pagar el precio por haber violado las leyes naturales en este período crítico. Muchos descienden antes de tiempo a la tumba, mientras otros tienen suficiente energía para soportar la prueba. Si la práctica continúa después de los 15 años, la naturaleza protestará contra el abuso que ha sufrido y continúa sufriendo y les hará pagar la pena por la transgresión de sus leyes, especialmente entre los 30 y 45 años, con una serie de diferentes dolores en el sistema orgánico y diversas enfermedades, tales como: infecciones del hígado, los pulmones, neuralgia, reumatismo, afecciones de la espina dorsal, enfermedades de los riñones y humores cancerosos. Parte de la fina maquinaria humana queda desgastada, dejando una tarea más pesada a los órganos restantes, lo que a menudo acarrea un desequilibrio general hasta que sobreviene un colapso en la constitución humana del individuo y la muerte como resultado final".

Por supuesto, esto no es fácil de explicar. En el mismo libro, pág. 73, hablando acerca de las damas que permanecen mucho tiempo sentadas, sin hacer mucho ejercicio, ella dice.
"Las mujeres poseen menos fuerza vital que el otro sexo y muchas veces son privadas del refuerzo y revitalización que proveen las actividades al aire libre, debido a su vida de reclusión hogareña. El resultado de este abuso de su sistema orgánico se deja ver en varias enfermedades, tales como: catarros, dolor de cabeza, hidropesía, pérdida de la memoria y la vista, debilidad en la espalda, afección de la espina dorsal y frecuente decaimiento mental. Humores cancerosos, que de otra manera permanecerían adormecidos por toda la vida, se inflaman y comienzan su trabajo destructivo. La mente queda a menudo completamente arruinada y sobreviene la locura".

Ahora, estoy citando las declaraciones más fuertes, y lo hago con un propósito bien definido.

El tercer problema que yo encuentro en sus escritos es que ella habla de este asunto como de algo que puede heredarse como predisposición. En el volúmen II de Testimonies for the Church, pp. 351, 352, menciona el caso particular de un hombre que aparentemente había practicado el autoerotismo por varios años y lo siguió practicando en su vida de casado. Entonces ella dice:

"Los hijos nacidos de padres que han sido controlados por estas pasiones corruptas, no tienen fuerza de carácter".
¿Qué puede esperarse de tales niños, sino que se hundan en una escala moral aún más baja que la de sus padres? ¿Que puede esperarse de la siguiente generación? Miles carecen de principios y están transmitiendo a sus hijos sus propias miserables y corruptas pasiones. ¡Qué legado! Miles arrastran sus vidas sin principios, corrompiendo a los que se asocian con ellos y perpetuando esas bajas pasiones en sus hijos".

En la pág. 391, ella cita un caso real, en el cual los padres son los verdaderos culpables. Menciona cómo han sido esclavizados por sus propias pasiones y luego añade:

"Hay niños que nacen con inclinaciones animales muy desarrolladas, heredando la propia estampa del carácter de los padres. Los niños nacidos de esta clase de padres, casi invariablemente adoptarán en forma natural este hábito repugnante. Aquellos que por estar casados se sienten en libertad de degenerar sus cuerpos por una bestial indulgencia de las pasiones animales, verán este patrón de vida degenerada perpetuarse en sus hijos. Los pecados de los padres serán manifestados en sus hijos porque los padres han estampado en ellos sus propias propensidades a la lujuria".

Y ahora bien. En la respuesta dada en la refutación al libro de Ron numbers que preparó el White State, se dice que solo tenemos que esperar hasta obtener una mayor evidencia, y yo estoy esperando impacientemente por tal evidencia. Creo que tenemos algunas ideas convergentes que pueden darnos algunas respuestas y yo las voy a sugerir. Pero esto representa un problema para nuestros hermanos, específicamente en la Escuela de Medicina de Loma Linda, donde por lo general se les ha enseñado a los alumnos que la masturbación es una forma de conducta perfectamente normal y aceptable. Allá por el año de 1967, en la revista Los Aspectos Médicos de la Sexualidad Humana, y cito aquí al Dr. Harrison S. Evans, quien es el presidente del Departamento de Psiquiatría y decano de la Escuela de Medicina, dice:

"La masturbación no se considera como fuente de deterioro físico o mental para el niño".

Lo cual está, por supuesto, en directa contraposición con lo que acabo de leer.

"No tiene un efecto debilitador sobre el cuerpo o sobre la mente. No drena la energía vital del niño como algunos cuentos de viejas lo hacen parecer. La masturbación como una fase de la experiencia puede tener un efecto benéfico en el desarrollo emocional del niño, porque le ayuda a establecer la función de los órganos genitales como parte de las funciones generales del cuerpo, de tal manera que más tarde y en el tiempo apropiado puedan ser activados y usados en una relación heterosexual como parte del matrimonio normal. Opino que la reacción apropiada de Ud. como padre es aceptar esta conducta como esencialmente normal".

Estoy citando de esta revista, porque tiene amplia distribución entre los médicos y refleja así mismo, la opinión de nuestros médicos. La primera razón por la cual voy a tratar este tema es precisamente por el problema que representa en relación con las declaraciones de la Sra. Elena G. de White, y por las implicaciones que tiene en nuestras vidas. Esta ha sido ya una introducción muy larga, y aún no he terminado.

La segunda razón por la cual voy a presentar este tema, es, como dije antes, sobreponerme a mis preocupaciones tradicionalistas y un tanto anticuadas de presentar este tópico en público, pero lo hago porque esto es hoy, en muchos aspectos, parte de nuestra cultura.

Hace algunos años, con el nacimiento y proliferación de clínicas sexuales, hubo un intento por superar aquel bastión de la vieja cultura que vacilaba en su actitud con respecto al asunto de la masturbación. De hecho, desde hace varios años, en nuestra cultura se ha venido operando un cambio notable en la perspectiva moral con respecto a la propiedad o impropiedad de esta práctica. Y lo que principió sencillamente como un cambio de la perspectiva que ve la masturbación como pecado, a aquella que la considera aceptable y normal, toma un giro más específico, al enseñarse ahora en estas clínicas sexuales, que la masturbación es parte del normal funcionamiento sexual de la persona e incluso es fomentada su práctica. Más aún, la mayoría de los sexólogos piensan que la masturbación debería ser vigorosamente enseñada como una expresión normal y saludable de nuestra sexualidad.

Una de las más recientes bombas que sacudió la escena cultural es un libro muy interesante, aunque muy inquietante. Se titula "El Reporte Hite", escrito por Sherry Hite. Ella envió 100,000 cuestionarios para ser contestados solamente por mujeres en el que ella les hacía preguntas muy íntimas acerca de su sexualidad. Tres mil contestaron el cuestionario, un poco más de 3,000, como 3,019 lo hicieron, creo. Pero antes debo decir que considerándolo desde un punto meramente científico, el cuestionario en cuestión es una vil basura. Ella no entiende, según mi opinión, los principios que rigen en investigación para la toma de muestreo. Los cuestionarios fueron enviados a lectores de las revistas ¿We Magazine? y ¿Miz Magazine? y algunas de esas otras cosas. Las respuestas representan la opinión de un pequeño grupo muy prejuiciado en cierta dirección.

Más aún, debemos mantener en mente que la gente que respondió a este cuestionario tiene cierta propensión para hablar de su propia sexualidad, lo que no creo sea necesariamente representativo de lo que está sucediendo. Pero si usted lo piensa detenidamente, encontrará que una persona necesita tener cierto tipo de mecanismo de respuesta para desear ahondar en esta clase de discusión. Acabo de leer en el periódico de ayer que algunos "payasos" fueron falsamente en nombre de la investigación científica a algunos supermecados y otros lugares, donde abruptamente les pedían a las damas que les mostraran su ombligo. Algunas de ella lo hicieron. Fueron tomadas tan de sorpresa, que hubieran sido capaces, según sus testimonios posteriores, de contestar, mientras mostraban sus ombligos a estos individuos, cualquier pregunta íntima que ellos les hicieran y todavía lo hubieran hecho con veracidad.

Así que, supuestamente, si usted es capaz de enseñar su ombligo espontáneamente, en la confusión del momento, entonces también usted será capaz de decir la verdad. Bueno, yo de todos modos tengo algunas reservas en cuanto a las damas que expongan su ombligo ante la vista de un extraño!

Así que, tengo algunas preguntas muy serias con respecto al "Reporte Hite" considerando éste como pieza de literatura científica. Sin embargo, debo decir que las respuestas que se dieron, ya las he escuchado una y otra vez no solo en mi oficina; y debo decir que este asunto no pertenece solo a los problemas psicoclínicos, sino que aún muchos de los médicos y de nuestros ministros que han hablado conmigo han expresado las mismas preocupaciones. De hecho, ellos me han preguntado cómo trataría estos problemas, y particularmente con referencia a las declaraciones que la Sra. White hace en relación con este aspecto cultural.

La segunda razón por la que voy a tratar este tema no es solamente por los interrogantes que los escritos de la Sra. White han creado, sino también por lo que está sucediendo en nuestra sociedad y que, pienso, representa un severo ataque contra la integridad del individuo en el marco de referencia de la familia.

La tercera razón, es que yo siento que, en términos de los más importantes asuntos del gran conflicto, algo se está poniendo de relieve en este tema de la masturbación, que creo, es relevante también en otras áreas de nuestra vida. Así, esto viene a ser la ocasión, una ocasión extrema, aunque de alguna manera estadísticamente normal, para hacer resaltar algunos principios mayores en la gran controversia, que se aplican a todos nosotros.

Bien, después de esta verbosa introducción, quiero entrar de lleno al tema de la masturbación. De hecho, deseo formular todo un caso contra ésta, desde cuatro puntos de vista. Hablaré con relación a sus efectos psicológicos, sus efectos morales, sus consecuencias físicas y sus efectos espirituales. Mi tesis básica es: Existe en cada una de estas cuatro áreas una diferencia vital entre cualquier tipo de estimulación, cuando ésta es provocada por el amor y cuando responde a la autogratificación. Hay una diferencia muy distintiva. Y aun cuando no tenemos ningún estudio específico sobre masturbación que trate este asunto directamente, pienso que existen tantas líneas convergentes de evidencia, que yo voy a mantener esta tesis. Existe una diferencia en cada una de estas cuatro áreas: psicológica, moral, física y espiritual. Hay una diferencia en la misma estimulación, cuando se experimenta ésta en el contexto del amor, y cuando es el resultado de una autocomplacencia.

En primer lugar, permítanme decir unas palabras en relación con el aspecto psicológico. Ya he dicho antes en otros contextos y en diferentes ocasiones que todo lo que pensamos o hacemos, tendrá sus consecuencias. Esto puede quedar bien establecido con respecto aun de nuestra propia perspectiva de la realidad. Cada pensamiento que usted tiene, cada actividad que usted realice, tendrá un efecto sobre el siguiente pensamiento, la siguiente percepción y el siguiente sentimiento que usted experimente. Los individuos que principian a jactarse en forma inocente, pero que se jactan de algo que no es cierto, si persisten en esta actitud, toda su función psicológica comenzará a ponerse a tono con sus pensamientos, sus percepciones, y sus sentimientos se alinearán con aquello expresado.

Ahora bien, cuando usted se pone a pensar un poco, se da cuenta de que esto tiene tremendas complicaciones. Y por supuesto, aquellos que defenderían la masturbación, hablarían por una parte en contra de la violencia, por causa de su efecto condicionador y al mismo tiempo, y contradictoriamente, podrían justificar la pornografía. Pero usted no puede tener un juego diferente de leyes psicológicas. Por la contemplación somos transformados, según lo ha dicho apropiadamente la Sra. White. Y existe una evidencia muy amplia para respaldar tal declaración. Lo que nosotros vemos, lo que oimos, lo que pensamos, lo que expresamos, todo ello queda indeleblemente registrado en nuestro sistema nervioso. Y ninguna de estas consecuencias puede ser trivial. Puede tomar algún tiempo antes de que el impacto se experimente en el nivel consciente, pero de todos modos, déjeme decirle que cada pensamiento suyo, cada acto manifestado, retroalimenta toda su experiencia psicológica y acondiciona el siguiente pensamiento, la siguiente percepción y sensación. He dicho que, según mi opinión, ésta es una ley, aun cuando nunca he escuchado que se le haya precisado así. Usted puede llamarla la ley "Nies". Pero ciertamente yo no la he inventado, solo la he puesto en estas palabras: que nosotros vamos a sentir de la misma manera como consistentemente pensamos y actuamos.

Usted puede ver ahora que esto hace de las avenidas del alma algo muy vital. ?Qué lee usted? ?Qué escucha? ?A qué cosas queda expuesto dentro de su cultura? Porque todo esto tiene que ver en forma bien definida con nuestra percepción de la realidad. Y la gente que le ha dado expresión a la complacencia propia fuera del contexto del amor, tiene ciertos pensamientos asociados con ello. Las personas que se masturban no están pensando precisamente en los valores de la bolsa. Ellos están completamente inmersos, y tenemos varios estudios indicando las fantasías que acompañan dicha actividad. Sin embargo, ahora estamos tratando mayormente los efectos psicológicos. Pero hay una gran actividad del pensamiento y sensaciones que se producen durante ella.

Bien, lo que estoy diciendo es que cuando una persona llega al punto en que su marco de referencia oscila en términos de como se siente con respecto a algo, existe en realidad, así como puede verse en las formas más extremas de enfermedad mental, cuando las personas quedan dominadas por ilusiones y alucinaciones, viendo, escuchando y experimentando cosas que no existen, ni tienen correspondencia con el mundo de la objetividad.

Así que, independientemente de cualquier evidencia de lo contrario, tal sensación llega a ser la base central de su realidad y para tal persona eso es así y no de otra manera.

Y últimamente, así es como la mayoría de las personas juzgan, de todas maneras. Si esto me hace sentir bien, entonces así es como debe ser. Y digo esto de individuos que están involucrados en actividades pasadas en la realidad objetiva. Acuñé una expresión hace varios años basada en una pintura de Norman Rockwell, en la cual se ve a una señora dentro de una carnicería comprando una gallina. Mientras la gallina está siendo pesada, tanto el carnicero como la señora están mirando la báscula; pero mientras el cernicero está presionando con su dedo la escala hacia abajo, la señora tiene el suyo presionando la escala hacia arriba. Y eso me sugirió una expresión pintoresca, "La mayoría de las personas pesan la realidad con el dedo de la emoción puesto en la balanza". Ven las cosas, no como son en la realidad, sino que las ven en relación a como ellas se sienten. Y estos sentimientos cautivan eventualmente nuestros procesos mentales de tal manera que aun nuestro propio sentido de la ética se basa en la forma como uno se siente con respecto a las cosas. Pero esto parte de una ley psicológica básica en la que cada pensamiento, cada acción que usted manifieste va a tener una acción retroalimentadora sobre su sistema nervioso, afectando el siguiente pensamiento, percepción, y sensación, de modo que usted le pone color a su mundo mediante la gratificación propia. ?Y comienza a ver las cosas NO como son en la realidad, sino como usted es, como usted se siente!

Luego, el valor de las personas se mide en términos de ________. La realidad de una persona no se basa en cierta clase de valor, sino en como ella nos hace sentir. Entonces, las otras personas son vistas en términos de la clase de satisfacción que nos puedan proporcionar. Y yo digo que esto representa una distorsión psicológica de NO poca magnitud. La masturbación tiene una tremenda capacidad para distorsionar los propios sentimientos psicológicos, porque los pensamientos que están a la par con esta clase de actividad están relacionados estrictamente con una experiencia autística (donde la persona al ensimismarse, se enajena del mundo exterior) y yo digo que esta experiencia reviste un carácter completamente diferente si está relacionada con una experiencia amorosa. Pero siempre que el foco de atención se centre en nosotros mismos, en nuestras sensaciones, nuestros sentimientos y nuestra excitación, no es la sensación en sí lo que está mal, sino esta referencia de corto circuito que es por lo que yo estoy preocupado, pues entonces uno está tomando pasos hacia el deterioro de su propia objetividad psicológica. ¿De acuerdo?

La segunda preocupación tiene que ver con la implicación moral de este asunto. Lo que sucede cuando usted comienza a romper con la realidad, es que usted se enreda en una ética basada en sentimientos y sensaciones; en donde, si una cosa le hace sentir bien, entonces es correcta; pero si le hace sentir mal, entonces es incorrecta.

No podría decirle a cuántas personas he escuchado decir, para justificar lo que están haciendo: "Bueno, yo no me siento culpable por esto". Bien, ¿qué tiene que ver esto con la situación? La realidad no puede ser medida solamente en términos de lo que sentimos. No porque usted se siente bien con respecto a cierta situación o acción, se vuelve ésta correcta. De la misma manera, no porque usted se sienta mal con respecto a una situación, va a convertirse ésta en algo malo. Los sentimientos, en sí mismos, no son ni buenos ni malos. Nosotros no controlamos directamente nuestros sentimientos. Estos tienen la tendencia de ajustarse a la consistencia de nuestros pensamientos y conducta. Así que los sentimientos son básicamente amorales, excepto cuando éstos reflejan nuestra manera de pensar y actuar.

Pero el asunto es que cuando nosotros revestimos los sentimientos de una cualidad inmoral y edificamos una ética basada en nuestros sentimientos, ya usted puede saber lo que va a pasar. Esto significa que en lugar de personas que persiven objetivamente la realidad de lo bueno y de lo que es malo, basadas en su percepción de lo que significa haber sido hechos a imagen de Dios, estas personas se convierten para todo propósito práctico, en meros animales. Y de paso, esto es lo que dice la Sra. White cuando se refiere al aspecto animal dentro de la relación del matrimonio. Ella no está hablando simplemente del hecho de tener sentimientos, sino más bien, de personas que se relacionan entre ella, no en base al amor, sino en base a la seducción, o simplemente del hecho de usar a la otra persona para lograr sus propios fines.

Aquí tenemos el caso de hombres que sostendrán a sus esposas y llegarán al hogar siempre y cuando ellas estén dispuestas a satisfacer sus pasiones, y el de mujeres que seducirán a tales esposos; de hecho, ellas usan sus atractivos sexuales para obtener lo que quieren. Aquí, el criterio para lo que usted hace, está sencillamente basado en este tipo de sensaciones. A esto puede correctamente llamársele animalismo, debido a que no existe un real y profundo pensamiento moral de preocuparse por la otra persona, sino más bien, aquello que lo hace a usted sentirse bien.

Así es como hemos obtenido esta actual generación. Esta es la razón por la cual los productos farmacéuticos son tan populares. Y tal parece que esta clase de ética, esta ética moral en la cual "como Ud. se sienta" es el criterio hoy para determinar si un asunto está bien o mal, está realmente distorsionando nuestra cultura actual.

En el reporte Hite, Sherry Hite, mediante la recopilación de estos cuestionarios, está realmente mostrando en escencia _________las mujeres les dice, en efecto: "Los hombres son malísimos como amantes y las mujeres pueden lograr más satisfacción por sí mismas". Haga lo que quiera con los hombres, parece ser la implicación; pero si realmente desea gozar, usted no necesita un hombre.

Bueno, si tal es el caso, entonces toda la estructura del amor se desmorona. Y yo no pienso que Dios en ningún momento quiso que el placer emocional existiera aparte de la verdadera relación con otras personas. Debe haber siempre una referencia de comunicación y amor con la otra persona. Cuando el placer se dirige hacia uno mismo y cuando el más alto valor en la vida de una persona lo constituye aquello que sencillamente le hace sentir bien, entonces las personas no tienen valor en sí mismas, sino que simplemente son los medios para alcanzar otros fines.

Y esto, yo pienso, es la base más importante para la profunda despersonalización de los seres humanos: que una persona sea considerada no por su valor intrínseco, sino más bien por el valor que esta persona pueda tener para estimular a otros.

¿Qué pasa cuando usted se hace viejo? cuando su piel ya no tiene la tersura de los dieciocho años y usted se mira al espejo y dice: ¡Lo que ha hecho el tiempo! ¿Pierde Ud. entonces su valor como persona? Bueno, de acuerdo con este código de ética, así es, porque obviamente es la persona joven, el que tiene una piel joven y no una piel arrugada, aquel que acapara la atención del día. Y a medida que este criterio llega a ser parte integral de nuestra cultura, la gente no está siendo entrenada para amar. Esto ni siquiera es su preocupación. Y por supuesto, siempre es más difícil aprender a expresar nuestra sexualidad en el marco de una relación de amor. Hacer nuestra propia voluntad es siempre más fácil. Y por supuesto, la psicosis es siempre más fácil que el logro de un ajuste normal, porque usted puede tener su propio_______________y puede ver y experimentar lo que realmente quiere, desligado completamente del resto del mundo.

Es siempre más difícil ser una persona sociable, que se preocupa por las demás personas. Algunas veces se puede ver confrontando aun con el dilema de que, en cierto momento___en un momento decisivo muy particular____ ser una persona amante que se preocupa por los demás no le hace a usted sentirse bien. Entonces, ?cuál es su elección, qué actitud obtiene prioridad? Yo pienso que el reporte Hite realmente enfatiza un aspecto de nuestra cultura donde las personas NO cuentan; lo que cuenta es el placer, los goces pasajeros.

Ahora, pasemos a los efectos físicos de este tipo de actividad. Bíblicamente se nos ha dicho que según lo que el hombre piensa para sí, tal es él, así es su calidad de persona. Hace varios años, este pensamiento me dejó muy impresionado mientras realizaba una serie de estudios sobre hipnosis. Yo tengo cierta preocupación con respecto al uso de la hipnosis, y con esto no la estoy justificando en ninguna manera, pero tal estado me sirve para ilustrar un punto que se hizo claro en mi mente en ese tiempo, ejemplificando el principio de que usted es lo que piensa de sí mismo, aun en el sentido físico.

Ya me he referido a este estudio anteriormente, en el cual, a una persona sumergida en un profundo trance hipnótico, se le dijo que se le iba a tocar su piel con un fierro caliente. En realidad el fierro estaba frío. La persona que estába bajo el trance hipnótico observaba lo que el experimentador hacía; estaba sentada en una silla y se le había dicho que podría resistir la prueba, de otra manera, el experimentador hubiera recibido un fuerte golpe al mentón. Entonces, una de sus piernas fue tocada con el fierro frío e inmediatamente dejó escapar un tremendo grito. Al instante, el área de la pierna tocada con el metal frío fue vendada y la persona colocada bajo una estricta vigilancia, por media hora, a fin de asegurarse de que nadie alterara en alguna forma el experimento. Y por supuesto, la pierna estaba muy bien vendada y sellada. Después de media hora se removieron los vendajes y pudo observarse que la pierna de esta persona hipnotizada, tenía una ampolla.

Al tomar en serio toda una lista de estudios realizados no solo en el campo de la hipnosis, sino aun en el de la medicina psicosomática, es bastante claro el concepto hoy día de que la clase de pensamiento que tengamos, ejercerá una influencia directa sobre nuestras reacciones corporales. Creo que usted está muy consciente de ello. El corazón alegre es una buena medicina; por otro lado, si usted se sienta a comer y tiene una gran preocupación, usted puede darse cuenta rápidamente de los efectos de estos pensamientos negativos. Así que, podemos decir con cierto grado de validez, que la persona es según lo que piensa.

Ahora bien, ¿Qué es lo que pasa durante la masturbación? Sabemos que cada pensamiento que tenemos, cada sentimiento que experimentamos, cualquier cosa que entre al cerebro, o se experimente en el sistema, recibirá la acción mediadora de las propiedades eléctricas de nuestro sistema nervioso. Déjeme citar una declaración hecha en el contexto del problema de la masturbación. Está en el segundo tomo de los Testimonios para la Iglesia, pág. 317.

"Algunos que ostensiblemente profesan el cristianismo no comprenden el pecado del abuso propio y sus resultados inevitables. Un hábito inveterado ha cegado su entendimiento. No se dan cuenta del carácter excesivamente pecaminoso de este pecado degradante que enerva y destruye su fuerza nerviosa y cerebral. Los principios morales se debilitan excesivamente cuando están en conflicto con un hábito inveterado. Los solemnes mensajes del cielo no pueden impresionar con fuerza el corazón que no está fortificado contra la práctica de este vicio degradante. Los nervios sensibles del cerebro han perdido su tonacidad por la excitación mórvida destinada a satisfacer un deseo antinatural de complacencia sensual. Los nervios del cerebro que relacionan todo el organismo entre sí son el único medio por el cual el cielo puede comunicarse con el hombre, y afectan su vida más íntima. Cualquier cosa que perturba la circulación de las corrientes eléctricas del sistema nervioso, disminuye la fuerza de las potencias vitales, y como resultado se atenúa la sensibilidad de la mente. En consideración de estos hehos, cuán importante es que los ministros y la gente que profesan piedad se conserven sin mancha de este vicio degradante" Joyas de los Testimonios, Vol. 1 pág. 154.

Este es, según yo creo, una declaración muy significativa. De hecho, yo estoy asegurando que hay una enorme diferencia en el ámbito de nuestro ser físico, entre pensamientos que han sido incitados por el amor, que representan una extroversión, que se establecen en términos de un amor ético y en términos también del valor de las personas, en contraposición con aquellos que se centran en sí mismos, que se vuelvan dentro de sí y realmente vienen a ser el fundamento o base de todos los disturbios mentales y emocionales. El egocentrismo toma el control de todo nuestro ser y como consecuencia se cosechan toda clase de desórdenes mentales y emocionales. De manera que si estoy preocupado acerca de mi persona, por supuesto que también estaré preocupado con lo que Ud. hará con respecto a mí. Teniendo que preocuparme de mí mismo. Que me haga algunas preguntas tales como: ¿fue esta la mejor cosa que pude haber hecho?" y preocuparme por lo que me sucederá; puedo deprimirme, puedo ponerme ansioso si no estoy seguro de que estoy haciendo las cosas bien. Puedo sentirme culpable. Quiero decir con esto, que todos los desórdenes emocionales básicos que yo estoy preparado para explicar, giran alrededor de un solo centro; el egocentrismo.

Muy bien, si tal es el caso, entonces estoy diciendo que las propiedades eléctricas de nuestro sistema nervioso hacen posible este efecto en nuestro cuerpo y que aquello que es hecho sobre la base del amor, viene a representar una ayuda y un beneficio. La Sra. White habla de las relaciones sagradas en las intimidades maritales. Aquellos que toma, como pienso que lo hizo Ron numbers, algunas de sus declaraciones acerca del sexo fuera de contexto, la hacen parecer como si ella estuviera en contra del sexo; pero nunca lo estuvo. Existe evidencia de un número de situaciones en las cuales ella trató este asunto, en las cuales, según mi juicio, ella mantuvo un concepto muy saludable con respecto a la sexualidad humana. Ella habla acerca del sexo fuera de contexto, la hacen parecer como si ella estuviera en contra del sexo; pero nunca lo estuvo. Existe evidencia de un número de situaciones en las cuales ella trató este asunto, en las cuales, según mi juicio, ella mantuvo un concepto muy saludable con respecto a la sexualidad humana. Habla acerca de los efectos beneficiosos de los lazos sagrados y las sagradas expresiones. También fue bastante clara al afirmar que la más alta expresión de nuestra sexualidad no era simplemente con el propósito de procrear hijos. Lo anterior puede ser documentado fácilmente.

Así que ella toca aspectos muy positivos al respecto, pero siempre enfatizando que debe ser hecho en el contexto del amor. En el acto de la masturbación, se efectuará un corto circuito de todo este proceso. Ahora, si esto representa una forma muy intensa de egocentrismo, y yo creo que lo es, y si este acto tiende a capturar los procesos del pensamiento; y de hecho, tiende a reducir a los hombres, a succionarlos como lo hace una aspiradora, de tal manera que las personas lleguen a estar demasiado centradas en sí mismas en lo referente a sus sensaciones, sus sentimientos, y pensamientos; entonces, ?Qué pasa con su bienestar físico? Tales personas, yo pienso, quedan atrapadas, dominadas por sus propias sensaciones. Y yo pienso que cuando usted pone a trabajar un sistema que está eléctricamente mediando en el sistema y en el cual la persona está demasiado centrada en sí misma, se producen no solamente distorsiones psicológicas, sino que usted realmente sufre un colapso en su bienestar físico y la persona llega a ser más fácilmente presa de la enfermedad. Yo no pienso que la Sra. White está diciendo que esto es la enfermedad, sino que esto sencillamente propicia una situación en la cual nuestras resistencias quedan destruidas, tanto en el campo psicológico como en el físico. Y, dicho sea de paso, la Sra. White está hablando acerca de situaciones extremas. Las declaraciones proféticas siempre requieren el estudio general de el mensaje determinador de los profetas. Usted puede ver que ellos usan ejemplos que ilustran principios más abarcantes.

Me ha tocado ver en algunos hospitales mentales personas que se involucran en este tipo de actividad y que realmente tipifican todas las distorsiones que ella describe. Esto representa el resultado final. Y ella reconoce que hay grados de intensidad en dicha actividad, pero está describiendo los caos extremos, las últimas consecuencias de lo que podría ocurrir. Pienso que aun cuando no tengamos estudios directos sobre la masturbación, las evidencias que ya tenemos convergen con tales conclusiones; a saber, que los pensamientos demasiado centrados en la persona, pensamientos de preocupación en los cuales los individuos viven sencillamente para sus propias sensaciones, y de acuerdo al grado en que ellos lo permitan, harán que tal persona experimente como consecuencia un gran colapso, no solo de su ser psicológico y su ser moral, sino también de su ser físico, quedando así menos resistente a las enfermedades.

Así que yo pienso que lo que ella expresa tiene validez. Pero esto no es el fin de la historia. Y por supuesto, usted puede notar las implicaciones que esto tiene en la salud. De hecho, la Sra. White asocia la masturbación con muchas otras actividades tales como dieta, nuestro material de lectura o la clase de diversión que escogemos. La Sra. White no aisla la masturbación para considerarla como una entidad en sí misma. Siempre se refiere a ella como parte de la red de un enorme contexto de sensualismo. Y pienso que usted puede observar sus evidentes consecuencias para la salud.

El último punto que deseo tratar en este argumento contra la masturbación, es el espiritual. Y esto, por supuesto, queda fuera de toda discusión, al menos entre médicos, fisiologistas, psicólogos y psiquiatras. ?Qué está pasando detrás del telón? Reconocemos el hecho de que no estamos luchando simplemente con carne y sangre -hay ciertas debilidades humanas, hábitos ya formados, detalles físicos que siguen su curso, etc. Este es el plano horizontal en el cual vivimos- Pero existe también la demensión vertical. Nosotros no luchamos solo contra carne y sangre, sino contra poderes y principados y maldades espirituales en las altas esferas de la vida.

Si nosotros nos damos cuenta de que hay una batalla para conquistar la mente en medio de esta controversia, comprendemos que la manera como vivimos tiene mucho que ver con el efecto que tienen en nuestro sistema las fuerzas espirituales, ya sea que vayamos a ser influenciados por lo satánico o por lo divino. La misma escencia de la posesión demoníaca; visto desde un punto de vista psicológico, es esta. Cuando llegamos al punto cuando solamente respondemos al estímulo emocional, Satanás nos tiene de su parte. Para todo propósito práctico, estamos bajo posesión demoníaca.

La Sra. Elena G. de White habla acerca de aquellos que estan temporalmente bajo la influencia del alcohol, como estando también temporalmente bajo la influencia de un demonio. ?Por qué es esto así? Se debe a que las personas llegan a ser muy sugestionables. Lo mismo sucede cuando una persona está bajo un trance hipnótico. La persona rinde su capacidad de libertad y elección y se covierte en simple receptor, en vez de actor. Se actúa sobre nosotros en vez de que nosotros actuemos sobre los demás. Y pienso que el aspecto de la libertad es muy importante en este sentido. Cuando una persona hace solamente aquello que le gusta hacer, cuando al levantarse cada mañana hace solamente lo que le indica su estado de ánimo, puede decirse que esta persona ha perdido su libertad.

Por supuesto, aquí es donde Satanás toma la ventaja sobre estos individuos que han disipado sus energías y que solo viven para la sensualidad del momento. No solamente se encuentra su sistema en condiciones más accesibles a su poder, así como lo está también para el de otras personas; y, dicho sea de paso, yo no creo que lo que se entiende por "posesión demoníaca" siga la ley o patrón diferente a la "posesión familiar", que yo llamaría "posesión apasionada".

Los individuos pueden perder su libertad en relación con las otras personas. No pueden pensar por sí mismos. Están temerosos de lo que la gente piense y se sienten culpables si no pueden conocer la opinión de otros; o bien, se asustan mucho si creen que alguien no los quiere. Y todas estas clases de temor, la culpa que viene asociada con ello y la ansiedad que se asocia con el sentimiento de sentirse socialmente relegado, ha empujado a mucha gente a renunciar a su libertad...Llegan a ser muy sugestionables y fácilmente influenciables.

individuos que han sido disolutos por algún tiempo, son más susceptibles bajo el estímulo emocional que otros individuos. Individuos que han vivido inmersos en la disipación por mucho tiempo son más susceptibles de ser hipnotizados en contra de su voluntad. Eso de que usted no puede ser hipnotizado sin su consentimiento, no tiene ningún sentido. Hay individuos que al observar un acto de inducción hipnótica quedan hipnotizados ellos mismos. Y esta es una de las razones por la cual la Comisión Federal de Comercio e Intercambio no permite que la inducción hipnótica sea observada por televisión. Usted puede observar a una persona después de haber sido hipnotizada. Yo la he observado en una demostración en la universidad californiana de los Angeles, (U. CL. A), en donde como parte de nuestro trabajo de clase, se trajo a un hipnotizador en un intento de hipnotizar a todo el mundo. Experimenté una sensación muy rara al ver a uno por uno ir cayendo hipnotizados y yo sentado en medio de ellos pellizcándome los dedos y diciendo: "Estás loco, amigo, a mí no vas a hipnotizarme", y no lo hizo. Pero mucha gente comenzó a ser absorvida dentro de ese clima emocional y las sugestiones involucradas; por supuesto, algunos fueron hipnotizados más rápidamente que otros.

Bien, yo creo que hay aquí tremendas implicaciones en términos del mundo espiritual, y más aún en términos de la gran controversia. Cuando un individuo está viviendo de acuerdo con los principios del gobierno satánico, es mediante el egoísmo, mediante su satisfacción propia, que Satán puede tener mayor acceso a él. Hay muchas ocasiones cuando Dios tiene que ponerse a un lado y dejarlo solo. Y Satán tiene entonces acceso a esta persona. La Sra. White describe que si pudiera descorrerse el velo, podríamos ver la lucha, la gran controversia que se lleva a cabo sobre toda alma.

Quedaríamos tan impresionados con la realidad de esta batalla por la mente, que estaríamos muy asustados de permanecer un solo momento fuera de la protección divina. Y yo pienso que no se le ha dado suficiente importancia a este estilo de vida; a saber, viviendo para satisfacer los sentidos, viviendo para la gratificación propia, para la influencia de lo demoníaco, en vez de ser influenciados por lo divino. Dios no puede trabajar a través del organismo de una persona en forma efectiva cuando esa persona está centrada en sí misma. ?Qué es lo que puede hacer Dios? Decir, tú puedes seguir siendo egoísta y yo voy a bendecirte. Tú puedes vivir en forma egocéntrica y ser feliz para siempre ¡NO! Nuestros pecados nos separan de Dios.

Pero no es solamente la separación de Dios, también quedamos expuestos a lo satánico. Ahora usted comienza a comprender mejor que antes, yo creo, lo que implican las enfermedades. Y yo no creo que lo que la Sra. White dice sea tan raro, después de todo cuando vemos este problema a la luz de un contexto más amplio. Ud. ve, la misma naturaleza de la controversia nos indica que será muy difícil someter este estudio a cierto tipo de análisis científico. Pero yo pienso que tenemos líneas convergentes de evidencia para darnos cuenta de que, si nosotros aceptamos este amplio contexto de verdad, podremos comenzar a ver los movimientos de la batalla, la batalla por la mente, mientras se llevan a cabo.

Se nos dice que el último engaño que impondrá sobre el mundo es el engaño de nuestros sentidos. ?Por qué? porque es aquí donde las personas pierden su libertad. Cuando las personas solo pueden responder a los estímulos de los sentidos, entonces solo reaccionarán de acuerdo a como se sienten, mientras su pensamiento y sus percepciones están completamente gobernadas por sus caprichos. Han perdido su sentido de la realidad y han perdido su libertad. Son meros receptores. Ya no pueden ser creadores y cualquier cosa que llega a su sistema nervioso los vuelve impotentes, un impulso más fuerte que su voluntad los domina. Ellos no tienen problemas, los problemas los tienen dominados a ellos.

Pienso que esto ejemplifica lo que se nos describe en Rom. 1:18-32. Usted debe leer ese pasaje. Habla de una experiencia muy seria, en la cual los individuos están desprovistos de todo afecto natural y todo se vuelca hacia dentro del ser. Yo estoy listo para defender la posición de que la Sra. White habló muy sabiamente y bajo la inspiración divina.

Me doy cuenta, además, de que es muy difícil sostener esta posición fuera de este amplio contexto espiritual. Y muchos de los que están a favor de la legitimidad de la masturbación, tienen por supuesto también una ética y una percepción del mundo muy diferente de la mía. Yo lo reconozco, pero también estoy listo para mantenerme en mi propia y particular posición de que estamos involucrados en un mundo mucho más amplio y yo quiero observar, lo mejor que pueda, los asuntos que toman lugar en la gran controversia.

Por lo tanto, ¿Que diremos acerca de los tres problemas que he mencionado en términos del tratamiento que la Sra. White da a la masturbación? Número uno. Dije que contrasta con la intimidad heterosexual como conducente a una deteriorización mental, moral y física. Yo creo que eso es verdad, no es la estimulación en sí misma lo que está mal, sino lo que está sucediéndose en la persona cuando ésta se centra en sí misma.

Ahora bien, mientras nuestra sexualidad se mantenga en el contexto del amor hacia otras personas, nunca saldrá de sus límites. Aquellos individuos que se vuelven biliosos e irritables si la otra persona no se somete a su propia y particular forma de sexualidad, en realidad no están amando a esta persona, sino que sencillamente la están haciendo accesible a su gratificación propia. Y creo que cuando usted desarrolla un sistema tal, en el que está más preocupado por sus propios sentimientos que lo que está por amar realmente a la otra persona en términos de lo citado anteriormente, estimo que usted está operando dentro de todo un sistema que va a resultar en la peor deteriorización de su persona, tanto en el aspecto físico como en el mental y espritual.

En segundo lugar, cuando se rompen las finas sensibilidades de nuestro sistema nervioso, de nuestra función orgánica - añádase a esto el conocimiento de que Satanás es, en gran manera, el autor de la enfermedad y cuando usted toma en consideración tales declaraciones como: "Nueve décimas de las enfermedades existentes tienen su origen en la mente"; entonces, no será muy difícil ver en términos de la mediación eléctrica de nuestro sistema nervioso, cómo la enfermedad llega a ser el resultado natural para aquellos individuos que han hecho de su propia gratificación el centro de su ser. Yo pienso que la enfermedad viene como resultado natural de todo esto.

Y, por supuesto, a través de los estudios que poseemos hoy en relación con la herencia, sabemos que ciertas características pueden ser desarrolladas en los animales como resultado de ciertos tipos específicos de cruzamiento, al punto de poder desarrollar ratas "inteligentes" en comparación con ratas "tontas" mediante la manipulación hereditaria. Aquellos que están en el negocio de las carreras de caballos saben que hay ciertos rasgos que pueden ser desarrollados e implantados en los caballos a través de métodos de procreación selectiva. Pues bien, las mismas leyes hereditarias operan a través de ciertas composiciones químicas de los genes, el RNA y el DNA. Pienso que esas predisposiciones pueden ser heredadas. Y creo que la evidencia está siendo muy evidente ahora en ese respecto.

Así que voy a defender mi posición, aún cuando les parezca que está fuera de foco a aquellos que son reaccionarios y que quieren defender la masturbación como un aspecto normal de nuestra sexualidad. Yo diría, incluso, si es que usted está listo para aceptar la evidencia más amplia, que tenemos una buena base para ver tal predisposición como algo que se hereda y transmite de generación en generación y que está conduciendo incluso a la degeneración de la raza.

Pienso que aquí tenemos, o a lo menos he sugerido, los puntos de argumentación que pueden considerarse desde el punto de vista psicológico, moral, físico y espiritual.

Permítanme ahora hacer algunas declaraciones más bien entre paréntesis -tal vez no tanto entre paréntesis- acerca de mi preocupación al respecto. Yo supongo que la mayoría de los niños que están en edad de crecimiento, en alguna ocasión van a querer explorar su propio cuerpo y van a encontrar que ciertas sensaciones son más agradables que otras; y ciertamente, nadie está diciendo lo contrario. Yo puedo mostrarle que la Sra. White tampoco negaba que algunas personas se pusieran histéricos con respecto a esta situación. Ella habla de no sobresaltarnos ni actuar emotivamente ante ello. Ella nos habla de esta preocupación y creo que el énfasis debería colocarse no tanto en el aspecto negativo del asunto, como el de algo malo y sucio, sino en el hecho de que las personas están engañándose a sí mismas, privándose del entrenamiento que deberáin estar obteniendo al aprender a amar y a ser verdaderamente hijos de Dios

Discutir la manera correcta de enfrentar esta situación nos llevaría a un nuevo estudio, y no estamos tratando este punto ahora. Yo simplemente quise discutir este problema en términos de sus implicaciones éticas. Las personas que tienen que hacer frente a estos patrones pueden recibir ayuda. Sin embargo, yo he encontrado al tratar con esta clase de problemas, que existen muchas, muchas ocasiones, en las que a menos que una persona esté honestamente abierta a las influencias espirituales, no va a tener suficiente fuerza para enfrentar este tipo de problemas y mucho menos la motivación para tratar con ellos.

Ahora, si usted piensa que ser cristiano significa ser una persona inhibida, sin ninguna alegría, que va por allí todo tieso, que pasa la mayor parte de su vida tomando baños de agua helada; entonces mi argumento le parecerá absurdo. Pero yo estoy listo a defender los grandes goces de la vida cristiana y pienso que aquellos que han tenido la oportunidad de conocer un poco de lo que significa la vida vivida en Dios, estarán dispuestos a declarar que usted no necesita ir por la vida completamente inhibido. Existen muchísimas alternativas en el universo de Dios, y como lo he declarado antes, el amor y la simpatía que Dios ha implantado en nuestras almas encontrarán finalmente la oportunidad para su verdadero y agradable ejercicio. Así que nadie perderá nada por seguir en el camino de Dios.

Yo no estoy sugiriendo un trato de severa rigidez en el tratamiento de este asunto, ni tampoco estoy definiendo la masturbación simplemente en términos de la sensación que produce. Piénselo un momento; habrá alguna situación por ejemplo, cuando un individuo necesita proporcionar una muestra de semen, después de que se le ha practicado la vasectomía. El doctor le pide esa muestra y ¿qué supone Ud. que esta persona puede hacer? ¿orar? ¿cómo podría él obtener esta muestra?

Ahora bien, aunque habrá algunos que digan que usted no puede legítimamente hacer esto, yo pienso que no es algo hecho en el contexto del egoísmo. Sin embargo, muchos argüirán: "Pero vea, esto incluye tanto de lo involucrado en una intimidad sexual, que realmente viene a representar el mismo tipo de reflejo psicológico". Es cierto, pero yo digo que la diferencia no radica en la práctica en sí, sino en el contexto en que se desarrolla. Pienso que si usted aleja cualquier sensación del contexto del amor, queda puesta una base para la deteriorización de todas esas cosas que Dios designó en favor de la dignidad de los seres humanos.

Por lo tanto, mi tesis básica es la siguiente: No estoy tratando de marcar círculos alrededor de ciertos actos específicos. Estoy diciendo que cada acto debe ser evaluado en términos de este amplio principio ético. Está animado por... y es una expresión de amor, o es simplemente algo en beneficio de nuestra gratificación propia. La gratificación propia es sinónimo de destrucción.

Así que yo no creo que debemos ser reticentes en mantener esta particular posición, la que realmente, en mi opinión, conduce hacia la dignidad y el valor de las personas. Pienso que aquellos que se pronuncian en favor de la masturbación como el modus operandi de nuestra sexualidad, están realmente subestimando a las personas, despersonalizándolas.

Dije anteriormente que mi punto de vista es el punto de vista de la minoría. Pero he tratado de sugerir algunas líneas de pensamiento que nos ayudarían a confrontar algunas de esas declaraciones que tanto nos molestan. Pienso que aquellos que han estado esperando alguna evidencia específica, posiblemente tendrán una larga espera. Pero pienso que si nosotros consideramos las evidencias auxiliares o secundarias del hecho y hacemos una sínteis inteligente, podemos reunir algunos razonamientos suficientemente buenos y útiles en el tratamiento de este problema.

Ahora, y solo por pocos minutos, les daré la oportunidad de hacer algunas preguntas. No he dejado mucho tiempo para esto a propósito, por dos razones. Una es que no sé cuantas preguntas tendrán ustedes sobre este tema, y en segundo lugar; soy una persona cortada a la antigua, y éste no es el más fácil de los temas para mí. Pero siendo que el problema ha alcanzado ciertas proporciones en muchas personas, muy frecuentemente los ministros me consultan acerca de cómo atender este problema, así que no es algo solamente característico de la práctica médica. Pienso que es un poco más universal que ésto. Así que, si usted tiene alguna pregunta, tomaremos unos minutos para contestarlas.

Interrogador:

Las responsabilidades de una semana de oración en nuestros colegios y escuelas secundarias, donde inevitablemente se levanta la pregunta durante el período de consejería personal, especialmente con los muchachos, y existen muchas situaciones difíciles al tratar de ayudar a estos jóvenes, particularmente con el sentimiento de culpa y aún ciertas experiencias ocasionales dentro de esta línea, etc. Esta es solamente una de las áreas. Creo que usted comenzó - se acercó mucho a la respuesta, pero no lo hizo exacatamente, este fue en la última parte de su plática.

Dr. Nies:

Sí y no lo voy a hacer.

Interrogador:

¿Cómo?

Dr. Nies:

Permítame decir esto...

Interrogador:

Yo tengo aún un par de otras preguntas para hacerle.

Dr. Nies:

Bueno, yo estaría dispuesto a conversar con un grupo, que estuviera realmente interesado y no solamente curioso, y hablar en serio. Podríamos invertir algún tiempo...No me gusta hacerlo en este tipo de reunión pues no creo que es el lugar para eso. Yo he intentado darle atención especial a este tema en el marco del problema de educación sexual. Estaría muy contento de discutir este tema con aquellas personas que están dispuestas a tratarlo responsablemente y hablar de cómo manejar estos problemas. Existen muchas situaciones muy difíciles que parecen quedar fuera de la periferia de las cosas que ha hablado, que realmente no lo están, pero suenan como si lo estuvieran. Estaré dispuesto a tratar de ellas. Sin embargo, ahora estoy tratando solamente de proporcionar algunos lineamientos generales. Yo no estoy tratando de satisfacer su curiosidad acerca de todas las anormalidades que pueden ocurrir. Me gustaría tratar esos temas en una situación diferente. Si hay algunos de ustedes a los cuales les gustaría tratar estos asuntos, yo estoy listo para hacaerlo.

Interrogador:

Estoy seguro de que hay algunos. Tengo una pregunta de carácter general. En su opinión ¿Trata la Biblia de este asunto? Algunos de nosotros que pensamos que hemos estudiado la Biblia, encontramos que habla de muchos pecados sexuales específicos, entrando en detalles aun indecibles en el Antiguo Testamento - particularmente definiendo el pecado sexual, el incesto, y aún relaciones sexuales con animales, etcétera,- condenando todos ellos y sin embargo, no hay aparentemente ninguna mención a la masturbación desde el principio hasta el fin.

Dr. Nies:

Es cierto. No se trata el asunto directamente. Y aquellos de ustedes que están buscando textos bíblicos de prueba para establecer alguna posición, van a quedar chasqueados.

Interrogador:

En su opinión, ¿Hay alguna alusión al problema?

Dr. Nies:

Yo estoy pensando en la tendencia general de las Escrituras. Sin este contexto no es posible entender este asunto de enormes implicaciones éticas. No es realmente posible resolver problemas bombardeando a la gente con textos claves.

Interrogador:

No es mi deseo hacerlo.

Dr. Nies:

Muy bien, no creo que Ud. pueda decir: Aquí está un texto que dice: No te masturbarás. No conozco ningún texto así. Al tratar de la masturbación estoy simplemente abordando un problema de naturaleza ética. Aquellos individuos que son muy rígidos y requieren de una declaración contundente que pueda usarse como autoridad, no están realmente equipados para manejar problemas; éticos. Sencillamente no tenemos un texto así en la Escritura.

 

Interrogador:

Me pregunto por qué piensa Ud. que la Biblia no trata este asunto dentro del amplio contexto en el que trata otros pecados de naturaleza sexual.

Dr. Nies:

Bueno, yo puedo hacer una lista de toda clase de asuntos de los cuales no trata la Biblia. La Biblia no fue dada para cubrir todas las situaciones que pudieran presentarse en cuestiones de pecado. Ud. Ve, hay solo un pecado básico. Y con ese trata la Biblia. Entonces proporciona ejemplos numerosos de personas en diferentes generaciones que han pecado. Pero, Ud. sabe cuántos pecados existen. Son incontables las diferentes clases de pecado en que se puede incurrir. El egocentrismo puede manifestarse en cincuenta billones de maneras. Bueno, lo que quiero decir, es ?Qué es lo que vamos a obtener? Podríamos llenar este auditorio con detalles específicos. Y no creo que Dios quiere que tengamos una norma de la cual se derive una declaración específica para cada detalle. No podemos hacer eso. Yo creo que Dios quiere que entendamos los principios básicos y ser hábiles en aplicarlos.

Interrogador:

... Pero el hombre sí lo hace.

Dr. Nies:

Bueno, creo que Ud. tiene muy buenos razonamientos. Déjeme darle una breve oportunidad a alguien más que desea hacer otra pregunta

¿Hay alguna otra pregunta?

Muy bien, ya nos hemos sobrepasado tres minutos del tiempo indicado, así que reunan un grupo y seguiremos discutiendo este asunto.

Pongámonos de pie para orar.

Nota: Esta es una traducción al español de la transcripción hecha en inglés a partir de la grabación al vivo de esta conferencia. Las posibles lagunas mentales y alguna posible falta de perfecta hilación de ideas obedece a las circunstancias que envuelven siempre a la expresión oral espontánea. El traductor ha querido conservar hasta donde es posible la fidelidad al texto original sin afectar la comprensión de su contenido. El lector notará también algunos espacios en blanco que hemos respetado tal y como aparecen en el original.

 

 

[Acerca de Nosotros] [Teología] [Profecías] [ Apología] [Historia IASD] [Centro de investigación] [Iglesias adventistas hispanas en la Red] [Centro White][Centro de Noticias MPM][Itinerario][Foto-Album  Familia Martínez][Conozca a Marissa][Conozca al Dr. Martínez][La Leche y sus derivados][Escríbenos]

Usted es el VisitanteFastCounter by LinkExchange

Este sitio se suscribe los principios del código HON de la Fundación Health On the Net

AVISO LEGAL: Esta Web ha sido desarrollada como una potente herramienta de consulta y ayuda para el conocimiento y alivio de todas las enfermedades físicas, mentales y espirituales. En ningún caso debe considerarse sustituto de ningún tratamiento prescrito por su médico.